jueves, 22 de noviembre de 2007

La enseñanza del masaje

 
Posted by Picasa

Durante los últimos 30 años, Occidente ha redescubierto una técnica conocida desde hace más tres mil años en Egipto, en India, China , Tíbet , Tailandia , Corea y Japón, en donde constituye el fundamento de la medicina tradicional. El masaje es tan antiguo como el mundo; es la experiencia del tacto , algo primordial, y sin embargo descuidado en nuestrra civilización.
Los griegos lo practicaban ya 500 años A.C, con la intención de alargarle la vida a sus pacientes de edad avanzada, tratamiento favorito de Hipócrates, curanderos y chamanes.En la antigua Roma , el masaje era terapéutico y lúdico a la vez, hasta el mísmo Julio César hacía que cada día le dieran un masaje con aceite de oliva. Sin embargo en Occidente,el masaje cayó en el olvido hasta finales del siglo XIX, siendo Suecia el lugar que lo redescubrió creando grandes escuelas de enseñanza de masaje.

La enseñanza del masaje terapéutico nace en Oriente. En China, el tratado “Nei Ching” , lo relaciona con los desbloqueos energéticos acompañado de la acupuntura ; en la India , los libros de medicina ayurvédica( 1800 a.C) lo recomiendan como método para que el cuerpo se sane a sí mismo. En documentos de egipcios y persas, la enseñanza del masaje se utilizaba para tratar un gran número de enfermedades.

Modernamente se desarrolló en Japón , el shiatzu o digitopuntura , que nace como síntesis de técnicas antiguas chinas ( como el judo o el do-in), enriquecido por modernas técnicas de acupuntura indolora y de las ciencias occidentales como la osteopatía y la quiropráctica.

En nuestro mundo moderno,la enseñanza del masaje nos aporta el alivio para dolores de espalda, lumbalgias , cervicalgias, lesiones deportivas, artrosis, edemas, trastornos de ansiedad, y otras patologías que causan dolor y sufrimiento mental .La pérdida de la calma mental por la sobreestimulación de agentes estresores, los ritmos acelerados, y la mala calidad de vida , acercan a estas técnicas a mejorar el estado físico, emocional y espiritual del ser humano.

Adriana Paoletta

No hay comentarios: