lunes, 31 de octubre de 2011

Despierta!.

Despierta ,cada vez que sea necesario.
Si tus ojos se cierran, este día morirá sin tu consciencia.

Cada día hay algo bello por vivir.

No temas a la vida.

Vive simplemente, sabiendo que nada es perfecto.

Despierta, sintiendo tu enorme fragilidad.

Tu eterna existencia sutil ,es desconocida para tus sentidos.

Despierta.

Sólo cierra tus ojos ,cuando decidas despertar hacia adentro.

Adriana Paoletta

martes, 25 de octubre de 2011

Sanación a distancia. El poder de la Oración..


La necesidad de rezar es universal. No se conoce ninguna cultura , en la que no exista la oración. Los seres humanos rezamos en toda ocasión, estando tristes o felices, agradeciendo , pidiendo consuelo o sanación.En las fiestas, los bautismos, las muertes y en tiempos de paz y de guerra, en las catedrales y en las calles, en la riqueza y en la pobreza.

Al parecer la oración está en nuestra sangre, un murmullo constante a nuestro alrededor y en el corazón mismo del Ser. La oración es un modo de comunicarnos con el absoluto, de donde hemos surgido, con el que estamos conectados y al que regresaremos.

Thich Nhat Hanh ,define a las plegarias como algo tan natural como caminar y respirar. Las plegarias no son sólo aquello que hacemos, sino también lo que somos. lo que importa en ellas , es la apertura de nuestro corazón.

Los invitamos a orar y meditar con nosotros en nuestra comunidad Fuerza y Vida. Allí podrán escribir sus peticiones ,con los nombres de sus seres queridos,que serán evocadas en nuestras meditaciones diarias y plegarias por el cese del sufrimiento.



Unite a a orar y meditar con nosotros!

Adriana Paoletta

miércoles, 19 de octubre de 2011

Escuchar, es dar.

"Se nos han dado dos orejas , pero sólo una boca para que podamos oír más y hablar menos". Zenon de Elea
Cuando escucho al otro ,desde mi ser abierto, puedo permitirme, alojarlo en un espacio neutral, en el que la voz del otro, resuene como un eco, en su propia caverna interna.
El espacio de escucha terapéutica que entablo con mis alumnos, cuando me consultan, por su dolor físico, su dolor mental o espiritual,es ante todo ,un abrirme a que el otro, pueda desplegar lentamente , su sí mismo.

Brindar la confianza necesaria, para que el vínculo se abra, a dimensiones cada más profundas.Respetar los tiempos y las zonas ,que quiera explorar, aquel que busca ,no es tarea sencilla.

Somos buscadores ,que sin saberlo, debemos primero procurarnos ,el alimento en vuelo , hacia el mundo exterior, para descubrir , a veces en la madurez , que el viaje más necesario , es el que nos lleva hacia la búsqueda de sentido interior, que nadie puede otorgarnos, si nuestra Voz, no habla por sí misma.

Aprender a escuchar las señales de mi propio cuerpo, los malestares de mis reacciones mecánicas, que no responden para nada ,a mi expresión vital, es un tarea que requiere de valentía, atención plena y entrega a quien, en ese momento , personifica, mi Maestro o Terapeuta Interno.
Nadie podrá hacerlo por mí. La salud es una responsabilidad interna y comunitaria ,en la que todos escuchamos ,para dar lo mejor de nosotros.

Esa escucha empieza en mis padres ,hermanos abuelos y amigos,prosigue en mis maestros , terapeutas, médicos, sacerdotes y guías, que asumen temporariamente ,la proyección de mis preguntas, deseos y sueños.Pero ellos ,son tan sólo ,el espejismo en el que el yo , busca mágicamente el conocimiento, la sanación, el consuelo o alivio de parte de su dolor.


La segunda fase , realmente liberadora, de mi propia Voz y de mi propia escucha interior, comienza en la meditación. Una manera madura de hacer frente a lo que eres ,más allá de tus personajes. Y en el silencio más puro y liberador, hallar la escucha verdadera , la calma y el entendimiento compasivo de tu Ser.

Adriana Paoletta

Clases de Meditación para todos: consultas@taitoku.com.ar

domingo, 16 de octubre de 2011

Llevar la espiritualidad en el corazón mismo de la Vida. Ramiro Calle.


Tengo el privilegio de ser amigo de Ramiro Calle desde hace años. En mis estanterías hay cerca de 60 de sus más de 200 obras publicadas, que me han enseñado y me han acompañado, y en las que he buscado y encontrado refugio. En dos de ellas he colaborado como co-autor, con gran alegría y disfrute.

Ramiro me introdujo en la práctica del hatha yoga un día de julio de 2005. Desde entonces he seguido con asiduidad sus clases, en el centro de Shadak, abierto desde los primeros años setenta. He disfrutado en particular la silenciosa clase de los sábados, que dura hora y media. Cada vez que he acudido al centro (no exagero), Ramiro me ha recibido como si fuera el alumno más importante. He podido comprobar que este es el trato con todos sus alumnos: cercano, cariñoso, amable, sumamente amoroso.

Ramiro hace buena la práctica de que la amistad es uno de los regalos más hermosos de los que podemos disfrutar en esta vida, y la inspiración siempre le encuentra trabajando: en sus libros, en sus conferencias, en su programa de radio, en su centro. En actitud de dar y de darse a los demás, Ramiro Calle nos ha regalado una obra colosal en la que todo buscador podrá entresacar la milenaria sabiduría de Oriente, que tanto puede aportarnos.

¿Qué entiendes por espiritualidad? Entiendo la espiritualidad como una actitud y un proceder. También como una aspiración y un modo de vivir. Una aspiración de perfeccionarse, lograr que la consciencia evolucione, mejorar no solo la calidad de vida exterior sino la interior. Un modo de vivir que se base en la nobleza, la compasión, la cooperación y la mutua ayuda. Una actitud inspirada en la atención consciente, el sosiego, la ecuanimidad, la lucidez. Un proceder que permita conciliar los propios intereses con los de los demás, que esté libre de ofuscación, avidez y odio, y encuentre su luz en la claridad mental, la generosidad y el amor.

Para mí la espiritualidad nada tiene que ver con las creencias, los dogmas o las religiones. Una persona puede ser muy espiritual sin pertenecer a ningún culto o sin tener ninguna creencia, y otra que se dice muy religiosa y sigue los dogmas, no tiene nada de espiritualidad. La espiritualidad es, pues, una motivación consistente en humanizarnos y respetar a todas las criaturas sintientes. Y la espiritualidad hay que llevarla al corazón mismo de la vida y con esa actitud que es la del noble arte de vivir, impregnarlo todo. La espiritualidad está en el cuerpo, la sexualidad y el instinto, las emociones y la mente. Es un espacio de consciencia y el que llamaba Buda el recto proceder y el recto sustentamiento. ¡Ay de aquel- dicen los sabios de Oriente- que por ir en su propio beneficio va sistemáticamente en detrimento del de los otros.

¿Cómo tratas de vivirla tú y de llevarla a tu vida cotidiana? Le trato de dar a cada instante un sentido de elevación de la consciencia. No creo para nada en la moralidad convencional. Creo en el ser humano como individuo realizado, pero no en la que llamaba Azorín “la densa y espesa masa”. Cada uno tiene que hallar su vía, su senda, y cada uno es su propia doctrina. El sentido de la vida es el que uno quiera procurarle y el más hermoso es cooperar en la evolución propia y contribuir así a la de la humanidad. Somos homoanimales y yo trato de vivir la espiritualidad humanizándome, con la recta aspiración de poder alcanzar el privilegio de ser un verdadero ser humano. Hay que aprender a moverse en el plano de lo cotidiano y en el interior. Valoro extraordinariamente la consciencia, que es la lámpara de la mente, y de la cual brotan la lucidez y la compasión. Mente clara y compasión tierna: ¿Qué mayor sentido para la vida? Así siento la verdadera espiritualidad. No se trata de creencias, sino de experiencias. No se trata de palabras, sino de actos. Cada uno debe encender su propia candela interior. Y siento la verdadera espiritualidad como libre de todo dogma, propia del librepensador, del que trata de conectar con su maestro interior.

¿Qué opinas de la oración consciente? ¿Y de la contemplación, la meditación y el yoga? La plegaria consciente, es decir, vivida con atención y sentimiento, desde adentro, y sin palabrería mecánica, es un método liberatorio de importancia. Nos ayuda a conectar la mente con lo Otro; a invocar, evocar y convocar la Presencia. La contemplación es vaciarse de todo para ser el Todo; despojarse del ego para ser el Ser. La meditación y el yoga son los métodos más antiguos de transformación interior para hacer posible la evolución de la consciencia. Son una necesidad específica, son insoslayables. Hay un maestro que ya dijo: “meditación o suicidio”. No hay peor suicidio que el espiritual y el psíquico. La meditación es la senda directa hacia lo que uno nunca ha dejado de ser. Mueres al ego para nacer al Ser. La meditación es adiestramiento mental para que todas las hermosas simientes aletargadas en la mente florezcan: la energía, la atención, el sosiego, el contento interior, la lucidez, la compasión, la ecuanimidad. La meditación es el arte de parar y de ser-se.

La mayoría de las personas tenemos una consciencia semidormida. ¿Cómo podemos salir de ella? Se requiere un esfuerzo de gran envergadura porque estamos narcotizados por el ego y la frenética actividad sensorial y mental. Estamos robotizados y la consciencia es sonambulita… si a eso puede llamarse consciencia. Hay que estar más vivo, diligente, atento, vital, intenso, para combatir sin tregua la mecanicidad del homoanimal que somos, para superar la urdimbre impresionante que hemos tejido de autoengaños y desidentificarnos de lo que no somos, pero creemos ser, y nos roba la libertad interior. Hay que poner todos los medios y condiciones para superar la consciencia embotada y dejar que eclosione la energía de lucidez y compasión de la supraconsciencia o mente supramundana. No son palabras, no son conceptos, son hechos; pero igual que en el bloque de mármol ya está potencialmente la escultura, pero hay que hacerla, así hay que trabajar sobre uno para disipar la densa niebla de la mente y encontrar una veta de luz.

Siempre se habla de un cambio colectivo, pero nunca llega y cada día hay más codicia, ofuscación, odio, rivalidades. ¿Qué puede hacer una espiritualidad verdadera para cambiar el mundo? Se ha dicho que si por cada ciudad hubiera una persona despierta, verdaderamente despierta, cambiaría la faz del mundo. Todo lo peor surge de la ofuscación, en la que entroncan la desmesurada codicia y el odio. La tragedia es vivir de espaldas a lo mejor de uno mismo, creer ilusoriamente que no morimos (el “ milagro” es siempre creer que los que mueren son los otros) y no tratar de crecer interiormente y humanizarnos. Como dice Baba Sibananda, venimos aquí unos solos días para hacernos la foto y luego nos marchamos. El único sentido, y en eso la actitud de la verdadera espiritualidad es de enorme ayuda, es cooperar con nosotros mismos y con los demás. La espiritualidad verdadera, y no las iglesias instituidas, es la que puede mejorar el mundo… Pero para ello urge cambiar la mente, porque si el reformador no reforma su mente, por ejemplo, ¿qué tipo de reforma podemos esperar de él? De los políticos prefiero ni hablar: son actores frustrados. Como dijo Jesús, ciegos dirigiendo a otros ciegos y todos al barranco. Coincido plenamente con Krishnamurti cuando dijo que los políticos no son gentes de fiar, pero no quiere decir que no haya alguna excepción al respecto.

¿Qué recomendarías a los líderes mundiales para que bajen las armas y busquen genuinamente la paz? Si no cambian su mente y su proceder, nada hay que esperar de ellos. Están guiados por el narcisismo, la ofuscación, la codicia y el odio. O sea, están mal guiados. El poder siempre es putrescible. Lao-tsé, Buda y Jesús reaccionaron contra el mismo. ¿Nos gobiernan los más sabios y despiertos? Todo lo contrario. Esos dirigentes mundiales no suelen querer a nadie que no sea su propio ego-rascacielos. Son muchos de ellos como perversos duendes disfrazados de humanos. Ya lo decía Ramakrishna: hay espíritus malévolos con envoltura carnal humana. ¡Dios sea misericordioso para que no caigamos en sus manos! Lo que recomendaría a un líder mundial es que tenga ojos para las necesidades ajenas y las alivie; que sepa que también él es finito y la vida es un erial y un estercolero cuando no hay compasión, y ya dijo Nisargardatta, “incluso la vida sin amor es un mal”. Les recomendaría que meditasen, pero prefieren enredar para provocar caos y conseguir así “ganancias en ríos revueltos”.

¿Cuál es tu sentimiento y pensamiento sobre Jesús? Para mí Jesús forma parte del linaje de los grandes liberados-vivientes, aquellos que han sido, en palabras suyas, la sal de la tierra; los que han superado todas las mancillas de la mente y han permitido así que aflore la compasión infinita. Por esa compasión infinita invirtieron sus vidas en llevar hasta los demás las enseñanzas, métodos y claves para la elevación de la consciencia y la conexión con el nivel de Arriba. Jesús era de Arriba.

¿A qué hay que renunciar para ser libre? Al afán de posesión, a la necedad y ofuscación de la mente, a la idea ilusoria de que podemos controlarlo todo, al apego y el aborrecimiento, a los viejos patrones y esquemas y filtros socioculturales. Morir para renacer. A cada momento, a cada instante, sin acarrear la mente vieja saturada de heridas, rencor, miedo, afán de venganza. Desidentificarse del ego para ser uno mismo; desalienarse, recuperar el hogar interior.

¿Cómo discernir la llamada de Jesús: deja todo y sígueme? Deja tu ego, deja tu avaricia y tu afán de posesividad, deja tus dogmas y tus derroteros marcados por la avidez, deja el que crees que eres para realmente ser el que eres, deja los excesivos apegos mundanos, los dogmas y fanatismos que esclavizan y dañan a los otros, el legalismo y el poder, las palabras vacuas que no son seguidas de actos, la vanidad y la prepotencia.

¿Por qué hay tanta avidez y codicia en el mundo? La codicia es el resultado del ego irrefrenablemente voraz, que solo quiere acumular y retener, que está en el tener y nunca en el ser. Es la mente calculadora y rentabilizadora, que no tiene fin, que es como un rapaz estómago sin fondo. Es el mayor mal de esta sociedad, la que crea todo tipo de desigualdades, explotaciones, denigraciones, manipulaciones, horror. La codicia no tiene fin y un sabio hindú la llamó el “círculo vicioso del noventa y nueve”. Cuando uno tiene de algo noventa y nueve, la mente dice “voy a redondear hasta cien” y cuando tiene ciento noventa y nueve, “voy a redondear hasta doscientos” y así sucesivamente. El signo del kali-yuga, la época más negra, es la codicia. Invade todos los estamentos, instituciones, y demás, como una marea negra y pestilente.

¿Dónde está la sabiduría? ¿Y dónde la gracia? Dentro de uno. La gracia si estuviera fuera, vendría y se iría, pero está dentro de uno. Hay que ganarla, hay que activarla, hay que merecerla. No viene gratuitamente. Es lucidez y compasión. Igual que un ave necesita de ambas alas para remontar el vuelo, así las alas para remontar el vuelo hacia el Ser son la lucidez y la compasión.

¿Qué reacción te despierta la muerte? Déjame hacer una broma, querido Joaquín: cuando me esté muriendo te lo diré. Mientras tanto es una idea, pero una idea que hay que instrumentalizar para ser más honesto, vital, sabio, amoroso. El recordatorio de la muerte es fantástico. Tenemos que aprender a soltar, empezando por este cuerpo, que un día dejaremos como unos zapatos viejos. Decía Buda que ante la muerte todo palidece. Recordarla nos hace más humildes. Si fuéramos a cada momento conscientes de la muerte no seríamos tan mezquinos, no tendríamos tantos apegos bobos, seríamos más cooperantes y amaríamos más a los seres queridos, pues les podemos perder en cualquier instante.

Una ultima pregunta: ¿Cómo convertirse en uno mismo? ¿Cómo tratas tu de hacerlo? Si un actor cuando está desempeñando un papel, se creé el personaje que interpreta: eso es alineación. Si nos creemos el yo social, eso es enajenamiento. No me lo creo, trato de no creérmelo jamás. Hay que despojarse de muchas cosas que están en uno para ser uno mismo. Considero esenciales la meditación y la contemplación. No hay que vivir en base al ilusorio yo idealizado, sino a si mismo; ni en base a descripciones ajenas o creencias con las que nos han adoctrinado. Hay que tomar el cielo por asalto, que quiere decir ser intrépido para merecerlo. Por eso en el yoga no solo hablamos de aprender, sino de desaprender. ¡Cuánto hay que desaprender para ser uno mismo!. Como digo en mi novela El Faquir, el deber de todo aprendiz es seguir aprendiendo. Siempre estoy aprendiendo. Me reviso, me vigilo para tratar de ir superando autoengaños y trabajar sobre mi lado difícil y confiar en los aliados internos. No hay día sin yoga ni meditación para mi. Pero todos los días traigo a mi mente un viejo adagio que me refirió un maestro: “Estamos en la vida para ayudarnos. No hay otra cosa que el amor”.


"No hay otra cosa que el amor"

Por

sábado, 15 de octubre de 2011

Se duplicó la cantidad de gente que medita como terapia contra el estrés

Es una forma de soportar vidas agitadas. Hacia fin de año crece su demanda para lograr llegar a las vacaciones. Hasta los niños se prenden.

Por Romina Ruffato


Se duplicó la cantidad de gente que medita como terapia contra el estrés

En trance. Cada año aumenta el número de meditadores en el país. Hace dos sábados, en los alrededores del Planetario se reunieron alrededor de 20 mil practicantes.

Si la vida cotidiana fuera un auto, la meditación sería una palanca de cambios con la capacidad de bajar la velocidad, para evitar el choque. Cada día, más gente se da cuenta de que necesita parar un poco, y los datos subjetivos confirman la tendencia. Juan Mora y Araujo, vicepresidente de la Fundación El Arte de Vivir, por ejemplo, asegura que “la cantidad de participantes se ha duplicado año tras año durante los últimos cuatro”. Germán Martina, presidente de la Asociación Argentina de Meditación Trascendental, estima en 45 mil las personas que desarrollan esta práctica. Para Adriana Paoletta, instructora de yoga y docente de meditación, “en los últimos cinco años se incrementó en el 70%”.

Lo cierto es que fueron 25 mil personas las que participaron de programas de la Fundación en 2010 y se calcula el doble para 2011. En todo caso, crece en todo el país como opción al estrés urbano. El megaevento de hace dos sábados en 44 ciudades del país lo confirma.

Mariana Spalvieri y Roberto Ricciardi, técnicos superiores en Dinámica Mental, aportan las épocas con más afluencia: “En marzo, para incluir la actividad a una rutina saludable y en agosto y septiembre para sostener el cansancio”. Motivos sobran. “Se busca un reencuentro consigo mismo, porque en una sociedad tan tecnificada y llena de ofertas, lo externo aleja del verdadero ser”, dice Martina. La meditación trascendental es una técnica específica que intenta llegar a un estado de conciencia pura, “de contacto con la fuente de toda expresión de inteligencia, energía y motivación”. Es sencilla, se recomienda realizarla dos veces por día, durante alrededor de veinte minutos y con los ojos cerrados.


La dicotomía Beatles o Rolling se rompe, precisamente, con la meditación. Tanto Mick Jagger como Paul McCartney son asiduos practicantes; lo mismo que Richard Gere, Jennifer Anniston, Sting y Madonna, entre otras celebrities. Sin embargo, el fenómeno se vuelve demasiado masivo para ser considerado una moda excéntrica.

Roberto Rosciano se reconoce como un adicto al trabajo. Tiene 60 años y es contador. Medita desde 2009. Su exceso laboral le costaba presión alta, cigarrillos y excesos en las comidas. “Me propuse cambiar mi actitud mental, comenzar la recuperación corporal y lograr un equilibrio”, contó. “Ya no fumo y aprendí a controlar mi dieta”, agregó. Desde hace dos meses, Roberto decidió continuar solo con la meditación para internalizarla.

Efectos. En este sentido, Spalvieri coincidió en que la gente se propone “reducir los niveles de estrés, miedos y angustia”. De lo que se trata es de “poner en movimiento la mente, que es cuerpo, emociones, sentimientos y espiritualidad para luego actuar sanamente”, explicó. Adriana Paoletta la define como “autoconocimiento y liberación, porque se abre lo que está cerrado por el condicionamiento de nuestros recuerdos y pensamientos”.

“Es desatar el nudo del mundo interior de cada uno”, describe Adriana Paoletta.Viviana Ribeira, ama de casa de 50 años, operada de un cáncer de tiroides que la había deprimido muchísimo,también la toma como una terapia: “En una meditación tuve una visión de mi madre, que murió a mis cinco años, y eso me ayudó a elaborar el duelo”, relata. Asistía a los talleres gratuitos del hospital Alvarez que fueron cerrados, por lo tanto, ahora medita en su casa.


“Muchos vienen para encontrar paz interior o porque siempre quisieron meditar y nunca supieron cómo”, señaló Mora y Araujo. “Todos queremos una vida plena y cuando la mente se aquieta podemos disfrutar el lugar en que estamos en el presente”.


Eso pretendía Alejandra Vitale, psicóloga, cuando se inició hace un año y medio: “Hago análisis, pero deseaba algo que no fuera tan racional, que me conectara con lo emocional”. Detalló los “muchos beneficios” que obtiene: relajación, seguridad, mejor estado anímico.

“Es una experiencia en la que ninguna cosa te desconcentra, prestás mucha atención a la respiración y cuando llegás a ese estado, sentís el silencio puro”, resume Joaquín, de 12 años.

La meditación es apta para todo público, con matices. “Practicamos formas de concentración en los chicos, para mejorar su empatía, el autocontrol, valores positivos”, señaló Paoletta. “Los guiamos hacia su hogar interior”, agregó.


Como su hermano mellizo, Gabriel está preparando el ingreso del Nacional Buenos Aires y juega al básquet. Su sensación: “Estás con la mente en blanco, no escuchás los ruidos ni sentís lo que te perturba”. Gabriel agrega: “Te relajás y decís uauuu, nunca me había pasado esto”. Para conducir la propia vida, nada mejor que saber cuándo frenar.


VIA DIARIO PERFIL


Grupos de Yoga y Meditación para todas las edades:

consultas@taitoku.com.ar

jueves, 13 de octubre de 2011

Caminamos hacia allí...


Caminamos en silencio, tomados de la mano, con la intensidad que sólo otorga, la fragilidad de la existencia.

Todo quedará guardado, hasta el momento de volver a ser dicho. Todo hicimos, por hacerte permanecer.

No hay fortaleza más grande ,que el saberte amado y haber amado hasta el final.

No hay final, en la eternidad, que aún no comprendemos.


La conciencia atenta, de cada uno está vacía, contemplándose a sí misma.

La muerte nos desnuda, sin poder cubrirnos con nuestras vestiduras.

Todo es desenmascarado,en la que ahora , te silencia.

Adriana Paoletta

Mi hermana Romina, murió el de 8 de Octubre a las 6.30 horas, en el sagrado día del Perdón. Su habitación miraba hacia una gran mezquita, su corazón estaba lleno de Jesús y en sus manos el rosario de María. Ahora es parte de ese cielo ,donde Dios tiene un sólo nombre: Amor.

A Gastón, a Maia ,a Toby, todo nuestro amor. A mis padres, a mi hermano ,mi entrega. A mi esposo y a mis hijos, mi gratitud. A toda la familia y amigos del alma, un inmenso GRACIAS, por caminar juntos.

sábado, 1 de octubre de 2011

Cintas y poleas para estar en forma.




Las clases en Taitoku, son intensamentemente divertidas. No hay nada de la solemnidad artificial de algunas propuestas de Yoga, pero sí, una propuesta sentada en bases sólidas de la anatomía del movimiento y la búsqueda de un cuerpo integrado ,con la mente y el alma.


El trabajo intenso del Ashtanga Yoga Terapéutico, integra diversos elementos ayuda, que permiten que el alumno logre una performance balanceada ,entre fuerza, tonicidad, estiramiento y relajación ,en todos sus movimientos. La plasticidad de nuestra técnica, permite rehabilitar muchas patologías ostemusculares, derivadas del deporte , malos hábitos posturaless, problemas de columna, como hernias de disco, artrosis, espondilolistesis, osteocondritis de rodilla, esclerósis múltiple, artritis reumatoidea etc. 


Los elementos de ayuda como las kururntas, los espaldares, las esferas, las bandas y barras, permiten darle a nuestra rutina de ejercicios,la ayuda necesaria para alcanzar posturas difíciles, sin el impacto de las lesiones, tan frecuentes en los entrenamientos. 


Los esperamos a participar de nuestras sesiones personalizadas, en familia o grupales para todas las edades. 


consultas@taitoku.com.ar


Adriana Paoletta

Desde las plataformas vibratorias como Power Plate hasta las salas de kinesis, pasando por el tango pilates y el stiletto strengh, pocos mundos son tan dinámicos como el del fitness, que todos los años suma nuevas disciplinas y desafía a estar atento a las últimas tendencias en materia de entrenamiento físico.
Sesiones cortas, intensas y con el propio peso del cuerpo como única carga son las últimas propuestas para cuidar el cuerpo y la salud. Ya no hace falta transpirar y pasar horas y horas en el gimnasio, sino mantener la constancia y fijar objetivos realistas a corto, mediano y largo plazo.


"Las clases de una hora, o de hora y media a ritmo moderado ya no se usan más. Lo que se busca ahora es la aceleración metabólica. Los últimos estudios demostraron que se queman más grasas si se reduce el tiempo de entrenamiento, pero aumenta la intensidad", explicó Diana Bustamante, directora del centro de capacitación Master Fitness.
El médico deportólogo del Hospital de Clínicas, José Tomás Ghergo, también se refirió a los nuevos sistemas de entrenamiento. "Lo que más se utiliza hoy son los circuitos en lugares reducidos, tanto para bajar de peso como para aumentar o mejorar la performance deportiva".
El especialista, que además es el médico de Power Plate para la Argentina y Uruguay y director del Centro Kaizen, hizo hincapié en que, antes de lanzarse a hacer cualquier actividad física, se debe ralizar una consulta con un médico deportólogo.

"Después, trazar objetivos y elegir las herramientas para lograr las metas, que pueden ser desde métodos convencionales, hasta los más avanzados", explicó Ghergo. Dentro de éstos últimos, el especialista se refirió al entrenamiento por aceleración en plataformas vibratorias.
"Consiste en movimientos que se realizan a una cantidad programada de vibraciones por segundo. La aceleración se genera a través de la amplitud de movimiento en sentido longitudinal, que provoca una resistencia que se va modificando en función del estímulo que se va dando. Se logran resultados casi inmediatos en un período corto.
La sesión dura 30 minutos e incluye entrada en calor, entrenamiento, elongación y masajes. Los paquetes trimestrales que incluyen ocho sesiones por mes cuestan 1800 pesos.
Bustamente, que además es master trainer de Power Plate para América latina, también destacó como tendencia el trabajo con cintas.


"En los circuitos se usan mucho los sistemas de cintas, de las que te colgás y se trabaja con el peso del cuerpo. Con este método, se trabaja la fuerza, la resistencia, y está dentro de lo que es el entrenamiento funcional, es decir, hacer movimientos similares a los que uno realiza en la vida cotidiana. En el gimnasio, estás sostenido por una máquina y se trabaja sólo una porción del cuerpo, haciendo movimientos que no son los habituales."
Las cintas más difundidas para el entrenamiento por suspensión son las kuruntas, que provienen del yoga, y las TRX, surgidas en la Guerra del Golfo, que son más largas que las anteriores, pero el principio es el mismo: trabajar con el peso del cuerpo suspendido.
Otro método de entrenamiento es la kinesis, un sistema de poleas y tensores en módulos que permiten trabajar toda clase de movimiento. El primero en traerlo al país fue el Alvear Spa & Fitness Center, y es utilizado tanto por los huéspedes del hotel como por los que poseen abonos ($ 1750 el mensual, que incluye el acceso a todos los servicios del spa).
"La kinesis utiliza un sistema de deslizamiento de cables que permite realizar movimientos en los tres planos del espacio. Las poleas se mueven 360° y eso permite trabajar todo el cuerpo con el propio peso, y también se puede agregar peso extra. Hay unos 400 movimientos posibles y 250 ejercicios para hacer", explicó Alberto Matías Torres, encargado del área de Fitness Center del Alvear Spa & Fitness Center y profesor nacional de educación física.
SIETE DISCIPLINAS PARA TENER EN CUENTA
KURUNTAS 
Consiste en un trabajo que utiliza sogas para realizar movimientos y posturas. Estas cuerdas están colgadas de la pared y son firmes, no elásticas. Forma parte de las disciplinas que trabajan con el cuerpo en suspensión, y apuntan a lograr mejorar la postura y tonificar. Kuruntas significa marioneta en sánscrito.


KINESIS 
Utiliza un sistema de deslizamiento de cables que permite realizar movimientos en los tres planos del espacio. Las poleas se mueven 360° y eso permite trabajar todo el cuerpo. Prevé hasta 400 movimientos distintos.
TANGOLATES 
Evoca algunos conceptos del tango y otros del pilates, pero reformulados y con el agregado de una parte aeróbica que hace que se quemen muchas calorías. No es baile, pero tiene coreografías especialmente diseñadas para adelgazar, tonificar y endurecer.
TRIKKE 
Es un vehículo de tres ruedas que reúne lo mejor de esquí, el patín y el skate. Se realiza outdoor, no tiene impacto; es un balanceo en zig-zag que puede hacerlo desde un niño de 4 años hasta un adulto mayor. En sólo 30 minutos de ejercicio, a una velocidad de 15 km por hora, se queman unas 500 calorías. Hay demostraciones gratis en Palermo.
POWER PLATE SON 
movimientos que se realizan a una cantidad programada de vibraciones por segundo. La aceleración se genera a través de la amplitud de movimiento en sentido longitudinal, que provoca una resistencia que se va modificando en función del estímulo que se va dando.
STILETTO STRENGH 
Se trata de una disciplina en la que las zapatillas son reemplazadas por tacos de hasta 15 centímetros aunque lo ideal es empezar con uno de 5 o 7 centímetros. Se trabajan las piernas y los glúteos, ya que se realizan sentadillas y estocadas con ese calzado.
BAR METHOD 
Es un sistema de entrenamiento que utiliza una barra de ballet para realizar movimientos y ejercicios. El secreto es trabajar por intervalos de elevada intensidad, utilizando el peso del propio cuerpo. Es un método muy difundido en los Estados Unidos, pero casi desconocido en la Argentina..
VIA DIARIO LA NACION