jueves, 5 de abril de 2012

Conocer el mundo a través de los sentidos espirituales.


Muchas veces, he caminado , dudando de mis propios pasos.

La vida, me ha señalado rumbos , que tuve que transitar , para equivocarme y aprender , para volver a pisar nuevamente ,el sendero de mi propia humanidad, imperfecta, atribulada y escéptica.

Entendí por experiencia , que el bien y el mal existen, pero su naturaleza intrínseca , no se nos muestra, hasta que hayamos probado de sus frutos. Como en aquel paraíso original, en que el primer hombre y la primer mujer , gozaban de la unidad indivisa ,de todo lo creado. En esa unidad sólo había sabiduría, contemplación de la belleza y en aquel estado de gozosa gracia , eramos Uno ,con la Inteligencia y el Amor divinos.


Pero nuestra curiosidad, nuestra soberbia, de vana omnipotencia, nos llevó a probar de los frutos del bien y del mal, para descubrir que en la libertad humana , podemos recrear el mundo , conociéndolo otra vez, a través de los sentidos humanos.


Hoy intento conocer el mundo a través de Dios , a través del entendimiento profundo de su amor , de su entrega , en la inmanencia de su Espíritu, que anima cada hoja de otoño, cada pétalo de rosa, cada molécula de tierra, cada rostro humano, anhelante de sentido trascendente.


Prefiero entender, que el paraíso está aquí, detrás de la tormenta, que tememos, pero que sin embargo ,baña y purifica nuestras heridas abiertas y sedientas de sanación.

Hoy cuando desperté, me alegré desde el corazón y abrí la puerta de mi patio, para contemplar el cielo y darme cuenta, que había un sol hermoso brillando por mí, por ti , por todos y cada uno de los seres , que habitan la tierra.

Y entendí ,que a mi pequeño paraíso , había llegado esta claridad , para quedarse, allí para siempre.

Felices Pascuas para todos!

Adriana Paoletta