jueves, 7 de marzo de 2013

La inteligencia de la flores.

 





Estar junto a la naturaleza nos da la enseñanza diaria, de que cada día es distinto y nos debemos de adaptar a un cambio. 


Lo salvaje de estar en lugares naturales, nos conecta con los ciclos de las estaciones, los matices de colores, la brisa suave de una mañana o el viento fuerte de una sudestada que vuela tu cabeza, como una capelina sin rumbo.   

La naturaleza no es confortable, es móvil e inquieta ,como la misma vida. Se deja observar, contemplar, pero sin embargo cuando la contemplas, te das cuenta que has sido trasnsformado por ella.








Si  te acercas a una flor, verás como se abre con el sol, como se arruga sin agua y vuela con el viento hasta quedar sin fuerzas y morir. Todo en su solo día ,en el que tanta belleza dio al fin.


Gracias  a  Paco, mi maestro de las flores ,que me da día  a día una lección de belleza y contemplación.









Para leer La inteligencia de las Flores de Maetherlinck.http://www.elementos.buap.mx/num27-28/pdf/17.pdf