domingo, 28 de febrero de 2016

Ecologia y Yoga en la selva.Un proyecto hecho realidad.


Llegamos a la selva hace dos años. Con una motivación de desarrollar ecoturismo .Continuamos la linea de trabajo ecológico que teniamos junto al mar en Pinamar, durante 30 años.

Pero la selva y las Cataratas del Iguazú nos dieron una gran experiencia de vida, asombro, obstáculos y respuestas a lo que representa vivir en la naturaleza y brindar servicio en uno de los lugares más increíbles de la tierra.



Hoy parece mentira que lo hallamos logrado . Pero como familia atravesamos grandes obstáculos de orden económico, climático, estrés intenso, accidentes, distancia social.



Fueron tantas e inumerables las dificultades, que todos nuestros seres queridos en su afán por protegernos, trataron de convencernos para dejar atrás la construcción. Aún estamos en vías de adaptación. Pero la Selva nos trajo aquí por alguna razón.



La Selva cobró entidad y nos abrazó con su calor de fuego para hacer nacer en nosotros las semillas de la fortaleza y la gratitud. Vimos nacer nuestros primeros ananás, nuestras bananas, nuestros helechos chachis. Celebramos los nidos de los zorzales en los huecos de las cabañas.




Vimos los primeros lagartos caminando en el calor del mediodía buscando frutos dulces de palmeras. Presenciamos la danza de las mariposas, como un cortejo de colores de una novia que quiere escapar con su vestido etéreo, para ser libre.


Lloramos de soledad bajo la lluvia. Hicimos caminos de piedras bajo la tormenta y el esfuerzo se convirtío en risas, con el cuerpo bañado por el agua sabia y fresca.



Nuestros hijos descubrieron el olor de la madera, al dormir en una casa ecológica. Se amigaron con todos los insectos que nos visitaron de noche y de día. Criaron sus patos de regalo de navidad queriéndolos como mascotas divinas del creador.



La Selva nos quitó el maquillaje y el ropaje de ciudad y nos lanzó a un mundo mágico y exuberante.




La Selva nos amarró a los árboles para protegerlos y bendecirlos por su sombra.



La Selva nos trajo a Jasy, la luna llena para sellar de luz el camino que recién comienza y nos espera...para recorrerlo descalzos y despojados ...


  Gracias a todos los amigos que nos visitaron y nos ayudaron a darles lo mejor.
Gracias a mi padre, cuya arquitectura sagrada, dio vida a TERRA... sin el no tendría forma ni belleza.


 

  


  Gracias  a mi amiga Naty, misionera de pura cepa, por darnos su corazón, pues sin ella no hubiese sido posible este proyecto. Gracias a todos los que nos ayudaron a construir este sueño que recién comienza ...

 
www.terralodge,com.ar
https://www.facebook.com/Terra-Lodge-Caba%C3%B1as-en-Iguaz%C3%BA-691685080895631/?fref=ts

3 comentarios:

Cristina dijo...

Adriana mis más sinceras Felicitaciones!!!!!! Tan cerca, y sin embargo recién te descubro....Maravilloso emprendimiento!!!!! Éxitos y a continuar con mucha fuerza!!!!!! Besitos

Sinceraitor dijo...

Muchas gracias Cristina

Adriana Paoletta dijo...

muchas gracias cris!!!!