sábado, 25 de febrero de 2017

HACIA UNA NUEVO MODELO DE ORGANIZACIÓN PERSONAL

Lo caótico. La desorganización. El desorden. La falta de tiempo. El cansancio. La hiperconexión. Falta de visión. No poder decir NO. Lic.Vir Modarelli




La promesa a futuro de que algún día viviremos la vida según nuestros anhelos y deseos. Una y otra vez sumamos cosas a nuestra vida, y creemos que esa es la causa de nuestra desorganización. Creemos que al acceder a los pedidos del afuera o de los demás evitaremos conflictos (para luego darnos cuenta de que es todo lo contrario). Creemos que el uso permanente de la tecnología es un aliado en nuestra comunicación con los demás, para sentirnos luego más solos o bombardeados por informaciones banales o tóxicas.
La desorganización o el desorden que percibimos a nuestro alrededor no se autogenera: es una estructura organizativa que uno mismo ha generado en nuestro entorno, muchas veces de forma inconsciente (repitiendo hábitos nocivos, o como una proyección sustituta de conflictos internos). En nuestra queja cotidiana sobre nuestra falta de tiempo, desorden o desorganización hay una colaboración activa nuestra, en cuanto está implícita una autopercepción y una percepción de la realidad que nos rodea, sin conciencia, o al menos que no contempla firme y lúcidamente nuestras metas, proyectos, valores personales y deseos: aquello que anhelamos para nuestra propia vida (y que solemos relegar a nuestras fantasías –cuando tenemos tiempo para ellas-).
Si estás buscando un cambio quizás estás cansado de la queja permanente sobre lo que te rodea y quieras activar en tu propia persona una matriz de acción para modificar tu realidad. Una organización propia, con plena conciencia, genera cambios en la autopercepción, una nueva forma de dialogar con uno mismo. Un profundo cambio que se inicia con una visión: cómo se desea vivir, qué cosas quiero para mi entorno cotidiano, qué vínculos le hablan a mi corazón, cuáles son mis fortalezas y recursos.
Toda modificación cognitiva conlleva un cambio en a autopercepción: cómo me veo y cómo quiero verme.
Curso: Intensivo
Modalidad: Presencial
Duración: 1 clase
Fecha: Sábado 18 de Marzo
Horaio: 9:30 a 13:30 hs.
Docente: Lic. Virginia Modarelli
LIC. MODARELLI
Temario
Inventario vínculos afectivos (afinamiento de nuestra sintonía afectiva): mapa de valencias vinculares.
Discernimiento de nuestras actitudes cotidianas, hacia los otros y hacia nosotros mismos y de nuestros hábitos (saludables o no): Evagrio y el método antirrético. Las corrupciones del pensamiento en el Noble Sendero Múltiple budista.
Mirando nuestro entorno: el hogar que nunca se ordena a sí misma; generando gestalt novedosas a nuestro alrededor.
Chequeo posesiones: ¿qué esconde cada objeto que guardo y ocupa un lugar en mi entorno?
Hiperconexión tecnológica: el agujero negro de nuestras metas y de nuestra atención: la ansiedad de un sistema multitasking que nunca se apaga; dificultades relacionadas a la atención, concentración y comprensión.
El Tiempo como constructo psicológico: representante de nuestro fluir. ¿Qué se esconde detrás del “nunca tengo tiempo?”
Organización cotidiana del tiempo en función de Metas discernidas y establecidas. Características de Metas Vitales: las líneas direccionales que nos orientan; sus pasos progresivos. La importancia de deslindar y de decir “No”.
Hacia nuevas formas de organizar nuestro fluir: método Pomodoro.
Activando a Artemisa en nosotros: cazadora, tenaz y constante.
Taitoku © consultas@taitoku.com.ar +54 9 1158002600