martes, 18 de noviembre de 2008

Gheranda Samhita. Los textos clásicos del Yoga

1:4. No hay cadenas como las de la ilusión (mâyâ). No hay fuerza
como la que proviene de la disciplina (yoga). No hay amigo mas
elevado que el conocimiento (jñâna). Y no hay enemigo mayor que
el sentimiento de individualidad (ahâmkara).

1:5. De la misma manera que aprendiendo el alfabeto, con la
práctica, se pueden dominar todas las ciencias, mediante el dominio
del hathayoga se adquiere al final el conocimiento de la verdad que
libera el alma de la esclavitud.

1:6. De acuerdo con los actos, buenos o malos, se producen los
cuerpos de todos los seres vivos, y los cuerpos dan origen a las
acciones (el karma que conduce al renacimiento). De esta manera, el
ciclo se repite como el continuo girar de la rueda de un molino de
agua.


1:7. Igual que sube y baja la rueda de un molino al sacar agua del
pozo movida por los pistones (llenando y vaciando una y otra vez
los baldes), así el alma (jivâtman) pasa a través de la vida y la
muerte movida por sus acciones (karma).

1:8. Pero el cuerpo degenera pronto en este mundo, como una vasija
de barro fresco sumergida en el agua. Fortalécelo con el fuego del
adiestramiento (ghatastha-yoga), que vigoriza y purifica el cuerpo.

Medita en ello...Namasté!

para saber más: lee el texto completo
Etiquetas: yoga, asanas, meditación, espiritualidad, asanas, videos,

No hay comentarios: