lunes, 30 de enero de 2012

La ofrenda viva de nuestros actos.


“Descubrir cómo es el alma es tarea divina y demasiado larga;
hablar con semejanzas
es todo lo que puede hacer un hombre.”
PLATÓN


 No sabremos jamás,los tesoros , que se ocultan en el centro del bosque ,de nuestra experiencia humana.


Aprender y sorprendernos, de todas las riquezas cotidianas, floreciendo a tu alrededor, por el efecto de cada acción encendida, en la neutralidad bondadosa de tus actitudes.


Cada acto, es una semilla, (samskaras para el yoga y el budismo). Cada semilla tiene su forma: hay semillas palabras, hay semillas pensamientos, hay sensaciones, hechas semillas en nuestro cuerpo... El todo ,desprendido  de tu existencia , es una semilla sembrada ,en cada instante de tu día. Por ello es tan difícil, entender, la magnitud de nuestra ofrenda , a la vida misma.


Permanentemente ,estás eligiendo el camino, la senda de los frutos de tu acción. Nadie escapa ,a la ley del karma y sus resultados visibles ,en el exterior y en el interno, fluir de tu mente.


Por ello Buda nos aclara:“Somos nosotros mismos los que nos encadenamos al sufrimiento, nadie nos impone la vida o la muerte, nadie nos obliga a empujar la rueda y abrazar y besar sus dolorosos radios,su llanta de lágrimas, su nave de nada.”




Por ello ,siempre me pregunto: ¿estoy aquí, siendo, el alma amorosa, que encarna mi cuerpo y mi mente?.


Adriana Paoletta


La Escuela Taitoku, inicia sus clases de Yoga, Meditación, Psicología Budista y  Diplomaturas en Ashtanga Yoga Terapéutico y Medicina Oriental, Psicología Transpersonal y Yoga Terapéutico para Niños ,en Marzo de 2012. 


Para inscribirte: consultas@taitoku.com.ar

domingo, 29 de enero de 2012

Serie con bandas para dolor lumbar. Ashtanga Yoga Terapéutico. Prof. Natalia Saiegh.



Un serie sencilla  de Ashtanga Yoga Terapéutico, apta para principiantes. El uso de bandas de látex, aporta al alumno, la capacidad de elongación de isquiotibiales, tan necesaria en la práctica de las asanas y en la salud de la columna vertebral.

Esta serie cumple los siguientes beneficios terapéuticos:

  • mejora ciatalgias, lumbalgias, hernias de disco y dolores de la región inferior,sacro lumbar.
  • estira la cadena posterior.
  • refuerza la faja abdominal.
  • ayuda a matener el peristaltismo intestinal.
  • relaja la tensión en la columna.
Gracias ,a mi querida Natalia Saiegh y a su bebita Simona, pronta a nacer ,por este maravilloso video terapéutico.

Para consultar su web: http://www.viviyogaenlaciudad.com.ar/

    

jueves, 26 de enero de 2012

Mataji Na Mantra. Mantra a la diosa Durga.


En el cielo y en la tierra, el poder de lo femenino, emana como una fuente viva, de espiritualidad , hecha acción. 

Gracias a estos seres maravillosos: Maju, Marti, Ari y Ademar, que hicieron de la fuerza del amor, una divina contención familiar. 

No te detengas, realiza a la Diosa, que hay en ti.

Adriana Paoletta

A mi hermana Romina,caminante de los cielos, guiando el paso de sus hijos,en los reinos sutiles, de la existencia. 

domingo, 22 de enero de 2012

Mirar desde el alma.

La mente es mi propia ventana, por la que miro hacia dentro y fuera de mi. Ahora mismo, en este instante, las nubes, las gotas del riego de Paco, cuidando conscientemente, el jardín de nuestro Refugio, El Dorado, un sahumerio encendido, con fragancias intensas, la calle de arena húmeda ,por la lluvia de la noche.


Todos duermen. En ese silencio de amanecer, los prmieros pensamientos frescos que asoman, son tan livianos, iluminados, sin la sombra del pasado, del ayer.


Cuando despiertes, observa lo nuevo de cada día y en ese día, habrá poesía, escrita desde el cielo de tu mente.

Adriana Paoletta

www.eldoradopinamar.com.ar

jueves, 19 de enero de 2012

La vida, como ideal imperfecto.


La vida, es un ideal imperfecto, que anhelamos completar, sin medida, creyendo que el dolor ,se diluirá en las aguas del ego.

Con valentía , aceptación y amor, el camino vital recompone sus ritmos, al no intentar cambiar  a los otros, sino siendo ,simplemente tú mismo, en la ola de tu ser.


El Ser crece ,cuando puedes dar en el blanco de tu mente, aprendiendo a ser feliz ,sin pretensiones irrealizables.


Me doy cuenta, ahora mismo , que puedo mirar a través de mi piel, siendo también tu piel, sintiendo la mansedumbre de entenderte ,cuando pareciera ,que lo distinto nos separa.


En el patio de mis sueños ,estás siempre jugando ,a que te escondas y vuelva a encontrarte, corriendo, sin saber dónde estarás.

Si te encuentro jugando, será más hermoso, amarte, pues en la búsqueda, recordaré que te deseaba, y ahora estás aquí.


Asómate a mirar detrás de oscuridad, ya que el juego de la vida ,es buscarte y encontrarte, una y otra vez.


Ahora sí, puedo mirar a mi hermano y decirle: te comprendo... juguemos.


Adriana Paoletta

martes, 17 de enero de 2012

¿Cuándo llega la contemplación? . Oración centrante.

El martes asistimos a la misa de sanación y práctica de oración centrante con el padre Elias Cavero ,en la Iglesia de la Paz, en Pinamar, para escuchar al Padre Elias Cavero. Un sacerdote, carismático , sanador, portador del don de la palabra.

Al entrar en la iglesia, sencilla e iluminada por las luces del atardecer, tres palomas , sobrevolaban los tirantes de madera de la nave ,sencilla y rústica. Como el espíritu etéreo, Dios hecho realidad , nos sobrevuela.


Su charla abre a la reflexión y al despertar del alimento, que es Dios ,en nosotros.

La oración contemplativa ,es en verdad ,sanación del cuerpo, la mente y el alma.

Les comparto esta interesante entrevista con el Padre Thomas Keating, que nos introduce en la contemplación y la oración centrante.



¿Cuándo llega la contemplación? 
Llega secretamente, o a veces abiertamente; eso depende de la gracia de Dios y del plan que Él tenga para nosotros. Lo primero que Dios hace en nuestro “cuarto interior” es confirmar nuestra bondad básica como imagen de Dios, tal como dicen las Escrituras; y entonces, Él empieza a sanar las heridas emocionales de toda nuestra vida. Los desechos emocionales no digeridos son evacuados durante el período de oración al experimentar los pensamientos que habíamos reprimido durante la infancia, porque nos resultaba doloroso encararlos. Todo lo que se necesita es volver a sentir el problema y dejarlo pasar sin intentar deshacerse de él, sino reconociéndolo, y dejar que la experiencia sea procesada.

¿Diríamos entonces que con la disciplina diaria y la apertura interior a esa presencia divina podríamos llegar a la contemplación donde reside el yo verdadero, uno con Dios?
Sí, pero no permanentemente, porque aún experimentamos las vicisitudes de la vida; pero nuestra actitud hacia esas vicisitudes cambia, y dejan de causar sufrimiento para convertirse en dolor. Y el dolor es algo que uno puede controlar. El sufrimiento es demasiado íntimo para controlarlo, a menos que uno haya llegado a un nivel más profundo de comunicación con Dios, y de que uno sea capaz de reposar incluso en medio de grandes tragedias, desastres o sufrimientos.
Usted ha dicho que toda palabra, o pensamiento que tenemos o que expresamos, afecta al mundo entero. 

¿Podría explicar esto?
Eso es lo que dicen los físicos. Se trata de energía.

¿Y qué sucede cuando la energía que prima es negativa?
Daña al universo. La acumulación de energía negativa es lo que probablemente conduce a la violencia, a las guerras y al odio.

Padre Keating, ¿qué es la sabiduría para usted?
La sabiduría es saber a través de la experiencia; su cumbre es conocer, saber, convirtiéndonos en el Otro.


El Otro, ¿es Dios?
Significa Dios. No en el sentido literal de ser Dios, sino en el de participar de la Sabiduría de Dios, que consiste en la visión que Él tiene de la realidad. Pienso que hemos llegado a un momento en que Dios, en un acto de infinita misericordia, nos está ayudando a encontrar más recursos para alcanzar paz y ser capaces de ayudar a la gente a sobrellevar sus tragedias.

¿Qué lugar tiene el pecado en todo esto?
El pecado personal es optar por nuestro proyecto de felicidad basado en necesidades instintivas, como la seguridad, el poder, el afecto y la estima, y dispuesto a pisotear los derechos y las necesidades de los demás –y hasta nuestro propio bien verdadero– con tal de conseguir lo que queremos, o de escapar de lo que no queremos. De este modo, y a causa de la fragilidad de la condición humana y a la influencia de todo lo que ha sido reprimido en el inconsciente, el grado de responsabilidad o de libertad es mínimo en algunas personas, debido al daño que recibieron en su primera infancia, daño cuyo verdadero alcance sólo Dios puede juzgarlo.

Y el pecado colectivo que vemos, lo integran personas más o menos involucradas en el pecado personal.
Pero sólo Dios puede juzgar… Eso es importante, no debemos de olvidarlo jamás.
Es por eso que no podemos juzgar a los demás, porque no conocemos su historia personal, y el daño que puedan haber recibido en la fase inicial de su vida. Por ejemplo, hay personas que se han visto completamente desprovistas de afecto debido a la ausencia de sus padres, familias rotas por completo.
Y estas personas no son capaces de manifestar sensibilidad, o de llevar vidas sociales normales. No experimentan una reacción emocional ante la violencia contra otros. Si conociéramos su historia, sabríamos por qué.

Usted tiene 80 años, posee una vitalidad increíble, y está profundamente implicado en el diálogo interreligioso. Admirable.

Sí, ando en muchas cosas, que en realidad son una sola. Además del diálogo interreligioso, estoy implicado en el diálogo intermonástico con el budismo, el hinduismo. Sigo el desarrollo de nuevos recursos y evalúo nuevos programas para responder a nuevas necesidades.

Pero el trabajo principal sigue siendo propagar la Oración Centrante, por eso viajo tanto. Espero dar conferencias algún día sobre sanación holística, porque la profesión médica está empezando a reconocer la necesidad de la dimensión espiritual de la oración, una vez más. Los médicos reconocen que la gente puede curarse mediante la meditación y la oración, y no sólo mediante compuestos químicos.
Es la “terapia divina” que todos buscamos.

Sí, terapia divina, porque no es sólo una relación, una amistad con Dios que nos transforma para bien; es una relación médica también. La oración contemplativa es en verdad la sanación del cuerpo, de la mente y del espíritu.

Ken Wilber y Thomas Keating.

La prima cosa bella.



Recuerdos de la infancia, manchas en la mente que retornan...El pasado , es una pisada fresca en la arena, que se borra cuando el mar del presente los baña.

Esta canción, fue una de las primeras canciones que cantaba de niña: la prima cosa bella, de Nicola Di Bari. No solo amaba cantar, sino también bailar al ritmo de la música. Esa espontánea forma de expresar la alegría de chica, me acompaña hasta hoy.

Ayer, mientras compartíamos con nuestros  hijos, el film italiano, La prima cosa bella, regresaron a mí, los aromas que acompañaron las fiestas, turrones de almendras, siestas debajo de la parra de mis abuelos, la mesa verde de la cocina , espolvoreada con harina, calesitas y sortijas soñadoras, tomar la mano de mis padres, dejar que un barquito de papel, navegue despúes de la lluvia, junto al  agua de la acera. Ver ,que en ese instante...todo era único y eterno.

Como ayer, riendo con nuestros  hijos en la noche , al disfrutar de este film , apretados en la cama, durmiendo en el suelo. Con mucha desprolijidad a nuestro alrededor, pero con tanto amor ,que sonríe ,cuando más lo necesitas.



Adriana Paoletta


domingo, 8 de enero de 2012

La otra cara de la cruz.


La otra cara de la cruz ,es la que se esconde ,cuando el mundo nos hace creer poderosos, en un reino, que gobernamos a través del egoísmo.


¿Hacia dónde vamos en soledad?. Hacia el mismo lugar, pero sin tener consciencia de ello.
Nos aterra la disolución, de aquello que afanosamente perseguimos y por lo que perdimos la inocencia ,con la que sonreímos por primera vez, al entrar en el mundo.

Mientras camino observando, el piso húmedo y espumoso del mar en la orilla, puedo sentirlo: no tengo más que esto, y es tanto...

En lo cotidiano, suelto las amarras y sólo me dejo llevar por aquello que alimente la fe, el amor y el amparo ,de esta suave sensación de ligereza, cuando no realizo juicios ,acerca de lo que ha pasado y dejo atrás, todo resentimiento, que orada ,el libre fluir de los instantes tibios, de flores lilas y gotas de rocío.


En los brazos y en las risas de mis chicos, me tiendo, para descubrir ,que son ellos , quienes me sostienen, y no yo.



Y sé que te extraño,... pero en cada abrir y cerrar de ojos, te siento en la vida ,que brota con cada amanecer.

Adriana Paoletta


sábado, 7 de enero de 2012

Del yo, al nosotros.


Después de la tormenta , asoma una calma, hecha de nuevos frutos.

No es posible comprender, algunos hechos misteriosos ,como la muerte, la enfermedad y el sufrimiento, circunstancias existenciales, que dieron fe y búsqueda, a los grandes maestros espirituales ,de todos los tiempos, sin atravesar el dolor o el sacrificio.

Al despertar cada mañana , tengo la extraña sensación de vivir distinta. Puedo entrever ,el tejido invisible ,que nos sustenta ,aparentando una realidad sólida ,que siempre permanecerá. Pero sin embargo, la clara conciencia ,de que el ahora es único, me entrega con fuerza, a atesorar el instante con amor, sabiendo de su impermanenecia.


 Soy una mujer de actos y cada vez más ,me acerco a aquella energía ,que me alimentará verdaderamente. Un hacer, librado de los frutos de la acción, como enseñaba el Gita.

Intento rodearme de seres ,cuyo amor sea la acción desinteresada, ya que no hay tiempo que perder ,en vanas enseñanzas. La madurez de una sociedad ,viene de sus familias, no de sus maestros. Un maestro sólo permite madurar aquello, que fue sembrado por los hábitos y por alguna razón  florece ,en tierras lejanas.


El intento artificial, de educar fuera del hogar, es una mentira institucionalizada ,que compran los padres para seguir creando hijos a imagen y semejanza de un mundo, hecho de ilusión , separación de clases y desigualdad.


La inteligencia de un niño, consiste en crear, a partir de sus propios recursos, aquello que le permita ordenar su psiquismo y ampliarlo, hasta entender que su yo ,es también un yo social, que necesita abrirse, para darse a los demás.

En ese salto, del Yo al Nosotros, es que construiremos ese mundo que no espera, que está aquí, para desafiar a que dejes de pelear y acumular y comiences a confiar  y a dar.


Sólo así ,la realidad te tenderá su mano.

Adriana Paoletta.