martes, 2 de agosto de 2011

Cuidadores de personas abrumados: prueban con la Meditación para reducir el estrés.



HONOLULU – personas que cuidan a domicilio de los familiares enfermos o ancianos se encuentran bajo una enorme tensión física y mental, pero el yoga y la meditación diaria puede constituir una estrategia simple y efectiva para mantener la salud, según un estudio presentado esta semana en la reunión anual de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Los investigadores de UCLA , Helen Lavretsky y Michael Irwin, llevaron a cabo un estudio de ocho semanas de duración sobre los efectos del ejercicio de la meditación en 49 personas que cuidan en el hogar a un ser querido con demencia. Alrededor de la mitad de los cuidadores escucharon cintas de relajación durante 20 minutos al día durante ocho semanas, mientras que otros cuidadores practicaron Yoga Kirtan Kirya, un ejercicio de meditación. Autores del estudio, llevaron a cabo pruebas sobre la salud mental y cognitiva de los participantes e hicieron exploraciones del cerebro que miden la longitud del telómero. Los telómeros son los extremos de los cromosomas. Son regiones de ADN no codificante, altamente repetitivas, cuya función principal es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células eucariotas, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares. Además están involucradas en enfermedades tan importantes como el cáncer y son protectores de la salud celular. La medición de la longitud del telómero se puede utilizar para determinar la rapidez con que una persona está envejeciendo.

El estudio encontró fuerte evidencia de que una rutina de yoga y meditación mejora la salud física y mental. Si bien en ambos grupos experimentaron beneficios, los cuidadores que practicaron Yoga Kirtan Kirya alcanzaron más mejoras en la calidad de vida, la cognición y la memoria. Los participantes del estudio reportaron un mejor sueño y menos ansiedad y dijeron que se consideraban cuidados y que sintieron que entregarse a los pacientes fue una menor una carga con respecto a lo que les ocurría antes del estudio.

Sorprendentemente, el análisis de los telómeros mostró tanto el Yoga como la Meditación también tuvieron un efecto antienvejecimiento.

Los participantes del estudio "eran mujeres de mediana edad con una gran cantidad de estrés", dijo Lavretsky, un geronto-psiquiatra. "Es una lucha día a día para ellos. Pero la meditación es algo que definitivamente va a mejorar las cosas."

Los Angeles Times. 22-5-11

1 comentario:

Lily dijo...

Me interesa mucho el tema pues tenemos a mi madre enferma y mi padre es quien está con ella.