lunes, 23 de mayo de 2011

Tummo, encendiendo el fuego interior. Yoga tibetano.



Tumo o tummó (g Tum mo (Transliteración Wylie); sánscrito: caṇḍālī), es una práctica de origen ascético cuya característica más evidente es permitir sobrevivir, sin abrigo, a bajas temperaturas.

El tumo, basado en las técnicas del llamado yoga tibetano, es una enseñanza y una práctica especial de adaptación al frío y a la nieve merced a la reconstitución de las defensas naturales del ser humano.

Esta disciplina permite entonces extremar la resistencia al frío, a tal grado que sus practicantes pueden permanecer desnudos durante períodos prolongados en ambientes con temperaturas bajo 0 ºC.

En tibetano tu-mmo significa calor interior.
Una explicación sucinta de esta disciplina es la siguiente: Consiste la misma en "generar", merced a la "visualización" (se suele imaginar una esfera luminosa y cálida en el interior del cuerpo, esfera imaginada como constituida por el prana que se aspira), calor desde el interior del cuerpo y saber distribuir tal calor interior (mediante "técnicas" precisas basadas en el ejercicio de la respiración, la relajación y la fijación de la atención en determinadas partes del cuerpo) de un modo armonioso y evitar la congelación de las partes corporales más vulnerables al frío (por ejemplo las extremidades), e incluso aprovechar el propio calor interior para una regeneración corporal.

Desde el punto de vista de la religión budista tibetana la disciplina puede tener una función ascética y supone que el tu-mmo se genera en una bindu ("semilla") ubicada en los chakras, tal tu-mmo es "prana" que se distribuye en el cuerpo mediante la red de nadis.

Existe un estudio registrado en video, por parte del Dr. Benson y su equipo, parte se muestra en el documental "Proezas Físicas" de la BBC. Una síntesis del mismo aparece publicado en la revista Nature.

El tummo es una de las prácticas prescritas en Los seis yogas de Naropa, texto atribuido al místico del budismo tibetano: Naropa (1016-1100 d.C.), han escrito respecto a las prácticas del tummo: Milarepa, Alexandra David-Néel, Roerich y el Lama Anagarika Govinda.