domingo, 28 de octubre de 2012

Beneficios de la Relajación en NiÑos y adolescentes.




Es útil para distender el organismo y disminuir el estrés muscular y mental.
Ayuda a aumentar la confianza en sí mismo, la memoria y la concentración, permitiendo mejorar la calidad del aprendizaje.

Luego de una actividad intelectual o física más o menos intensa, la relajación le permite al niño alcanzar un estado de bienestar, tranquilidad y co
ncentración armónica para emprender su próxima actividad.
Canaliza las energías de los niños, ajusta el nivel de activación y produce un bienestar global.








Diversos estudios demuestran que ayuda a vencer la timidez. En niños muy nerviosos, contribuye en la intervención de tics y otros síntomas relacionados con la ansiedad.


Ayuda a enriquecer la sensibilidad y mejorar la calidad de sueño.



Mejora la circulación sanguínea, disminuye la angustia, los ataques de pánico y ayuda a eliminar el tartamudeo.
En el caso de niños con asma, los ejercicios de relajación practicados con regularidad ayudan a prevenir las crisis y a actuar más eficazmente durante las mismas.



Taitoku Multicolor, hacia una Nueva Educación. Sábados de 11 a 21.30 horas. consultas 1558002600.

lunes, 22 de octubre de 2012

Beneficios de la relajación o Yoga Nidra.

 

Beneficios de la relajación consciente:

A nivel mental, la relajación consciente tiene muchísimos beneficios:
• No sólo nos despeja, sino que nos permite pensar con mayor claridad y de una forma más creativa, puesto que al relajarnos, se activan ambos hemisferios del cerebro.
• Provoca una sensación de paz y tranquilidad que dura a lo largo del día.
• Además, estos beneficios son acumulativos y evolutivos: a más relajación, más tranquilidad. Esto sucede cuando hacemos de la relajación consciente una práctica diaria. Cuando más practicamos las técnicas de relajación consciente, entraremos más fácil y rápidamente al nivel alfa, y podremos permanecer en él durante más tiempo. A nivel físico, los beneficios de la relajación consciente son:
• Disminución de la presión arterial y del ritmo cardiaco.
• Se regula la respiración. Se estimula el riego sanguíneo.
• Aporta mayor nivel de oxígeno al cerebro y a las células en general.• Disminución de la tensión muscular.
• Se reducen los niveles de secreción de adrenalina y noradrenalina por las glándulas suprarrenales.
• Se aumenta la vasodilatación general, lo que trae consigo una mayor oxigenación periférica.
• Reducción en los niveles de colesterol y grasas en sangre.• Finalmente, aumenta el nivel de producción de leucocitos, lo que refuerza el sistema inmunológico.Antes de comenzar una relajación consciente
• Es mejor practicar la relajación consciente sentado, ya que es fácil quedarse dormido, por tanto, prueba de encontrar una silla en la que puedas sentarte cómodamente y apoyar la espalda, la cual deberá permanecer siempre recta.
• Procura que los pies toquen el suelo, y ponlos en forma paralela: pon también las palmas de las manos sobre los muslos. Esta es la postura en la cual ninguno de tus músculos se verá sobrecargado, y podrás relajarlos de forma más eficaz.
• Utiliza ropa cómoda, holgada, que no te apreté por ninguna parte, quítate los zapatos. Si tienes el pelo largo, suéltatelo. Quítate el cinturón. Lo que queremos conseguir es liberarnos de todas las presiones y las tensiones.
• Procura que la luz sea la adecuada: ni muy brillante como para interferir o desconcentrarnos, ni muy oscura como para quedarnos dormidos.
• Apártate de cualquier estímulo que pueda interrumpir la relajación consciente, desconecta el móvil o descuelga el teléfono, apaga la televisión o la radio. Si lo deseas, puedes poner una música suave, con sonidos de agua o de naturaleza.
• Finalmente, un último consejo, mentalízate, piensa que este momento de relajación consciente es un momento sólo para ti, que te lo mereces, y que te lo dedicas a ti mismo para encontrar paz, tranquilidad de espíritu, para estar siempre mejor, mejor y mejor.Disfruta de tu relajación y de la paz que encuentras en tu interior.

Adriana Paoletta

Diplomatura de Ashtanga Yoga Terapéutico. Módulo Técnicas Mentales para el despertar.
consultas@taiotku.com.ar



Presencial y Virtual.

martes, 9 de octubre de 2012

El corazón de tu práctica.


¿Cuál es el corazón de tu práctica?. ¿Te abres con sinceridad a la verdad interna o continúas deseando ser quien no eres?.

Cada vez que practiques, vuélvete presente de cada respiración, de cada músculo realizando el movimiento. No creas ,que una disciplina ,es repetición mecánica. Realiza desde la novedad cada asana, siendo quién eres, a cada paso. La totalidad está aquí.

Adriana Paoletta


jueves, 4 de octubre de 2012

Neuroteología. Neuroimagen de la experiencia meditativa.


Neuroimagen con Dios: Meditacion vs... por raulespert



El psicólogo Charles Zeiders, director clínico del Christian Counseling and Therapy Associates de Estados Unidos, explica en un artículo aparecido en la revista The Global Spiral, del Instituto Metanexus, lo que es la neuroteología, también conocida como bioteología o neurociencia espiritual.
Según Zeiders, ambas técnicas podrían recuperar estructuras cerebrales dañadas por neurotoxinas o por el paso del tiempo

La neuroteología, escribe Zeiders, es una nueva ciencia que explora cómo los estados del cerebro y del sistema nervioso pueden crear o relacionarse con la vivencia de la experiencia religiosa. 

Estas exploraciones han sido posibles gracias a las nuevas tecnologías, y están ayudando a pensadores interdisciplinarios a desarrollar una teología basada en la ciencia, que permita comprender, por ejemplo, la relación entre fe y salud. 

Fe y beneficios 

El origen de la neuroteología se encuentra en los trabajos de Herbert Benson, un cardiólogo de la Harvard Medical School que estudió a fondo el papel que el sistema nervioso autónomo juega en el proceso de la enfermedad humana. 

Benson estableció que el sistema de respuesta al estrés afecta a todo el sistema nervioso. Además, hizo otro interesante descubrimiento: que la meditación con mantras ayuda a relajar el sistema nervioso, a rebajar la presión arterial, a mejorar la salud del corazón, a prolongar la vida, además de dar felicidad y de generar el sentimiento de estar más cerca de una entidad trascendente, entre otras ventajas. 

Tras años de investigación, Benson descubrió, por otro, lado que las personas que practicaban la meditación como una forma de oración tendían a tener más salud que aquéllas que la practicaban como mero vehículo de consecución de beneficios fisiológicos y físicos, explica Zeiders. 

La creencia en Dios mientras se estimulaba el sistema nervioso parasimpático (que es parte del sistema nervioso autónomo) mediante la meditación basada en la fe, suponía mayores beneficios para mente y cuerpo que la meditación agnóstica o médica, estableció Benson. 

Otros estudios posteriores, de los que ya hemos hablado en Tendencias21 se han centrado también en analizar la relación entre oración y salud. 

Neuroteología y tecnología 

El rumbo tomado por la neuroteología ha venido determinado por los últimos avances tecnológicos, señala Zeiders. Las tecnologías han ampliado la capacidad humana de estudiar cómo el cerebro responde a las experiencias y actitudes religiosas. 

En 2001, por ejemplo, los científicos Newberg, D’Aquili y Rouse escribieron un libro sobre los resultados de la exploración con neuroimágenes del cerebro de monjes tibetanos y franciscanos. 

Con ellas, los investigadores descubrieron que en la cumbre de la oración, ambos grupos de meditadores experimentaban un incremento del fluido sanguíneo en los lóbulos frontales del cerebro, y una disminución del flujo sanguíneo en los lóbulos parietales. 

Por otro lado, durante una experiencia de trascendencia, los cerebros de los monjes mostraron un alto grado de flujo sanguíneo en las áreas del cerebro relacionadas con la atención, pero un bajo grado de fluidos en la áreas neuronales que conectan la mente con el cuerpo. 

Este método de estudio de la experiencia religiosa permitió comprender estados subjetivos de conciencia a través de la actividad cerebral. Por tanto, han conectado la experiencia espiritual con la neurología. 

Nuevas direcciones de investigación 

Según Zeiders, los estudios realizados en los últimos años por la investigadora Sara Lazar, del departamento de psiquiatría de la Universidad de Harvard, podrían indicar el tipo de descubrimientos que cabe esperar de la neuroteología en los próximos años. 

Lazar y sus colaboradores analizaron con tomografía por resonancia magnética (IRM), que es una técnica que utiliza el fenómeno de la resonancia magnética para obtener información sobre la estructura y composición del cerebro, a budistas que practicaban la meditación vipassana, que consiste en una técnica de auto-discernimiento basada en la observación de la mente y de la materia. 

Así, pudieron relacionar la práctica de este tipo de meditación con un incremento del grosor cortical del cerebro. Por otro lado, se ha demostrado con procedimientos semejantes que personas que practican otras técnicas de meditación poseen una corteza más gruesa que las personas que no la practican. 

Futuros estudios podrían demostrar que diversos tipos de meditación y de oración mejoran la capacidad del cerebro de oponerse a los procesos de enfermedad. Por otro lado, también podría llegarse a demostrar que ambas técnicas de recogimiento resultan útiles para retrasar e incluso invertir la degradación cerebral propia de la edad. 

Asimismo, quizá se constate que la meditación y la oración podrían aumentar partes del cerebro que hayan sido menguadas como consecuencia de las neurotoxinas que conlleva el consumo de sustancias químicas. 

Estos hallazgos serán sin duda fruto del enorme interés que esta rama científica despierta cada vez más entre los especialistas, tal y como se detalló en el artículo de Tendencias21, Nuevos estudios amplían el conocimiento de la experiencia religiosa, firmado por Óscar Castro García.

Por Yaiza Martínez

miércoles, 3 de octubre de 2012

Ramana Maharshi. El corazón del Yo soy.



Uno de los religiosos hinduistas más conocidos del siglo XX: Ramana Maharshi. Fue uno de los más grandes sabios contemporáneos de la India. Su vida es un verdadero ejemplo de realización y plenitud.

Ramana Maharshi nació el 29 de diciembre de 1879 en Tiruchuli, en el estado de Tamal Nadu (ex Madrâs, al sur de la India) y recibió el nombre de Venkatarâmana, del cual Ramana es una abreviatura.
A los diecisiete años, sin la ayuda de ningún gurú, tuvo su primera experiencia mística y desde entonces vivió en permanente conciencia de identidad con el Absoluto (Brahman). Dos meses después de esa experiencia, tomó la firme determinación de viajar a la montaña sagrada de Arunachla. Al partir, le dejó una nota a su hermano explicándole los motivos de su determinación: “Tal como Él me lo ha ordenado, voy en busca de mi Padre. Me he embarcado en una virtuosa empresa, por lo que nadie debe llorar este acto ni gastar dinero en mi búsqueda”.


A partir de ese momento, Ramana emprendió la senda del renunciamiento. Tardó tres días en llegar a su destino y pronto encaró una intensa ejercitación espiritual. Pudo sobrevivir gracias a la bondad de algunos sadhus (monjes) y peregrinos que se encargaban de protegerlo, ya que pasaba la mayor parte del tiempo en éxtasis.

Tras años de mudo retiro en la montaña, retomó finalmente a la palabra para responder a los que acudían de todas partes a preguntarle sobre la vida espiritual. En Tiruvannâmalei se formó un ashram en torno a su persona. Ramana no seguía ningún sistema tradicional, sino que hablaba según su propia experiencia inmediata de la no-dualidad (advaita). Su manera de enseñar consistía en responder sin circunloquios a quien le preguntaba, remitiéndole constantemente al Sí-mismo, para cuya realización recomendaba la infatigable búsqueda a partir de la pregunta: “¿Quién soy?”.
Durante varias décadas impartió la enseñanza del Ser, la mayoría de las veces con el silencio elocuente. Apenas escribió y sus enseñanzas fueron recogidas por visitantes y discípulos; en estos textos están plasmados sus diálogos, algunas instrucciones dadas a sus alumnos y unas pocas canciones religiosas.

Era vegetariano vegano, tenía como condición para el desarrollo espiritual de alto nivel la necesidad de consumir alimentos puros, es decir, no consumir alimentos basados en la matanza de animales ni sus derivados. Fue un gran amante de los animales, siempre los cuidó y protegió de manera maternal.

Decía: “No sabemos qué almas pueden habitar esos cuerpos y para completar qué parte de su karma buscan nuestra compañía”.
En 1949, un sarcoma maligno apareció en uno de los brazos de Ramana.

En una ocasión, poco antes del fatal desenlace, dijo: “Aceptan este cuerpo como Ramana y le atribuyen sufrimientos. ¡Qué ignorancia! Están tristes y abatidos por la creencia de que Ramana los abandonará y se marchará. ¿A dónde puedo ir y cómo?”.
Poco tiempo después, al despedirse de sus discípulos, afirmó: “Los occidentales tienen una palabra: ‘gracias’, pero nosotros decimos: ‘me siento complacido’”.

El 16 de abril de ese año, poco después del atardecer, con una sonrisa en el rostro, se extendió en su cama y dejó la vida terrenal. Hasta hoy ese lugar es un punto de peregrinación al que acuden personas de todas partes del mundo y la presencia de Ramana es tan fuerte como si él aún estuviera vivo.


“La Dicha no es algo que haya que obtener, usted es siempre la Dicha. El deseo nace de la sensación de estar incompleto. ¿Para quién existe esa sensación de estar incompleto? Averígüelo. Usted está dichoso cuando duerme profundamente. Ahora no lo está. ¿Qué se interpuso entre esa Dicha y esta desdicha? El ego. Busque su origen y descubra que usted es la Dicha.

No hay nada nuevo que conseguir. Por otra parte, usted tiene que desprenderse de su ignorancia que le hace pensar que usted es distinto de la dicha. ¿Para quién existe esa ignorancia? Para el ego. Rastree el origen del ego. Entonces, el ego se pierde, y subsiste la Dicha. Es eterna. Usted es Eso, aquí y ahora. He aquí la llave maestra para resolver todas las dudas. Las dudas surgen de la mente. La mente nace del ego. El ego surge del Yo. Busque el origen del ego, y el Yo queda al descubierto. Subsiste eso sólo. El universo es sólo el Yo expandido. No es diferente del Yo.”

Mensaje de Ramana:

 “Cómo aquietar la mente y los pensamientos”.
Piensen continuamente “¿Quién soy yo?” y ese pensamiento destruirá a todos los demás.

Cuando surjan pensamientos, no hay que perseguirlos, sino preguntarse: “¿de dónde surgen? No importa cuántos pensamientos aparezcan. En la medida en que lo vayan haciendo, hay que indagar: “¿A quién le surge este pensamiento?”. La respuesta que aparecerá será “A mí”. Por consiguiente, si uno se pregunta “¿Quién soy Yo?”, la mente se remontará a su origen y el pensamiento que surgió se aquietará. Mediante una práctica repetida de esta manera, la mente desarrollará la habilidad de permanecer en su origen.

Aparte de la indagación, no existen otros medios adecuados. Si se busca controlar la mente a través de otros medios, parecerá que está controlada pero se manifestará de nuevo. También por medio del control de la respiración, la mente se tranquilizará, pero sólo mientras dure este control, y cuando se reanude la respiración, la mente también comenzará de nuevo a agitarse y a vagar impulsada por las impresiones residuales. El origen de la mente y la respiración es el mismo. El pensamiento, indudablemente, es la naturaleza de la mente. El pensamiento “Yo” es el primero que surge en la mente, y esto es el ego. Del mismo lugar que se origina el ego, también se origina la mente. De modo que, cuando la mente se tranquiliza, se controla la respiración, y cuando se controla la respiración, se aquieta la mente.

Al igual que la práctica de control de la respiración, la meditación en las formas de Dios, la repetición de mantras, la restricción en la alimentación, etc., no son más que ayudas para tranquilizar la mente.

Lo que realmente existe es el Ser. El mundo, el alma individual y Dios, son apariencias en él. El Ser es aquello donde no aparece absolutamente ningún pensamiento “Yo”.

Las reglas de conducta que debe seguir un aspirante espiritual son: moderación en el alimento, en el sueño y en el habla.

Yo no soy mi cuerpo; soy más. Yo no soy mi habla, mis órganos, el oído, el olfato; eso no soy yo. La mente que piensa, tampoco soy yo. Si nada de eso soy, entonces, ¿quién soy? La conciencia que permanece, eso soy.

A. Paoletta

martes, 2 de octubre de 2012

El segundo cerebro ,alojado en el intestino.



Expertos de EE.UU. y Alemania dicen que este 'segundo cerebro' está hecho de un nudo de nervios cerebrales en el tracto digestivo. Se piensa que involucra alrededor de 100 mil  de células nerviosas, más de las que se hallan en la columna vertebral. El profesor Prinz piensa que  estomacal puede ser la fuente de decisiones inconscientes que luego el cerebro principal adopta como propias. Lo siento, está inglés. 



Nestlé trata de descifrar los mensajes del cerebro que tenemos en el estómago 
Por Gautam Naik


VEVEY, Suiza—Un grupo de investigadores de Nestlé SA en esta ciudad ha emprendido una insólita misión: crear  alimentos basados en una reacción visceral. 

No se trata del tipo de instinto que normalmente se asocia con la toma de decisiones intuitivas, sino de los procesos sofisticados que tienen lugar en nuestros tractos digestivos y que nos avisan cuándo tenemos hambre. Ahí, se encuentra un grupo de células nerviosas que funcionan de una manera parecida a cómo lo hacen las neuronas del cerebro. Se trata, en esencia, de un segundo cerebro, autónomo y autorregulado, que todos llevamos en el vientre. 

Este segundo cerebro, formalmente conocido como sistema nervioso entérico, está formado por unos 500 millones de células nerviosas, equivalente al total que tiene el cerebro de un gato. Entre otras funciones, ayudan a controlar las contracciones musculares en el vientre, así como las secreciones de glándulas y células. Además, equilibran el hambre y la saciedad, comunicando esas sensaciones al cerebro grande. 

Nestlé, uno de los mayores grupos alimentarios del mundo, espera desarrollar nuevos tipos de alimentos con los que "engañar" a este segundo cerebro, de manera que las personas se sientan llenas antes o durante más tiempo, y paliar el deseo de seguir comiendo. Por ejemplo, freír papas en un aceite que se digiere más lentamente podría prolongar la sensación de saciedad, especulan los científicos."Esto quiere decir que la gente se sentirá llena con mayor rapidez", apunta Heribert Watzke, un investigador de Nestlé. "Eso le indica al cerebro grande que deje de seguir comiendo". 

El conglomerado, que produce una amplia variedad de alimentos, incluyendo cereales, chocolates, refrescos, café, alimentos congelados, agua mineral embotellada y comida para mascotas, dice que sus nuevos productos podrían estar disponibles en un plazo de cinco años. Entre sus marcas más populares en América Latina figuran los productos Maggi, los lácteos de La Lechera y el café instantáneo Nescafé. 

Esta incursión en la ciencia alimentaria, un terreno en el que también se están aventurando otras compañías, podría representar un nuevo asalto en la lucha contra los kilos de más. Si bien no es la primera vez que las empresas alimenticias tratan de desarrollar alimentos capaces de combatir la grasa, sus resultados hasta ahora han sido modestos. 

Nestlé y otros gigantes de la industria han emprendido una carrera por descifrar el lenguaje de la saciedad –el complejo sistema de señales que el cerebro en nuestro vientre envía al cerebro grande— y utilizar esos hallazgos para desarrollar alimentos que induzcan esa sensación. Las células nerviosas en el vientre se encuentran en los tejidos de revestimiento del esófago, estómago, intestino delgado y colon. 

Estudiar cómo se mueven los alimentos a través del tracto gastrointestinal de una persona no es fácil. Por eso, los científicos en el "laboratorio digestivo", que es parte del centro de investigación de Nestlé en Vevey, utilizan un modelo artificial que cuesta US$1 millón. 

La máquina tiene el tamaño de un gran refrigerador. Tiene varios compartimentos conectados por válvulas y está cuidadosamente calibrada a la temperatura del cuerpo humano. Todo el sistema está controlado por una computadora. La parte frontal es de cristal para que los investigadores observen cómo la comida viaja a través del tracto. 

Hace poco, la sección "estomacal" en la parte superior exprimía y revolvía lentamente una solución salina. El líquido resultante fue descendiendo por otros tubos, que representaban otras secciones del tracto digestivo. En cada etapa, pequeñas válvulas segregaban las cantidades justas de sal, bilis y enzimas que normalmente intervienen en la digestión de los alimentos. 

El cuerpo está en un estado de hambre constante, pero varios factores interactúan para calmar el instinto del apetito, como la presencia de alimentos en el estómago o el flujo de nutrientes en la sangre. Cuando estos factores se disipan, el cuerpo vuelve a pedir comida. 

Nestlé ha realizado varios experimentos iniciales con alimentos utilizando su modelo artificial. En un artículo publicado el año pasado en la revista especializada Food Biophysics, Watzke y sus colegas describieron uno de estos experimentos con aceite de oliva. Primero midieron cuánto tardaba el sistema en digerir el aceite de oliva normal. Luego le añadieron un compuesto llamado monoglicérido, que formó una capa protectora alrededor de las moléculas del aceite, lo que hizo más difícil que los jugos gástricos llegaran al aceite y lo digirieran. 

Los científicos hallaron que la máquina tardó ocho veces más en "digerir" la combinación de aceite con monoglicérido que el normal. 

Las compañías alimentarias llevan años tratando de crear alimentos que inducen la sensación de saciedad, pero con poco éxito. La francesa Danone SA, por ejemplo, lanzó en Estados Unidos un yogur desnatado cuya combinación de fibra y proteína prometía mantener a raya el hambre. Sin embargo, en 2007 fue retirado del mercado "porque no era nuestro producto más sabroso", dijo un vocero de la compañía. 

Nestlé apunta a un enfoque multifacético, que combine la sensación de saciedad con el retraso de la aparición del hambre de varias maneras a la vez. La compañía suiza no ha indicado qué alimentos lideran su investigación pero Watzke apuntó a que un ejemplo hipotético podría ser un aceite vegetal que podría utilizarse para cocinar o como un ingrediente de un aderezo para ensaladas. 

"El cerebro en el vientre tiene un lenguaje complicado", asegura Watzke. "Necesitamos comprenderlo bien" antes de poder desarrollar alimentos que realmente induzcan la saciedad.