sábado, 26 de febrero de 2011

Amaneciendo en la ruta.


No importa donde vayas, si tu conciencia no está ahí para vivir a través de ti. Cuanto más presente estés , cada amanecer será distinto, insólito y fugaz, como la luz que emerge entre las nubes y luego desaparece en la negrura del cielo.


Disfruto de las rutas que nos llevan hacia algún lugar en donde el sol se levanta. No es necesario cruzar el océano. Tan sólo busca un camino, una calle por donde deslizarte, al ritmo de la velocidad. Velocidad que es también interna, junto al juego de los pensamientos, que viajan de un punto a otro de tu mente, sin interrupción.


Reconoce, que al mirar a tu alrededor , todo pasa y se transforma. Fugaz es aquello que tocas con la mirada: un pájaro en vuelo, campos amarillos de girasoles sonriéndole al sol, semillas invisibles en la negrura de la tierra, nubes transformistas que anhelan el juego, de ser siempre distintas, una estación sin pasajeros, un hombre sentado junto al camino, el sueño sin prisa de un niño...

Debo reconocer que el movimiento de un viaje, es una meditación activa tan valiosa como un nirvana extático. El camino, la música de Lennon, el viento, el cansancio de haber amanecido con la luna en nuestros hombros.

A veces tengo visiones tan profundas, de esta inmensidad que está entre nosotros.Inefables, me funden en un arrobamiento ,que sólo de luz parece
crearse y explotar hasta desaparecer.

Sin embargo su sabor me alerta en momentos de alienación y me persuade de no caer en la ilusión de la batalla , que emprendo , con aquello que no puedo aceptar, tal y como es.

Nos duele abrirnos a la existencia desnuda y real. Pues esto que es, no depende de mi, es totalmente libre.

Siento el crecimiento del pasto, las gotas de lluvia, la arena fresca y sedienta, el sol poderoso deseando ser luz.

En silencio, escucho cómo mis hijos contemplan como nosotros el camino. Queriendo ser, apresando el instante en el fondo de la retina. Soñando quien soy y despertando al ser .

Hay estrellas que señalan el camino. Me gusta detenerme y entablar un diálogo con ellas.

Es necesario comprender que detrás de la luz , descansa la noche. Suelta con amabilidad cada instante y fluye pacientemente hacia el infinito, desapercibido .


Adriana Paoletta

miércoles, 23 de febrero de 2011

El poder de la visualización.Ejercicio de la rosa.

Hay un poder tan sutil como el aroma de una rosa, el poder nuestros pensamientos. No soy una amante de la New Age, cuya filosofía, encarna muchas veces el anverso del materialismo, llevado a lo espiritual, en donde el poder del individuo lo condenará o lo salvará, creyendo ingenuamente que controlamos magicamente todo lo que nos pasa.

La verdad es otra. Somos seres atravesados por el sufrimiento , la impermanencia de todo lo existente y a la vez en interdependencia con infinidad de seres y sucesos que escapan al limitado entendimiento humano.

Hace unos meses, caminando por la orilla del mar, Mi hijo Gabriel ,encontró una rosa blanca, tan banca como la espuma del mar. Y pensó en llevársela a su tía, para que la arrojara al mar con un deseo.

No hay tiempo ni espacio a nuestro alrededor, somos seres eternos, que prisioneros de nuestro cuerpo, entendemos limitadamente nuestra relación con nuestro Ser, que es cuerpo, mente y alma.

Un niño, quizás está más abierto a entender este paradigma, no desde la razón , sino desde su sabiduría intuitiva.

Caminó seguro con su rosa blanca en la mano, pensando que entre sus dedos, sostenía un delicado tesoro , para alguien que lo necesitaba.


Romi pidió un deseo, emocionada por ese don recibido de la virgen del mar. Las rosas son el símbolo de espiritualidad femenina, de la Virgen, que consuela y protege.

Intuyo que Romi en esa oportunidad, no pidió nada para si, sino todo para sus hijos y su familia.

Hoy esa rosa que mi hijo llevó por ella, está en su corazón, pura, resplandeciente y luminosa, emanando la más bella de las fragancias.

Visualización de la Rosa.

Ahora , te sientes, totalmente protegido/a, por esa rosa blanca en el centro tu alma.

Observa como abre sus pétalos a medida que respiras y te relajas.

Respira profundamente y descubre como esa fragancia es cada vez más bella, cautivante y relajante.Concéntrate en tu respiración.

Permite que tu mente se abra para recibir en su centro, la imagen de la rosa. Pura, luminosa y suave. Observa la delicadeza de sus pétalos, la blanca tersura de cada pétalo.

Anímate a sentirla más profundamente, tócala con tu mente, mientras su aroma envuelve tu cuerpo, delicadamente.

Imagínate tocando cada parte de tu cuerpo que quieras sanar. Toca conscientemente cada zona de dolor, cada herida, con la suavidad de sus pétalos.

Viaja hacia el interior de tu cuerpo y reconfórtalo, con esta suavidad perfumada, siente su protección ,su cuidado, su amor infinito.

Relájate profundamente, respirando. Visualizando la caricia sanadora de esa rosa blanca.

Mira profundamente dentro y déjate sanar por su poder celestial. Percibe el perfume que emana de su centro de luz.

Ahora contempla. Hay alguien que sostiene la rosa con sus manos. Ya no tienes que hacer nada, sólo déjate sanar, por tu médico interior, por la presencia que ahora descubras . Mira sus manos, su rostro y su mirada compasiva y alegre.

No temas, estoy aquí para sanarte. Repite varias veces conmigo ,internamente desde el corazón: Estoy sana. Soy la luz que sana.

Siente como las palabras se siembran en tu corazón, como alimento para tu rosa , en el proceso de sanación.

Relájate, disfruta calmadamante de la fragancia de la rosa . Déjate sanar por tu médico interior, por tu madre sanadora. Siéntete totalmente protegido/a y en paz.

Paz en tu corazón. Paz en tu corazón. Paz en tu corazón.

Y así sera.

Adriana Paoletta.
Dedicado a mi hermana Romina que hoy inicia su tratamiento y a todos aquellos que están atravesando un proceso de sanación.

jueves, 17 de febrero de 2011

Compartiendo el prana en la Aldea Global..


El prana se comparte a través de la respiración. Todo aquello que nos da energía, salud , amor , conocimiento y sostén, es una forma de prana , en la que el universo se nos entrega.


Estamos tan acostumbrados a pensar desde la posesividad infantil, que dar, parece un acto sobrenatural. Somos esclavos de una cultura que estimula el más alto egoísmo infantil y narcisista , para hechar a rodar el deseo, por tener cada vez más, aquello que no necesito esencialmente.

Muchos de los empresarios que atiendo, me exhortan a que no comparta mis conocimientos , ya que permanentemente hay al acecho, plagiadores, buscadores de ideas creativas, que ávidos de inspiración, raptan las musas de los otros.

El conocimiento es un bien común, fruto de la evolución, que dio saltos cuánticos, a través de diversas etapas, que nos han conducido hasta aquí: a esta aldea global , como señalaba Marshall McLuhan, para describir la interconexión humana a escala global ,generada por los medios de comunicación electrónica.
Su sentencia"el medio es el mensaje", define la importancia de este desarrollo a cielo abierto, de todas las líneas de conocimiento, incluidas la espiritual.El conocimeinto a través de la RED, es la expresión más tangible de que podemos conectar nuestras mentes y pensar en comunidad. Ahora mismo, estoy apoyándome en tus ganas de leer y conocer, brindándote un alimento que te hará crecer, transformar de alguna manera tus paradigmas para mejorarnos por dentro y más allá de nosotros , hacia una comunidad más empática,justa y creativa.



La conciencia de tercer grado, en donde el Espíritu es el fundamento omnipresente de todo lo que es, de modo que se halla completa y plenamente presente en todos y cada uno de los estadios del desarrollo, es un salto que se dará a partir de prácticas como la meditación sin forma, para experimentar directamente lo que se conoce como “conciencia cósmica”o "conciencia de unidad".



Alcanzando niveles de desarrollo cada vez más inclusivos y permitiendo que emerjan las dificultades que van desde el cuerpo físico, el cuerpo sutil, el mental y el causal, iremos desplegando el espectro total de nuestra conciencia ,integrada en todos los niveles del SER .

Por ello, los guías de esta nueva era , tendrán que desarrollar nuevas habilidades, inteligencias múltiples y un sentido social-comunitario que lleve al ser humano a la cúspide de su SER.

Adriana Paoletta

martes, 15 de febrero de 2011

Nuestras plegarias en el Arco Iris. Un viaje de sanación 2.

Viajar es buscar en el camino, un puente , una ruta , hacia un nuevo universo. Un viaje es la metáfora de nuestra búsqueda, por ello nuestros destinos al viajar, expresan claramente nuestra forma de creer, nuestros deseos y también qué nos guía , en nuestro cotidiano vivir.

Cuando emprendemos un viaje de sanación, algo se tranforma en nuestra fe, que se pregunta en cada tramo del camino , si el lugar al que vamos , es más importante que nuestro ir hacia él.

Mientras viajo , observo los signos a mi alrededor, abriendo mis sentidos , a todo aquello que responda a mi búsqueda interior. Si estoy presente, todo a mi alrededor florece , como un mensaje abierto de corazón a corazón.

Y conforme a cómo esa fe, se va nutriendo y abriendo, como un diáfano cielo de verano, los rayos multicolores te atraviesan como mensajeros de LUZ.

Luz viviente que nos guía, en la oscuridad, luz poderosa que se abre paso en la razón, para envolver sus dudas, luz de amor que sana tu dolor , cuando las puertas parecen cerradas a la esperanza.


Luz que se descompone en 7 colores para anunciar que tu conciencia es integral, trascendente y compleja.


Luz que es arco iris , como un puente entre el cielo y la tierra, revelando el vínculo olvidado entre Dios y los hombres.
En la Antigua Grecia, Iris era la mensajera de los dioses, por ello el arco iris lleva su nombre.
En India y Mesopotamia, los siste colores del arco iris, son la representación de los siete cielos. En China es la unión del yin y el yang, signo de armonía y fecundidad. Según el budismo tibetano nubes y arco iris simbolizan el Samboghakaya (los cuerpos de arrobamiento espiritual y su resolución en lluvia, el Nirmanakaya, ( cuerpo de transformación).
En la tradición cristiana, es la expresión de una nueva alianza entre Dios y los hombres, de un nuevo comienzo de la vida, protegida por la benevolencia divina.
Este cielo de arco iris, se nos regaló , cuando llegó mi hermana Romina a Pinamar. Mientras los cuatro dormían exhaustos, del viaje, bajo los pinos, el cielo se tiñó de color.
Quizás en este arco iris, están nuestras plegarias, todas las oraciones de amor, sanación y esperanza que todos ustedes encendieron en el cielo, para que todo el dolor pase y Dios nos sane.
Sigamos elevando nuestras plegarias , para que en cada rincón del mundo, un arco iris, nos revele el poder de nuestra fe.
Adriana Paoletta.


domingo, 13 de febrero de 2011

La espiritualidad en la vida cotidiana.


El camino hacia la liberación espiritual, es un trabajo cotidiano en el que purificamos, mediante la experiencia consciente, el sufrimiento que tenemos ,en nuestra relación con la vida.


El caminar hacia la trascendencia de la sensación separada , dolorosa y tensa , de estar solo, me llevará a entender , que caminando junto a otros, haré más bello este viaje tan largo como la vida misma.

Ayer me preguntaba, cómo es tan sencillo transmitir el camino del espíritu , a los más pequeños. Ante mi asombro, la armonía de un grupo totalmente heterogéneo en edades, clases sociales e intereses, pueden unirse en la búsqueda ,de la expresión feliz de nuestro SER.

Nuestro SER se expresa en colores, que transforman nuestra mirada. Al pintar, contemplar y admirar la naturaleza que nos rodea, contactamos con la capacidad de apreciar el maravilloso mundo viviente que nos acompaña.


Serenar el pensamiento, nos dará la oportunidad de escuchar y adentrarnos en aquella experiencia anhelada: la calma. Más allá del pensamiento, me espera una conciencia sin límites , que es pura felicidad.


Su puerta está cerrada desde el cuerpo, en sus tensiones que nos mantienen prisioneros, en sus deseos, que nunca se satisfacen. Por eso el yoga, entra por la puerta de tu cuerpo, para llamar a tu SER.

En la disciplina diaria, de un retiro abierto, entramos y salimos naturalmente de este estado de felicidad, a nuestro estado cotidiano , para relacionarnos libremente en comunidad.


La espiritualidad no se encuentra en técnicas excéntricas, ni en complejos ejercicios de ingenio, tampoco en el abandono de nuestra vida real.


Es como un rayo de sol, que baña todos los días nuestro cuerpo, sin que lo sientas. Es abrirme a estar, donde debo estar, siendo generoso conmigo mismo y con los demás.


Es acercarme al misterio, unidos por el amor, que nos dará la respuesta a todo lo que anhelamos.

Siempre juntos, para sanar el corazón y sentir la luz del sol a nuestro alrededor.

Adriana Paoletta

jueves, 10 de febrero de 2011

Relajarnos para encontrar la sabiduría. De Retiro en Pinamar


El descanso en nuestro SER, nos aparta del ruido del pensamiento para entender de manera simple y reveladora el sentido de nuestras vidas, en cada paso que damos.


Caminar en silencio nos devuelve esa conexión perdida con nuestro adentro. En quietud silenciosa, el silencio nos habla.
Cuando la mente cesa en su afán de controlar y acallar al SER, la quietud me muestra la maravilla de la existencia pacífica, sin nombres , sin fronteras , entre el que observa y lo observado.


Puedo contemplar claramente , como todo el dolor que traigo grabado en mi cuerpo, en mi mente y mi alma, se disuelve, como la espuma en el mar.


Y si entiendo, desde la experiencia corporal , que la existencia graba sus impresiones en mi, también comprenderé que el karma, la intención de mis actos, guiará mis pasos hacia el futuro, lleno de frutos alegres, maduros y transformadores.


Es necesario que me retire , de la exigencia de un mundo que me pide algo que no podré entregarle: una fortaleza construida en la eterna juventud, una vida sin sentido trascendente, el éxito aparente , en la posesión de las cosas y las personas, un mundo sin dolor , un ser humano autosuficiente.


Me retiro para poder compartir con los más chicos, el asombro frente a la naturaleza y su lenguaje lleno de color. Me retiro para encontrar esa espontaneidad que me anima a soltar mi potencial.

Y entender que juntos podemos aprender a revelar esas preguntas que a veces nos inquietan y sin saberlo no podemos responder.


Me retiro para hallar mi propio manantial, en donde todo se tranforma en alegría, creatividad ilimitada, perdón y aceptación, amor y libertad.

Y sin quererlo, el silencio me acerca un suave murmullo...y de a poco comprendo hacia dónde voy, para qué estoy aquí, con quién deseo caminar, para disfrutar del sentido de mi vida.

Adriana Paoletta

lunes, 7 de febrero de 2011

Un Viaje de Sanación 1


¿Cuándo comenzamos a sanar una enfermedad?.
Quizás jamás lo sepamos, pero algo se transforma en nuestro modo de entender el sufrimiento , cuando descubrimos que somos vulnerables. Esa fragilidad fragmenta, nuestra falsa percepción de un yo omnipotente, que se aisla para construirse, venciendo los miedos y separándose de esa unidad que llamamos TODO...DIOS...ARMONIA...AMOR UNIVERSAL.


¿Por qué mi cuerpo guarda en sus células, los rastros dolorosos , de una realidad que no comprendo?.
El pasado aún pesa, sin existir .Sin embargo, mi mente lo actualiza, con un torrente de recuerdos emotivos, que hacen que todo lo vivido, siga intacto, en algún lugar de la memoria. Y me aferro al ancla, que no me permite abandonar este antiguo puerto ,de historias ya vividas y consumadas. Mi cuerpo sigue anclado en esas culpas, en tristezas hondas y sencillas, de pesares que recuerdan ausencias, faltas, deseos, que ya sólo puedo dejar atrás, aceptando mi propia fragilidad.


¿Cuándo dejé de creer en mi propia bondad?. ¿Porqué creí que no iba a ser perdonado?.
¿Qué fue aquello, que me alejó tanto de mi corazón, que mi alma tembló escondiéndose de su propia luz y se fue ocultando del mundo ?.

Un día despiertas y descubres que has iniciado un viaje : un viaje en espiral, que te hará ascender y descender a través del tiempo, sumergido en algo que aún no comprendes, pero que tarde o temprano,, se irá revelando como un dibujo en el cielo de tu mente.
Y recorres toda la existencia, desde el adentro, que ahora duele, hacia el mundo que te sostiene. Y eres como una fuente de Vida, que descubre un secreto manantial, que habías olvidado y que ahora sacia tu sed.


En medio de ese paisaje majestuoso, te rindes, te arrodillas y descansas para mirar, que esa fuente brota infinitamente desde siempre. Contemplas como todo a tu alrededor , está bañado por ese franco resplandor, que abre sin medida su rayo.

Caminas en silencio, reconociendo que ese lugar , es TU LUGAR SAGRADO, donde puedes descansar del dolor, del pasado, de las presiones del futuro.

Descansa, hemos llegado, después de un largo viaje,... a entender el color verde de este campo, el amarillo de las margaritas, el rojo de la tierra bañada por el sol. Descansa, bajo el cielo, limpio y celestial, que reconoces como puerta hacia la suavidad infinita , de este amor, que nunca se consume en tus manos, sino que incansable y paciente, ... espera.


Y me dejo dejo guiar por las huellas del amor, por los signos del amor, por las manos del amor. Necesito despertar, para entender este caminar sinuoso, por lugares que aún no he visitado, pero se que en cada paso sanaré.

Caminemos juntos, para recuperar nuestro equilibrio interior. Caminemos juntos , mientras sostenemos la mano de quien sufre. Caminemos juntos hacia el manantial.

A mi hermana Romina ,que ha iniciado su viaje sanador , acompañada de toda su familia.
Adriana Paoletta