lunes, 31 de enero de 2011

Cómo cambia el cerebro la meditación


¿La gente puede fortalecer los circuitos cerebrales asociados con la felicidad y elcomportamiento positivo, de la misma forma que podemos fortalecer nuestros músculos con ejercicio?

Richard Davidson, quien durante décadas ha practicado la meditación budista, una forma de ejercicio mental, insiste en que podemos.

Y Davidson, quien ha meditado desde que visitó India cuando se graduó de Harvard en los años 70, está convencido de esto, más allá de su propia experiencia.

Como psicólogo en la Universidad de Wisconsin, se volvió líder de un campo relativamente nuevo, llamado neurociencia contemplativa, la ciencia que estudia losefectos de la meditación en el cerebro.

Durante la última década, Davidson y sus colegas han producido evidencia científica para la teoría de que la meditación —la antigua práctica oriental de sentarse concentrándose en ciertos objetos— puede mejorar al cerebro.

"Todos sabemos que si realizamos cierto tipo de ejercicios de forma regular podemos fortalecer grupos musculares de forma predecible", dijo Davidson, en su oficina en la Universidad de Wisconsin, donde su equipo de investigación ha estudiado a monjes budistas y a otros meditadores con tomografías cerebrales.

"Fortalecer los sistemas neurales no es fundamentalmente distinto", dijo. "Básicamente remplaza ciertos hábitos mentales por otros". Los neurocientíficos que estudian la meditación dicen que obtener este hábito puede fortalecer los circuitos cerebrales responsables de mantener la concentración y de generar empatía.

Un estudio reciente realizado por el equipo de Davidson descubrió que los meditadoresnovatos estimularon sus sistemas límbicos, la red emocional del cerebro, durante la práctica de meditación de compasión, una antigua práctica del budismo tibetano.

Esa no es una gran sorpresa, dado que la meditación de compasión pretende generar un estado emocional específico de empatía intensa, en ocasiones llamado "de amor y bondad".

Pero el estudio también descubrió que los meditadores expertos (monjes con más de 10,000 horas de práctica) mostraron una actividad significativamente mayor de su sistema límbico. Los monjes parecían haber cambiado permanentemente suscerebros para ser más empáticos.

Un estudio previo realizado por algunos de los mismos investigadores descubrió que los meditadores comprometidos experimentaban cambios sustanciales en las funciones base del cerebro, es decir, habían modificado la forma en la que sus cerebros funcionaban incluso fuera de la meditación.

Estos cambios incluían la activación acelerada de la región anterior izquierda cerebral que, se cree, es responsable de generar las emociones positivas. Los investigadores descubrieron la transformación en novatos que se inscribieron a un curso de ocho semanas de meditación de conciencia plena, una técnica budista.

Pero la mayoría de las investigaciones cerebrales en torno a la meditación siguen siendo preliminares, y esperan ser corroboradas por otros científicos. Los beneficios psicológicos de la meditación y su uso en tratamientos para condiciones tan diversas como depresión y dolor crónico son más reconocidos.

La ciencia cerebral seria en torno a la meditación surgió apenas en la última década, desde que las resonancias magnéticas permiten a los científicos observar el cerebro y monitorear los cambios en tiempo relativamente real.

A principios de los 90, un investigador de la Universidad de Pensilvania, Andrew Newberg, dijo que los escaneos cerebrales de los meditadores con experiencia mostraban que la corteza prefrontal, la zona del cerebro que alberga la atención, tenía un mayor desempeño durante la meditación, mientras que la región cerebral que se concentra en la orientación de tiempo y espacio, llamada lóbulo parietal superior, se oscurecía.

Newberg dijo que sus hallazgos explican por qué los meditadores son capaces de concentrarse intensamente al mismo tiempo que describen sentimientos de trascendencia durante esa práctica.

VIA CNN MEXICO

domingo, 30 de enero de 2011

Interdependencia. ¿Realmente te sientes solo?.



Si pudiéramos contemplar la interdependencia de todo lo que existe, la cohesión, la unidad y el sostén entre cada parte del universo infinito, jamás nos sentiríamos solos.

Pero muchas veces ,siendo parte, no puedo percibir el todo.

Sólo cuando me integro a este gran misterio , sin el dualismo de mi mente racional, puedo percibir la interdependencia de todo... a mi alrededor.

Adriana Paoletta

viernes, 28 de enero de 2011

Un viaje consciente en autobús.


Ayer, regresaba en autobús desde Buenos Aires, y observaba , en la terminal de Retiro de Buenos Aires, todo un mundo de rostros, mendigos durmiendo, niños esperando a sus padres, ancianos aguardando con su equipaje, jóvenes con sus mochilas, para aventurarse de viaje.

Cada uno de nosotros , estaba atento al altavoz , para saber, desde qué plataforma partían nuestros micros.

Una mujer mayor,de piel dorada por el sol y el tiempo, me preguntó si sabía dónde llegaba su autobús hacia Gualeguaychú. Miré su boleto y le respondí, que debíamos escuchar las indicaciones del altavoz. Luego me levanté, ya que era la hora de mi partida.

Caminé entre la gente,buscando atenta las plataformas de salida .Atenta al altavoz, pude oír: "pasajeros a Gualeguaychú, hora diez , veinte, salida por plataforma 43".

Y me pregunté ,- ¿lo habrá oído?. Y sin pensarlo tomé mi bolso y entre la multitud, traté de hallar a esa mujer , sin saber si recordaría su rostro. Caminé varios metros entre la gente , tratando de reconocerla, entre la infinidad de rostros que esperaban y caminaban por la estación .

Y allí estaba, sentada, mirando su billete de autobús. Como perdida, entre tantos viajeros.

-Ya anunciaron su viaje-, le dije,- parte por plataforma 43-.

-¿Usted va a Gualeguaychú también?-,me preguntó sonriendo y sorprendida . -No, me encantaría, pero viajo a Pinamar . ¡Qué tenga un hermoso viaje de regreso!-le dije.

-Usted también , muchas gracias!-

Y me alejé de ella rápidamente buscando mi autobus, que justamente llegaba a la plataforma , para emprender mi viaje de regreso al mar.


Por la ventanilla, miré todo a mi alrededor, la Villa 31 de Retiro con sus paredes de colores, sus callejuelas sinuosas, los edificios antiguos, el borde del río, las grúas, los árboles,... la ruta , que poco a poco , se fue convirtiendo en esa bella llanura verde, en donde el horizonte es infinito y los animales pastan hasta el atardecer.


Mi mente viaja, conscientemente, de instante a instante.Mi ser contempla, en silencio la línea verde del horizonte, donde se unen el cielo y la tierra.

Adriana Paoletta

miércoles, 26 de enero de 2011

Aquietar la mente en ZAZEN.



Para combatir el deseo, el miedo y volver a la condición normal del cuerpo y el espíritu, nada como esta práctica budista zen.

Como monje budista zen, del zen puedo decir dos cosas: primero, que no sirve para nada. Y segundo, que es como el amor, que no tiene ninguna utilidad, pero que sin amor no podemos vivir", ríe provocativamente Jorge Bustamante, o Rynan Zenji, como lo bautizaron en la ceremonia de ordenación en el templo de la Gendronnière, en el valle del Loire, Francia. "Buda no fue un dios, no fue un santo, fue un hombre común que a través de la práctica logró despertar, darse cuenta del verdadero sentido de la vida. El zen es una rama del budismo, una de las tantas ramas. No es una religión, no es una filosofía, es zazen, una práctica, una manera de vivir, una actitud frente a la vida. No hay dogmas, no hay castigo, no hay cielo, no hay infierno", agrega.

Fracturas. El zen nació cuando el budismo llegó a China como consecuencia de la fusión del taoísmo, que ya existía en China, y el budismo. Su introductor fue un monje hindú, Bodhidharma (470-543), conocido en Japón como Bodai Daruma. Cuando el emperador se enteró de la llegada de Bodhidharma, lo invitó al palacio y le comentó que había hecho construir 100 templos, difundido el mensaje del Buda Shakyamuni por todo el país, y que quería saber cuál era el mérito por sus obras. "¡Ningún mérito!", le respondió el monje. Desde entonces, la relación del emperador con el monje no fue buena. Bodhidharma se recluyó en un templo distante, pero su presencia hizo que silenciosamente se fuera desarrollando el budismo chan, como se le llamaba en China.

Respiración

" Zazen significa sentarse en una determinada postura, en meditación. Aunque meditación no es la mejor palabra, porque suele significar reflexionar sobre un hecho, observar una imagen o repetir un mantra para aquietar la mente. Zazen no es eso. ¿Cómo hacer para aquietar la mente? Es difícil, cuanto más se intenta peor es. Es preferible liberarla, dejar pasar los pensamientos y concentrarse en la respiración. Si observamos el fluir del aire, la mente desaparece por sí sola", explica Bustamante.

Magia cotidiana.

"Nuestra mente es muy ambiciosa y, como es ambiciosa, es temerosa. El miedo y el deseo son puntas de lo mismo. Uno piensa que si logra llegar a los Himalaya o al cerro Uritorco obtendrá la paz. Pero no es así, porque el desorden lo llevamos dentro de nosotros y seguirá allí aunque alcancemos la cumbre de los Himalaya. La mente humana busca lo extraordinario en lo extraordinario, cuando en cambio lo extraordinario está en lo ordinario de todos los días. En una comida compartida con un amigo, lo importante no es donde está uno, no es lo que uno come, no es algo exterior, es el cambio interior. Es así de simple y eso es precisamente lo que desorienta a la gente."

Mar, lluvia, tormenta.

Para el monje, lo que uno descubre con el cuerpo, la experiencia, es lo que realmente vale. Un libro puede dar una señal, acercarse, pero lo transformador llega cuando se lo siente con los pies, cuando se camina la experiencia. Por otra parte, reflexiona: "Somos uno con la naturaleza, no estamos separados. Somos como los minerales, como una montaña, como las plantas, como los animales. Necesitamos luz, agua, necesitamos movernos, acercarnos unos a otros. Podemos hacer como el 99% de la gente y guiarnos por palabras o imágenes, por lo artificial. O podemos pegar media vuelta, tomar contacto con la naturaleza y aceptar que somos parte de ella y vivir así. Uno vuelve a ser el mar, la lluvia, una tormenta. Todos compartimos, todos somos distintos, pero todos respiramos el mismo aire y caminamos sobre nuestros pies."
Zan shin . "El zen siempre prestó mucha atención al comportamiento en la acción cotidiana, zan shin , el gesto justo. Cómo caminar, cómo sentarse, cómo estar de pie, cómo acostarse. ¿Cuál es la cara que presentamos ante los otros? La mirada, el gesto, ¿son verdaderos o falsos? Hay un refrán zen de autor desconocido que dice: Cuando estés solo, compórtate como si estuvieras frente a los otros. Cuando estés frente a los otros, compórtate como si estuvieras solo.
PRESENCIA
Jorge Bustamante (Ryunan Zenji) es monje zen de la línea del maestro Taisen Deshimaru. Fue ordenado el 8 de septiembre de 1985 en el templo de la Gendronnière, Francia. Miembro activo de la Association Zen Internationale, abrió en Buenos Aires el primer Dojo Zen de la Argentina. En 1990 renunció a la institución y fundó la Ermita de paja, centro independiente dedicado a la práctica del zen. En 1995, en el templo Bukkokuji (Japón) conoció al maestro Roshi Sama Tangen Harada, con el que mantiene un estrecho contacto y sigue sus enseñanzas. Es autor de De cara al muro. Presencia zen (1995) y La eternidad del relámpago. El zen instantáneo (2004) . Más datos, www.zazen.com.ar.

PRACTICA

El zazen consiste en sentarse con las piernas cruzadas, la espalda bien derecha y el mentón recogido, empujando "el suelo con las rodillas y el cielo con la cabeza".
La respiración debe ser tranquila y profunda, y el espíritu debe estar atento, despierto, siguiendo el ritmo respiratorio, vigilando el equilibrio justo de la postura y observando el fluir del pensamiento sin adherir, sin rechazar.
Además de los indudables beneficios para la salud, zazen aporta paz y libertad, clarifica la mente, tonifica el cuerpo, armoniza pensamiento y acción.
Zazen es simple y para practicarlo no es necesario ningún conocimiento previo. Es un aprendizaje a través del silencio. Un retorno a la condición normal del cuerpo y el espíritu.

LECTURASZen y el arte de los arqueros japoneses (Eugen Herrigel).
Mente zen, mente de principiante (Shunryu Susuki).
El zen y los pájaros del deseo (Thomas Merton).
Ensayos sobre budismo zen (Daisetz Teitaro Suzuki, cuatro tomos).
Psicoanálisis y budismo zen (Erich Fromm y Daisetz Teitaro Suzuki).
Introducción al budismo zen (Daisetz Teitaro Suzuki).

VIA DIARIO LA NACION

martes, 25 de enero de 2011

El Reino del Ahora. Meditación en el Maestro interior.



Cuando en las tradiciones espirituales se nos habla de estados de felicidad, de reinos celestiales, de nirvanas luminosos, se nos dice también, que esos reinos están en la tierra, a nuestro alrededor.

¿Por qué esa experiencia, de divino gozo , se escabulle en nuestros dedos?.

¿Por qué creemos que esta dicha, es tan sólo un dominio de santos y místicos? .

¿Por qué la experiencia de unidad y los estados más altos del alma humana , están encarnados en seres humanitarios, desprendidamente generosos , sabios y que por sobre todo, han tenido que sortear grandes obstáculos y sacrificios?.

Me detengo y observo. Contemplo a esos grandes maestros, de extrema simpleza, de gran corazón.
Están en todas las tradiciones espirituales.

Simplemente elige a uno o a una de ellos y observa su vida.

Caminan sencillamente entre pobres y ricos, abandonan toda comodidad y riqueza emprendiendo un camino solitario , de búsqueda interior, de renuncia hacia aquello que los aleja de esa conciencia de unidad, que un día descubrieron, por su profunda fe y entrega.

Bendicen la belleza de todo lo creado, se engalanan con la delicadeza de las flores y escuchan la música sinfónica de los pájaros. El ruido de sus pasos, lleva el peso de la conciencia , que imprime en cada una de sus huellas, el estar aquí, presente en este atardecer.

Parecen no necesitar nada, para estar en conformidad, con ese universo perfecto , del que son parte. El silencio completo los acompaña , abrazándolos en una nube de profundo entendimiento, del dolor, del deseo, de la necesidad de perdón.

Su amor es tan profundo , que exigen renunciar a aquellas acciones, que producen nuestro propio sufrimiento.

Con intensa firmeza, abren sus manos y nos revelan el mundo tal cual es.

Abren su corazón y derraman un amor que llega hasta tu alma, como una daga.

En apariencia, esa herida quema y duele, pero cuando te relajas en ese dolor intenso, descubres, que de esa herida brota un intenso aroma a rosas y entiendes la raíz ilusoria de tus temores, el cese de todo deseo, la aceptación amorosa de todo o que te rodea.

Observas tu propio mundo con entendimiento, reconociendo en cada situación , el origen de cada falsa percepción.

Ahora contemplas con el ojo del espíritu. El dolor cesa. La sabiduría es tu fiel compañera. Toma su mano y agradece a todo lo creado .

Junto a tu maestro, a tu maestra interior, arrodíllate. Respira profundamente. Siente el corazón desnudo del alma vibrante.

Alza tu mirada .Tu maestro está arrodillado a tus pies. Más pequeño que tu.

Se inclina humildemente y te recibe en el Reino del Ahora.

Adriana Paoletta

sábado, 22 de enero de 2011

¿Por qué nos sentimos tristes?


Nuestra alegría es nuestra tristeza sin máscaras, escribía el gran artista libanés ,Khalil Gibran.La tristeza nos acompaña , desde que entramos en este mundo y expresa de una manera honda, la disconformidad con el dolor físico, emocional y espiritual.

Hay épocas en nuestra vida que están atravesadas por una amarga tristeza, que enturbia y nubla la realidad. Hay tristezas, que se vuelven duelos eternos de algo que hemos perdido irreparablemente. Hay tristezas tan profundas que nos llevan a no poder ver la salida y nos quitan el impulso básico de la existencia, desear la vida.

He visto tristezas enmascaradas de bronca , de alcohol o de drogas. Tristezas silenciosas guardadas en soledad. Hay profundas tristezas en algunas filosofías e ideologías, hay tristeza en el escepticismo, el cinismo y la duda.

La tristeza se esconde en la búsqueda desmedida de placer, en la conquista permanente de logros, en la no aceptación de la misma tristeza , que ahora toca a la puerta , para dejarte un mensaje.

¿De qué nos habla nuestra tristeza interior?. ¿Cuál es su raíz?. ¿ Qué faltas señala nuestra tristeza y cómo la consolamos?.

Escucha y siente en tu interior.

Creo que no debemos huir de la tristeza, pero tampoco tenerla de amante, ya que su miedo y deseperanza es tan grande, que puede ahogarnos en sus aguas.

Sin embargo, cada lágrima consciente de tristeza ,es un bautismo consciente de algo que está purificándose, entendiéndose, dolorosamente. No debes escapar de tus lágrimas, sin que te sientas totalmente aliviado por su pureza.

Comprende, que las lágrimas son el fin de la tristeza, que ha pasado por tu mente

y esa sal de dolor, ahora vuelve al mar de la existencia.

Adriana Paoletta

viernes, 21 de enero de 2011

El corazón vulnerable del guerrero espiritual.


La base de la compasión se establece, en primer lugar, hacia nosotros mismos. La verdadera compasión, nace de un sentido saludable de sí mismo, de la consciencia de quienes somos, que honra nuestras propias capacidades y temores, nuestros propios sentimientos de integridad y el bienestar de cada criatura sintiente.

Se trata de una respuesta espontánea, al sufrimiento y al dolor. Se trata de un sentimiento de resonancia mutua a la pérdida y el dolor.

A medida que nuestro corazón se cura, busca naturalmente la sanación de todo aquello que toca. La compasión por nosotros mismos produce el poder de transformar , el resentimiento en perdón, el odio en amistad , y el temor , en respeto por los demás seres.
Nos permite ampliar,de un modo confiado y auténtico el calor, la sensibilidad auténtica y la apertura hacia las penas que nos rodean.

Cuando abrazamos el camino espiritual, debemos también abrazar al sufrimiento, del que nos haremos conscientes, cada vez con mayor hondura. La consciencia que despertamos ,al profundizar en nuestra práctica interior, será un rayo de luz implacable, que nos hará ser ,cada vez más sensibles.

Algunos de mis alumnos ,se asustan de esa nueva capacidad sensible, que les abre las puertas del llanto, sin haber antes podido derramar las lágrimas.

Es el comienzo de un viaje profundo, en el que las capas internas de la mente y sus escondrijos, se nos revelan como un laberinto a recorrer. El camino espiritual ,es como este desafío , que nos enfrentará permanentemente a todo tipo de sufrimientos para poder aprender de ellos.

A la hora de practicar la compasión, no existen fórmulas. A veces , la compasión por nosotros mismos y los demás exige que establezcamos límites y fronteras, que aprendamos a decir que no pero sin alejar a la otra persona de nuestro corazón. A veces la compasión puede ser tan dura como amable. Si observamos nuestro rol como padres, veremos que aveces nos enfrentamos a enseñar con amor, y a veces, a enseñar con dureza compasiva, para que nuestros hijos comprendan el sentido y las consecuencias de sus actos. Hay días ,en que el aprendizaje es bondadoso , pacífico y libre, y hay otros en que debemos saber poner sabiamente los límites, para enseñarles el verdadero sentido de la libertad responsable.

De la misma manera un maestro espiritual, nos guiará y sostendrá de la mano firmemente para que aprendamos a sobrevolar nuestro yo testarudo y omnipotente. Pero en cuanto hayamos aprendido a entender sus engaños, sus potencialidades y deseos, nos dejará en libertad, para que caminemos conscientemente por la vida y entablemos una nueva relación con lo Real. Muy cerca estará su mirada, para cuidarnos desde lejos. Muy cerca estarán sus plegarias , como ritual de protección , frente a un mundo ,que nos hace perder la consciencia despierta a cada paso, para correr detrás de un nuevo deseo. Pero seremos plenamente libres para elegir en cada instante, el camino a seguir.

Como todo arte espiritual, a la hora de practicar la compasión no existen fórmulas , pero exige que estemos atentos, ...que comprendamos nuestros motivos para ayudar, para dar , para sanar . La compasión exhibe la flexibilidad del bambú, que se inclina según las circunstancias, marcando límites cuando ello sea necesario, y al mismo tiempo siendo flexibles.

El corazón compasivo de un guerrero espiritual es vulnerable, flexible y consciente a todas las grandes paradojas de la vida, que nos harán gozar, sentir y doler , hasta el centro mismo del ser.

Sin esta sensibilidad, no habrá amor en nuestro corazón.

Adriana Paoletta

jueves, 20 de enero de 2011

Vacaciones para tu cuerpo y mente . Pinamar 2011.

Retirarse es:

• Abandonar tus problemas para tomar distancia y descubrir las respuestas.

• Conocer tu propia voz alejándote del ruido de los otros.



• Seguir el ritmo de la sabiduría de tu cuerpo.

. • Silenciar lo innecesario para descubrir lo esencial.


• Abrazar el espacio ilimitado de tu mente para descubrir aquello que te impide estar en Paz.

• Vivir sin miedos, desde el corazón compasivo.


• Sentir la felicidad que alguna vez sentiste y te cuesta reencontrar.


Quizás te levantes por la mañana soñando caminar descalzo por la orilla del mar, en silencio, mojando tus pies en la espuma blanca del amanecer. Respirar la intensidad de los bosques.


Atardecer junto al fuego en la playa, bajo el sonido del mantra.

Celebrar en un desierto mil plegarias para que dios se acerque en el silencio de tu corazón.

Abrazar a quien tengas a tu lado, sabiendo que tu dolor y tu felicidad están hechos de la misma humanidad…sabiendo que puedes amar sin miedo.


Te dedicaré cinco días de intenso descanso y libertad. En las playas más lindas y tranquilas de Pinamar despertando tu potencial interior.

  • Prácticas de Ashtanga Yoga Terapéutico.
  • Ejercicios de purificación.
  • El camino de los símbolos, a través del Tarot Junguiano.
  • Kriyas y Pranayamas.
  • Sanación pránica para alinear tus chakras.
  • Prácticas de Meditación de todas las tradiciones espirituales, saboreando el sentido del Silencio.
  • Senderismo en dunas, playas y bosques.
  • Rituales del Fuego al atardecer. Mantras ,la voz de tu alma.

    Hotel El Dorado

    5 noches desde el 8 al 14 de febrero Alojamiento con desayuno y actividades múltiples por persona ,base doble:
    420 dólares
    450 dólares ( con tarjeta Visa).


Los precios por personas que no realizarán las actividades, pero quieren acompañarlos: 100 pesos con desauyuno, por día.

Las familias con niños tendrán clases especiales para los más pequeños.Clases de huerta orgánica, Arte Terapia, Yoga y armonización para niños, exploraciones en la naturaleza.


Consultas:

consultas@taitoku.com.ar

miércoles, 19 de enero de 2011

La personalidad y el Ser.

Personalidad viene de persona, vocablo latino que quiere decir máscara. Y ya sabemos que toda máscara esconde un rostro original. En el teatro griego las máscaras eran muy apreciadas por qué hacían dos funciones principales. Una, la de amplificar la voz pues la máscara era una caja de resonancia. Otra, la de dar forma definida a la expresión para que los espectadores lejanos pudieran captar esa expresión. Por supuesto que cuando se acababa la función las máscaras se dejaban en el baúl hasta la próxima función.


Esta imagen es muy útil para entender la diferencia entre la personalidad y la esencia. La personalidad, y por extensión el ego, es la que da forma a la expresión del ser, que amplifica su expresión, que la ajusta al mundo. Pero está claro que esa forma no es propiamente lo que somos, aunque habríamos de decir también que la forma es un reflejo, o recuerda a la esencia.

Cuando un niño es pequeño se muestra de forma instintiva y natural, es polimorfo, potencialmente puede ser muchas cosas pues no tiene todavía una estructura definida. Entre los 4 y los 6 años bajo la influencia del medio, de los padres y la sociedad, el niño comienza a estructurar una personalidad que le permite sobrevivir. Dar forma a sus sueños, relacionándose con sus pares y aprendiendo a dar y recibir.

Si esa forma que estructura es frágil o inadecuada sufrirá porque le aplastará el mundo, pero si hay demasiada estructura, demasiada defensa conquistará el mundo pero aplastará lo sutil y el alma se secará. No habrá oídos para el mundo interno sólo para los reclamos externos. En ese equilibrio nos movemos todavía de adultos.

Si bien ese carácter fue una defensa en su momento ante la carencia, la falta de reconocimiento y de amor, más tarde se vuelve en contra nuestro.

La luna llena nos acompaña. En esta clase de Arte Terapia, investigamos el mundo simbólico de las cartas del Tarot Junguiano. En este viaje de individuación, los niños pudieron expresar sus preferencias y temores , llevados por los símbolos, que connotan múltiples imágenes internas. El símbolo le permite al niño, establecer una unión con los contrarios, en apariencia, divorciados. Y esta reconciliación opera en el psiquismo, dando paso, a todas las voces que tenemos dentro.

Tendríamos que percibir el carácter como un sedimento con múltiples capas de vivencia, carencias, fijaciones, deseos, compensanciones, etc. Por eso decimos que la identidad es una síntesis de muchas expresiones que viven en mí. Lo que uno cree que es, es la suma tanto de la visión que uno tiene de sí mismo como de la visión de los otros sobre nosotros.

Los arcanos del Tarot, expresan este misterio de nuestra personalidad.

Como expresó mi hijo Joaquín, de 12 años, "en nosotros hay dos rostros que luchan entre sí" . No tenemos un solo rostro, la lucha es permanente y a través del arte, convocamos estas máscaras , para que salgan al escenario, dancen, se reconcilien y nos cuenten sus historias, para que podamos entender un poco más, este misterio , llamado "yo mismo".

Adriana Paoletta


martes, 18 de enero de 2011

Ser libres es estar vacíos.

La fase inicial de la investigación de Vimala Thakar se sitúa entre los años 1957 y 1961, durante el encuentro con J. Krishnamurti. Desde entonces Vimala ha viajado mucho, dirigiéndose a profesores y a estudiantes de todas las partes del mundo. Mediante este texto, transcripción de una conferencia (cuya traducción respeta aquella espontaneidad), la autora hace una llamada a la revolución interior, a una «despiadada honradez con nosotros mismos en ese viaje de descubrimiento de uno mismo.». Exhorta al lector a «mirar y observar su propia vida para comprender la naturaleza de los condicionamientos». La libertad interior e incondicional es la auténtica abertura hacia la dimensión espiritual.

Las palabras son un difícil medio de comunicación, porque cubren diferentes representaciones en el espíritu de las personas. Una palabra no solamente está repleta de interpretaciones, sino también de asociaciones emocionales e intelectuales.

Desde el momento en que la persona empieza a hablar es del todo posible que se estimule –en el que escucha– una asociación emocional del pasado: se reavivan los recuerdos y se instaura una especie de resistencia entre el que habla y el que escucha. La comunicación verbal, aunque sea un medio de comunicación mediocre y peligroso, es, sin embargo, la única a nivel mental. Vivimos gracias al espíritu, funcionamos a través del cerebro y, por eso, las palabras se hacen necesarias. Se trata de medios al servicio de un fin.

Si la comunicación verbal puede llevarnos a la comunicación no verbal de los corazones, mi intención quedará satisfecha. Cada uno de nosotros tendría que preguntarse, en el fondo de su corazón, si desea vivir una libertad interior e incondicional.

En el siglo XX el hombre cree que desea la libertad, pero me pregunto si realmente la desea. Tendríamos que preguntarnos si la queremos y si realmente sentimos esa necesidad, del mismo modo que necesitamos alimentos para aplacar el hambre.

La libertad no ofrece seguridad.

Libertad y seguridad no van a la par. La libertad es una total vulnerabilidad de la vida. ¿Nos gustaría llegar a ser vulnerables ante todas las provocaciones de la vida?, ¿o bien preferimos un escondrijo, cavado en nombre de algunas teorías, para vivir lejos del seno de las provocaciones y sentirnos seguros? Es cosa nuestra descubrirlo.

Si nos asfixiamos por no tener libertad interior, entonces la indagación será auténtica, pero si, en algunos recovecos del espíritu, tenemos miedo a la libertad, si nos gusta tener detrás de nosotros alguna autoridad protectora bajo la forma de personalidades, de teorías, de conclusiones junto a las cuales poder regresar y buscar protección cuando nos sentimos en peligro, entonces no es auténtica. Ser libre es vivir en peligro, es ser vulnerable a la inseguridad de la vida y de sus vaivenes.

¿Lo queremos realmente? La intensidad, la pasión, la profundidad tras la indagación, determinan su calidad y su vigor. ¿Sucede lo mismo con nosotros? ¿Hemos visto acaso cuán esclavos somos de nuestro espíritu, cuán unidos estamos a nuestro ego y cómo esos pequeños «ego», que son los nuestros, nos aíslan de la totalidad de la vida y nos mantienen ocupados, mientras la vida dure, sustentando la identidad de ese yo insignificante, el ego, saturado de experiencias, que siente gran orgullo al poner en orden su colección de conocimientos y de experiencias?

¿Nos percatamos de la naturaleza de la esclavitud?

¿Hemos observado y constatado que la naturaleza del movimiento del espíritu es mecánica? No hay ninguna originalidad, ni ninguna frescura, ni ninguna libertad en el movimiento del espíritu. ¿Nos atraviesa este hecho el corazón, nos deja sin sosiego y crea una sed de libertad al igual que una persona sedienta busca el agua? ¿Hemos observado de qué modo está nuestra existencia gobernada por alguna autoridad? Hemos aceptado la autoridad y hemos acomodado nuestro comportamiento a las exigencias de la autoridad. A menos de que eso no nos afecte personalmente, si no hay encuentro íntimo con los hechos interiores de la vida seremos incapaces de decirnos si queremos o no la libertad.

Pero no la libertad de un ámbito particular de nuestra existencia, sino dentro, en la totalidad del ser; donde no haya ninguna autoridad, sea la que sea, ni la mínima búsqueda de seguridad psicológica. No hablo de seguridad física, que es indispensable. Hay que decidir qué tipo de trabajo vamos a hacer, cómo vamos a sostenernos; debemos estudiar todos esos detalles para que el organismo físico tenga una cierta estabilidad y seguridad.

La inteligencia orgánica que el cuerpo encubre no puede funcionar si hay inestabilidad e incertidumbre a nivel físico, está obsesionada por la inseguridad. Así pues, es necesario que, en el plano físico, la inteligencia orgánica tenga asegurados la vivienda, los medios de existencia, los medios de procurarse alimento, ropa y abrigo, que pueda ocuparse de la salud, etc.. Es lo mínimo que se le debe conceder al cuerpo. Si el cuerpo y la inteligencia que éste encierra no saben dónde estarán mañana por la mañana ni la forma en que estarán, la persona no puede esperar, entonces, llevar a cabo una indagación de descubrimiento de sí misma, de libertad, de realización. Por lo tanto, hay que cuidar la seguridad física como fundamento de la libertad interior. En una atmósfera de incertidumbre, el cerebro no puede funcionar; requiere la certeza y la seguridad de las necesidades fundamentales de la existencia.

Cuando nos hemos ocupado de ello, nos volvemos hacia nuestro propio espíritu y hacia nuestro comportamiento, y descubrimos su calidad; intentamos comprender si ese comportamiento está basado en una autoridad dominada por la costumbre, por modelos, o bien si vibra con la libertad, si está controlado por las reacciones de los demás, por lo que esperamos de ellos: ideas de prestigio social y de respetabilidad.

Buscamos la seguridad en cada uno de los niveles de las relaciones humanas. Queremos estar asegurados, tener la seguridad que aportan la sociedad, la legislación, la tradición y nuestro propio carácter posesivo. Si queremos seguridad, lo que significa negar la libertad a los demás, ¿tenemos realmente derecho a creer que queremos la libertad de no pertenecer a nadie y de que nadie nos pertenezca?

Pertenecemos a la vida, a Dios, a la totalidad de la vida. El estado de libertad es el estado de renuncia en el que no renunciamos a nada, en el que no poseemos nada. Psicológicamente no rechazamos nada, no poseemos nada. Pero, de hecho, nos gusta poseer no sólo los objetos, sino también los seres humanos y los conocimientos, las experiencias. La existencia constituye para nosotros posesiones, y cuanto mayores sean más ricos nos sentimos.

Ser libre, amigos míos, es estar vacío. Esto nos reduce a no ser nada ni nadie. No existe ya centro desde el que uno pueda apropiarse y poseer algo en el mundo. La ausencia del miedo surge en esta humildad de la nada, en esta humildad de la renuncia en la que no hay afirmación ni reivindicaciones, sino simplemente el ser y la comunicación.

Vimala Thakar

domingo, 16 de enero de 2011

5 formas sencillas para atesorar el prana.

  • Cuando nos sentimos decaídos, sin energía, podemos realizar algunos de estos simples ejercicios para incorporar prana ,a nuestro cuerpo energético. El pranamayakosha es una envoltura hecha de energía que es un manto protector y regulador de la energía en nuestro interior. Los meridianos y los nadis corren a través de esa envoltura y regulan la energía que almacenan los plexos energéticos llamados chakras. Algunos consejos prácticos para elevar nuestra energía.
  • Captamos el prana al caminar al aire libre. Cuando te sientas agotado física o intelectualmente, simplemente, sal a caminar por espacios abiertos y respira conscientemente conduciendo conscientemente el prana, hacia las zonas más débiles de tu cuerpo.

  • • Come naturalmente , alimentos frescos que compres del día. Si tienes una pequeña huerta disfruta recolectando tus verduras o plantas aromáticas para perfumar tus platos. Disfruta con todos los sentidos, huele, toca, saborea y escucha el sonido de tu comida. Los captadores del prana, están en la legua , en la fosas nasales y en la piel.
  • Medita todos los días, para limpiar tu mente de pensamientos y emociones dañinas. No hay nada más poderoso que la meditación ,para cambiar la energía de tus pensamientos.

    • Disfruta del movimiento y de pequeños toques de shiatzu , para elevar la energía periférica de tus meridianos.

    • Ríe, abraza y comparte tu alegría. El amor es la fuerza más increíble para elevar tu energía interior. Disfruta de compartir el prana , la esencia de la vida , junto a tus seres queridos.
  • Adriana Paoletta
  • sábado, 15 de enero de 2011

    La paz del mundo se conquista dentro de tu hogar.

    Siempre fui una idealista, que aprendió tardíamente la decepción. Aunque esa decepción ,sólo sirvió para enseñarme, que al mundo que soñamos, lo debemos crear entre todos, desde la misma raíz de la existencia: nuestro propio hogar.

    ¿Quién nos ha enseñado ,a sentirnos plenos mientras crecemos?. ¿Quién se ha detenido y te ha mostrado una semilla ,de la que puedes alimentarte y verla crecer? ¿Alguna vez pensaste en que la mejor escuela para tus hijos, es tu propio hogar?.

    Somos defensores de la escuela pública, en la que todos, sin distinción de clases, podamos estudiar, aprender a pensar, para gestar un mundo nuevo. No es necesario que empecemos por algo imposible. Lo pequeño posible, está aquí , en tu mundo más cercano.

    En nuestro Refugio El Dorado , sencillo y alegre del mar, trabajamos todos los días con disciplina,para transformar nuestra consciencia: conectando con la tierra y su cuidado o aprendiendo a pintar como forma de sanar nuestras emociones, ayudándonos entre todos, para entender ,que solos no podemos, que una comunidad global , sin fronteras, se está gestando.

    Crear hábitos saludables ,no es tarea fácil. Las propuestas del mundo , nos llevan de las orejas, hacia el rincón de la insatisfacción, en donde nada nos conforma. Pareciera que nuestra vida , está en manos de otro. Que no somos dueños de nada , y una marioneta enorme nos gobierna a su antojo, sin poder tomar el control de nuestros propios sueños.


    Pensemos juntos: en la familia, hay alguien que sabe cocinar, que sabe pintar, que ama las matemáticas, que sabe escribir como los dioses, que sabe construir, que sabe mover su cuerpo con gracia, que sabe de las estrellas, que reconoce una semilla de maíz de una de alelí. Todos somos buenos en algo que amamos y eso es lo que debemos enseñar.


    Hoy Paco, un hippy original de EEUU, pintor y diseñador gráfico, nos enseñó acerca del color. Nos dijo que el color es luz. Que los colores están a nuestro alrededor, en todo lo que existe. Creamos los colores que vemos y tan sólo mezclando los colores primarios, podemos imitar los colores de la naturaleza.


    Los colores hablan de nuestras emociones, como dijo mi sobrina Paz, que dio un color ,para cada uno de sus sentimientos.



    Joaquín, creó un contraste de colores, que evidenciaban una tormenta oscura y gris, pero una tormenta de primavera, que alimentaba las flores del cerezo en Japón.


    Facu , pintó en todos los colores posibles, su mundo lleno de alegría y de amor, ya que a él , pintar lo pone muy contento.


    Gaby, comprendió, que una flor, como dijo Paco , es el el ser más delicado y bello de la naturaleza. De ella aprendemos a apreciar, que todo lo que tenemos a nuestro alrededor , es un milagro lleno de LUZ Y COLOR.

    Descubramos el mundo, aprendiendo y compartiendo cada día, algo que nos haga felices, más bondadosos y conscientes.

    Namasté!

    Adriana Paoletta

    miércoles, 12 de enero de 2011

    Crecer juntos,integralmente.



    A veces sigo mi instinto y comienzo a dibujar en el aire mis sueños. Y siempre están ellos: mi marido y mis hijos. No pegados a mis proyectos, pero muy cerca, para poder compartir mis aciertos y obstáculos, junto a ellos. A pesar de este compartir cotidiano, cada uno uno tiene una gran libertad, para ser quien quiere ser.

    ¿Si hay problemas?. Todos los días ,como en cualquier vínculo...y la familia es un berenjenal de afectos, deseos encontrados y seres distintos, que intentan crecer juntos. Juntos, porque decidimos disfrutar de la vida acompañados, sabiendo que cada uno tiene su locura ,que a veces aflora, para romper ese ritmo que ahora fluye como un río de montaña, impredecible, pero siempre río.

    Crecer integralmente, como aprendí de mi maestro Ken Wilber, es crecer armónicamante en todos los niveles del Ser. Los niveles de conciencia, los planos de la existencia, emergen a través de las etapas de la vida y requieren de nuestro cuidado ,para que nuestro hijos crezcan comprendiendo que cada nivel de la existencia,presenta un modo de entender el mundo, de percibir los acontecimientos, un sistema motivacional especifico de deseos y expectativas, así como una serie de conductas , pensamientos y sentimientos característicos.

    Los 10 niveles. donde la conciencia asienta su identidad son:

    Los pre- racionales

    1- Yo sensorio motor

    2- Yo emocional sexual

    3- Yo conceptual verbal

    Los Racionales

    4- Yo rol

    5- yo mente egoica

    6- yo mente -cuerpo (centauro)

    Los trans -racionales

    7- Yo psíquico (alma)

    8- Yo sutil (espíritu)

    9- Yo causal (divinidad)

    10 - El No dual .Todos somos uno y divinos

    Compartir esta mirada ,por todos los integrantes de la familia ,será esencial para poder crecer integralmente.

    Como todo en la vida, primero florecen las ideas, luego los actos, que hablan de cuánto has incorporado ,de aquello que defiendes desde la palabra.

    Vivir, es buscar en cada paso, esa unidad perdida entre el pensamiento, el sentir y la acción, para Ser, en cada instante , la Realidad que aceptas con amor incondicional.

    Adriana Paoletta

    domingo, 9 de enero de 2011

    Límites para contener y elegir


    ¿En qué consisten los límites? En eso, en delimitaciones del camino, en cercos
    protectores, en marcos contenedores y referenciales.
    No son un fin en sí, son un instrumento para realizar fines.
    Cuando ellos están uno puede actuar y elegir. Hasta, si quiere, puede salirse del camino. También para
    salirse hay que conocer los límites.

    Eso: los límites son para que pueda haber libertad. Justamente lo contrario de lo que podría pensarse: no cercenan la libertad, la otorgan.

    Las rayas no son el camino; el camino está entre ellas, y dentro de ese estar entre ellas tú puedes elegir el ritmo, el movimiento, el desplazamiento, la
    velocidad, el rumbo, el qué, el cuándo, el cómo, y si quieres dejas de moverte, te detienes, y todo lo que tu fecunda imaginación te proponga. Lo puedes realizar sabiendo qué va adentro y qué va afuera de esos límites, de esas rayas. Y eliges.

    Esa es tu libertad, y la tienes porque tienes límites.


    Creció en el vacío, sin límites, sin fronteras, sin carteles orientadores, sin
    sustento, sin apoyo. En consecuencia no creció.
    Quisimos ser modernos, terminamos siendo nadie. "Nadie" es un ser difuso,
    desprovisto de una línea que demarque su identidad.

    Los límites, lo que todos hemos perdido —nuestros hijos porque no los
    conocieron, nosotros porque nos desprendimos de ellos—, los límites son las coordenadas de los valores, de las creencias, de los modales, de las maneras y —en fin— de las reglas de la existencia y de la coexistencia. De la identidad. Por ellos uno es o puede llegar a ser "alguien".



    Vivir es vivir entre límites, en algún encuadre, entre horizontes. Dentro de ese
    espacio germina y se desarrolla la libertad.

    Interpretamos mal: creíamos que la libertad se da. No es cierto: la libertad no se da, la libertad se toma, se arranca, se conquista, se logra, se esculpe, abatiendo esclavitudes, confrontándose con límites, aceptando unos, rechazando otros, pero usándolos como referentes en el camino.

    Además la libertad es un medio, no un fin. Ahí la tienes, para hacer algo con
    ella, algo que tú elijas.

    ¿Y cómo se elige? Se elige entre opciones. Las opciones son los límites dentro
    de los cuales la libertad adquiere sentido, al rechazar unos y adoptar otros.
    Es libre el que elige un proyecto de vida.

    De Los Hijos y los límites por Jaime Barilko

    sábado, 8 de enero de 2011

    Nací para conocerte,mi amada libertad.

    Caminamos sin rumbo. Caminamos por caminos ya trazados por otros. Recorremos el mismo lugar sombrío y angustiante, sin entender porqué hemos sufrido. Y esta culpa ,que no podemos abandonar, por llevarla atada a nuestra cintura ,como una piedra tan pesada que impide nuestra libertad.

    Desde muy niña, supe, que a esta libertad , me debía para siempre. Libertad que no me impidió amar , casarme, tener hijos, trabajar de lo que amo, estudiar incansablemente, aprender de mis maestros, respetar a mis padres, respetar a los ancianos y cuidar de los enfermos. Esa adorada libertad, está tan adentro, que nadie la puede ver, ni tocar.

    Aunque te hayas sentido prisionero, del peor de los tormentos, de la relación más dolorosa ,de la enfermedad más invalidante ...no temas...confía en tu instinto , para escapar lejos de todo sometimiento, maltrato, odio, ignorancia, hambre , injusticia, desamor, enfermedad.

    Levántate y camina, sobre tus propios pasos y comienza a amar , entregándote a quien merezca tu amor, tu respeto, tus caricias. No dudes jamás de ella, escribe su nombre , en cada rincón, en cada sensación de dolor , en cada silencio ,que te recuerde , que está aquí ... Déjate enseñar por ella.

    Adriana Paoletta

    A mi profesora María Rosa Pereyra, que a mis trece años ,me enseñó a confiar en mí misma, a través de este poema de Paul Eluard . En su memoria.

    Sobre mis cuadernos de colegial
    Sobre el pupitre y los árboles
    Sobre la arena sobre la nieve
    Escribo tu nombre

    Sobre todas las páginas leídas
    Sobre todas las páginas en blanco
    Piedra, sangre, papel o ceniza
    Escribo tu nombre

    Sobre las imágenes doradas
    Sobre las armas de los belicosos
    Sobre la corona de reyes
    Escribo tu nombre
    Sobre la selva y el desierto
    Sobre los nidos sobre las retamas
    Sobre el eco de mi infancia
    Escribo tu nombre

    Sobre las maravillas de las noches
    Sobre el pan blanco de los días
    Sobre las temporadas desposadas
    Escribo tu nombre

    Sobre todos mis trapos de azul
    Sobre el estanque sol enmohecido
    Sobre el lago luna viva
    Escribo tu nombre

    Sobre los campos sobre el horizonte
    Sobre las alas de los pájaros
    Y sobre el molino de las sombras
    Escribo tu nombre

    Sobre cada soplo de aurora
    Sobre el mar en los barcos
    Sobre la montaña lunática
    Escribo tu nombre

    Sobre la espuma de las nubes
    Sobre los sudores de la tormenta
    Sobre la lluvia gruesa e insípida
    Escribo tu nombre

    Sobre las formas que centellean
    Sobre las campanas de los colores
    Sobre la verdad física
    Escribo tu nombre

    Sobre las sendas despertadas
    Sobre las carreteras desplegadas
    Sobre los lugares que desbordan
    Escribo tu nombre

    Sobre la lámpara que se enciende
    Sobre la lámpara que se apaga
    Sobre mis casas reunidas
    Escribo tu nombre

    Sobre el fruto cortado en dos
    Espejo y mi habitación
    Sobre mi cama vacía
    Escribo tu nombre

    Sobre mi perro codicioso y tierno
    Sobre sus orejas elaboradas
    Sobre su pierna torpe
    Escribo tu nombre

    Sobre el trampolín de mi puerta
    Sobre los objetos familiares
    Sobre el mar del fuego bendito
    Escribo tu nombre

    Sobre toda carne concedida
    Sobre la frente de mis amigos
    Sobre cada mano que se tiende
    Escribo tu nombre

    Sobre el cristal de las sorpresas
    Sobre los labios atentos
    Bien sobre el silencio
    Escribo tu nombre

    Sobre mis refugios destruidos
    Sobre mis faros aplastados
    Sobre las paredes de mi problema
    Escribo tu nombre

    Sobre la ausencia sin deseos
    Sobre la soledad desnuda
    Sobre las marchas de la muerte
    Escribo tu nombre

    Sobre la salud vuelta de nuevo
    Sobre el riesgo desaparecido
    Sobre la esperanza sin recuerdos
    Escribo tu nombre

    Y por el poder de una palabra
    Reinicio mi vida
    Nací para conocerte
    Para nombrarte
    Libertad

    jueves, 6 de enero de 2011

    El camino del sonido.Curso de Formación Integral en terapias Vibroacústicas.Escuela Virtual Taitoku.



    erpo y la Mente

    A través de nuestra Escuela Taitoku, ofrecemos diversas modalidades de estudio y formación docente. Los cursos , clases y Diplomaturas presenciales, y la formación virtual con una completa y vanguardista, plataforma virtual, con manuales interactivos, audiobooks, videos y clases on line.

    Ya se inician los cursos Virtuales de Verano:

    · Diplomatura en Ashtanga Yoga Terapéutico.

    · Diplomatura en Yoga Terapéutico para Niños.

    · Curso de Formación Integral en Terapias Vibroacústicas.

    Para mayor información pueden consultar nuestra web: www.taitoku.com.ar

    Cursos de Formación en Terapias Orientales para la Salud del Cuerpo y la Mente

    El camino del sonido.Curso de Formación Integral en terapias Vibroacústicas.



    Docentes: Tamara Isa y Gustavo Florio

    Los cuencos cantores nos permiten:

    Conectarnos con el amor universal. Preparar la mente y el corazón para la meditación. Nos ayudan a manifestar nuestras virtudes, coraje benevolencia, tolerancia, conciencia, dicha… Relaja el cuerpo y aquieta la mente, liberando el stress y la ansiedad.

    Equilibra los hemisferios cerebrales.

    Remueve el chi estancado e incrementa el libre fluir de la energía vital. Armoniza ambientes.

    Programa de estudio:

    Conceptos de sonido y vibración

    Miradas científicas y espiritual del la energía sonora

    Minerales e historia de los cuencos, campanas y tinghas (visión tibetana, chamanica y occidental)

    Resonancia y cuerpo humano.

    Autotratamiento sonoro.

    Meditación en los centros energéticos (tan tien)

    Armonización del hogar.

    Masaje sonoro Shen qi.

    Unimos los conceptos sonoros a la medicina tradicional China.

    Canales energéticos y los cinco elementos.

    Diseño básico de una sesión de armonización con cuencos tibetanos. Diseño y elaboración de fichas personales e informes de sesiones

    Acompañamos el sonido de los cuencos con la voz:

    Utilización de los sonidos sanadores taoístas, bija mantras, mantras sagrados y vocales.

    Los Chakras: Color, geometría y sonido asociados.

    Equilibrio de los chakras mediante el sonido: lectura del estado energético de los chakras y armonización.

    Principios de Sintonía. Resonancia por simpatía.

    Instrumentos musicales primitivos y su uso como elemento de sanación en diferentes culturas.

    Uso de cuencos de cristal de cuarzo, sonajas, tambores de océano , didjeridoos, tingshas, pines, campanas y gongs.

    Diseño de una sesión de armonización grupal utilizando todos los instrumentos y mas...

    A través del sonido buscaremos recuperar la simpleza, la sabiduría al escuchar y al sentir, iniciando un camino de regreso a nuestra naturalidad. Llegaremos a ese lugar de conciencia y quietud trascendiendo las trampas del intelecto, permitiendo así el progreso espiritual y el crecimiento interior. Tomando conciencia del potencial de la energía sonora, entenderemos que todo se puede lograr a través de la vibración ella nos reconecta a nuestra realidad profunda, alinea y equilibra nuestras energías y nos da la oportunidad de revivir el silencio fecundo y creativo, íntimamente ligado a nuestra esencia.