lunes, 31 de mayo de 2010

Práctica del camino de las virtudes: Descubre la bondad secreta


Elige un día en que te despiertes de buen humor , con el corazón abierto al mundo.Si esos días son raros en ti, elige uno de tus mejores días.Antes de empezar con tus actividades ,ten el propósito claro de que durante la mañana tratarás de ver la nobleza interior de tres personas.

Mantén
la intención en tu corazón mientras hablas o trabajas con ellas.Nota como ésta percepción afecta a tu interacción con ellas , cómo afecta a tu propio corazón, cómo afecta tu trabajo.Después elige cinco de tus días de mejor humor y cada uno de esos días hay esta práctica..

Después de ver así a tres personas en cada uno de esos cinco días,toma la decisión clara de practicar de ver la bondad durante todo un día en tanta gente como puedas.Desde luego , te resultará difícil con algunas personas.

Déjala para mas tarde, practica antes con aquellas cuya nobleza y belleza puedas ver más fácilmente.Cuando hayas hecho esto lo mejor que puedas durante un día, elige un día de la semana para hacer esta práctica durante uno o dos meses .

Finalmente cuando se haya hecho algo más natural para ver la bondad secreta , amplia tu práctica..Añade más días. Prueba practicar en los días en los que te sientes mas estresado.

Poco a poco incluye a los desconocidos. y a aquellas personas que defines como difíciles., hasta que tu corazón aprenda a reconocer y a bendecir en silencio a cualquiera que encuentres.

Propónte
ver a tantos seres como puedas con un respeto amoroso.Muévete por la vida como si fueras un avatar de incógnito. Pruébalo. Anota tus sensaciones.

Basado en las Enseñanzas de Jack Kornfield

domingo, 30 de mayo de 2010

El mejor regalo


Hoy es mi cumpleaÑos y estoy tan feliz de vivir plenamente rodeada de afecto y conocimiento. Hoy desperté a mis hijos para ir a su partido de basquet en el club del barrio. Los besé y mientras me decían FELIZ CUMPLE MAMA!, yo les dije: Ustedes son mi mejor regalo!. Aunque suene cursi, mi insistencia con ellos es increíble. Trato de expresar con todo el cuerpo mi amor. Que sepan cuánto los quiero y lo que me hacen sentir con su presencia.


Ayer en la clase de Yoga y armonización para niños Tuve otro regalo, el meditar junto a mis hijos y sus amigos. No se imaginan la emoción de ver a estos chicos evolucionar en tan poco tiempo. Cómo sus cuerpos han captado la disciplina del Yoga y la Meditación y con juegos y sonrisas nos devuelven A Fabi Y mí, esta experiencia inolvidable que se guardará por siempre en su corazón.

Gracias a todos por regalarme todos los días instantes tan profundos de alegría!
Namasté!

sábado, 29 de mayo de 2010

Relaja el detrás olvidado de tu espalda


Tiéndete en el suelo.

Comienza a respirar conscientemente.

Permite que la respiración fluya libremente a través de la zona posterior de tu cuerpo, el detrás olvidado de tu espalda.

Siente como el aire viaja desde lo pies hasta la cabeza , relajando los apoyos de tu cuerpo sobre el suelo , sobre el abrazo de la tierra.

Percibe cómo a medida que respiras tu detrás se va hundiendo, más y más en la tierra.

Todas las cargas que traes en tu espalda se van desvaneciendo a medida que te vuelves consciente del apoyo de tu cuerpo sobre el suelo.

Déjate llevar hacia el corazón de la tierra que transforma todo dolor en relajación, toda tensión en liberación y toda confusión de la mente en claridad en tu corazón.

Siente...

Suelta...

Abraza el silencio en tu espalda...

Respira a través de tu espalda y abandona todo aquello que te daña...

Suelta...

Respira siendo tan sólo la respiración...


Namasté!

Adriana

viernes, 28 de mayo de 2010

Embarazo,parto ,puerperio y la aventura de ser padres de mellizos 1

Parece tan lejos, estar cargando en los brazos a nuestros hijos. Pero sólo fue ayer ,hace 11 años ,nos enteramos que seríamos padres de mellizos.

Yo estuve tres meses viendo crecer mi panza aceleradamente sin enterarme de que dentro mío se estaban gestando dos seres.

Estábamos en el mar ,en la hosteria en la que trabajamos de verano, a nuestro regreso nos hicimos una ecografía y allí estuvo la sorpresa ...eran dos ,no uno.

Cuando la médica volvió la pantalla hacia nosotros y vimos dos seres nadando en sus bolsas , como flotando en el universo, mi corazón comenzó a palpitar de la alegría, del asombro y del miedo que me generó lo que tenía dentro mío.

Cuando salimos de allí reíamos (de los nervios), sin saber lo que nos esperaba. Parecíamos ya no tocar el suelo. Era una nube de excitación, la que recorría nuestro cuerpo.

Cuando llegamos a casa, miramos nuestro cuarto y nos dijimos, tenemos que comprar una cuna más... y un babero más, y más ropita de abrigo y un cochecito doble, dos sillitas de viaje, dos chupetes, calienta mamaderas, pilas de pañales... y mientras yo llamaba a toda la familia por teléfono anunciándoles la buena noticia, mi marido caminaba sin cesar por nuestra casa, pensando y pensando en cómo nos arreglaríamos para criar a dos bebés.

Al teléfono, mi madre no creía en los resultados de la ecografía y me decía que era un error, que se habían equivocado, si en la familia no había mellizos...¡Pero yo tenía dos en mi panza!.

Hasta que la noticia dio la vuelta la mundo y en tan sólo una hora, toda Italia sabía de nuestro embarazo múltiple... Finalmente ,"la zia Claudia d'Italia" nos contó : - Adrianita , la mia nonna aveva i gemelli. Y sí, mi "bisnonna" tuvo dos pares de mellizos y yo... ni enterada del asunto.

Mientras tanto , había pasado algo insólito. Corrí a contarle a mi marido la noticia de mi bisabuela. Lo vi tendido en la cama, con el pie morado. -¿Qué pasó?...-pregunté asustada.
-Me quebré el dedo del pie, me dí el dedo contra el zócalo...-.
Nada tan cerca de una película cómica.

Esa imagen, era el pre-anuncio de lo que vendría: para mí , ser mamá primeriza de mellizos y para Edu, papá de tiempo completo.

Había llegado el momento de poner en práctica todo lo que había enseñado a mis alumnos de Yoga.

Adriana Paoletta

jueves, 27 de mayo de 2010

No existe la distancia


Apreciar este momento histórico es difícil, sin tener la perspectiva del paso del tiempo.Pero valorar una transformación como la que está dando el mundo ,a nivel de la comunicación, es algo que brota como evidencia por nuestros poros hechos "chips".

Cómo explicarle a mis hijos y a mis alumnos más jóvenes, que hace tan sólo unos años, no existía en la Argentina,la libertad de expresión y estábamos sumidos en la más remota prisión de nuestra libertad. Libertad primaria y original de pensar, crear y comunicar las ideas que dieran forma al mundo. Cómo hacerles saber del júbilo, que sentimos los estudiantes de Filosofía y Letras , cuando pudimos estudiar en democracia y aprender de grandes profesores que estaban exiliados por sus ideas.

Cómo decirles ,que las cartas escritas con tinta entre dibujos y manchones ,eran la forma de amor que teníamos los enamorados.Que una madre, debía esperar un mes por saber de su hijo, al otro lado del océano, añorando su rostro y sus palabras con el corazón retorcido de amor. Que quizás, las ideas, nos llegaban 10 años más tarde ,como coletazo de un movimiento humano que ya había dado curso.

Pienso en los grandes maestros, en los filósofos de antaño y en los visionarios de todas las épocas... ¿ Qué hubiese ocurrido si hubiéramos entrado en su campo mental, como lo hacemos hoy , a través de nuestros blogs, en donde miles de ideas se suceden como un torrente sin fin y se fusionan, se elevan , por un circuito integrado que entra en tu mente y te transforma ,en tan sólo un instante , aunque ni siquiera seas consciente de ello?.

Si bien, nos cuesta creerlo , estamos en medio de una revolución sin precedentes en la historia de la humanidad. Somos los protagonistas de un cambio de paradigmas, que está transformando la percepción de la realidad,a través de una modificación increíble en nuestra conciencia.

Casi no salgo de mi asombro... Tan sólo ayer por la noche, meditamos todos juntos ,en mi estudio, con Mónica, una alumna que está a 3000 kilómetros, en Río Gallegos, compartiendo su voz , su imagen y su experiencia, con sus compañeros de grupo.

Presta Atención plena a este momento,... te pido de corazón. Se abre ante ti un universo de posibilidades infinitas. Depende de ti reconocer cómo utilizarlas. La transformación está presente ante tus ojos.

Prepárate para recibir a un nuevo Mundo entre tus brazos!

Adriana Paoletta

miércoles, 26 de mayo de 2010

La ciencia reconoce la importancia de la meditación

Aunque pueda sonar llamativo, de acuerdo con la información disponible en una de las bases de datos más respetadas dentro de la comunidad científica internacional hasta la fecha se han publicado más de 1800 trabajos científicos sobre la meditación.

Para el doctor Claudio Naranjo, médico psiquiatra, investigador y uno de los pioneros de la psicología transpersonal, la meditación puede hacer grandes aportes a la ciencia y la educación.

(Agencia CyTA-Instituto Leloir)-. Un cuento sufí –de la doctrina mística del Islam– relata la historia de Nasrudin quien pierde sus llaves en el camino, y las empieza a buscar debajo de la luz del farol. A medida que pasa el tiempo se suman vecinos a ayudarlo a encontrarlas, pero luego de mucho tiempo, la búsqueda ha sido en vano. Finalmente, uno de los vecinos le pregunta a Nasrudin, “¿Seguro que las perdistes aquí?”, “No”, responde Nasrudin. “¿Entonces por qué las buscas aquí?”, le preguntan, y el responde: “Porque en esta esquina hay luz, mientras que la otra esquina está muy oscura.”

En cierta medida, el relato refleja los condicionamientos que regulan la mente y el comportamiento humano en la vida cotidiana, en el modo en que se imparte la educación a los niños y la manera en que se ejerce la práctica científica, entre otros ámbitos de la vida, según se destacó recientemente en la conferencia “La meditación, su importancia en el campo de la ciencia y la educación”, brindada por uno de los pioneros de la psicología transpersonal, el doctor Claudio Naranjo, en el auditorio de la Facultad de Medicina de la UBA.

Para el médico psiquiatra Naranjo, que ha sido investigador de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) y es fundador del Instituto SAT de psicoterapia integradora, la meditación constituye una herramienta que puede ayudar a “encontrar las llaves” allí donde se encuentran y no dónde es más fácil buscarlas. De acuerdo con Naranjo la meditación puede servir “para que el mundo científico pueda distinguir entre la ciencia propiamente tal y el cientificismo dogmático”. Asimismo consideró de gran relevancia el aporte que las dimensiones de la meditación pueden hacer en el campo de la educación tales como “la paz interior, la atención a las propias vivencias y otras que favorecen no sólo la salud mental, sino también el desarrollo interior de las personas, más allá de sus capacidades de producción.”

Estudios científicos sobre la meditación

Durante la conferencia, se subrayó que si bien muchos científicos consideran a la meditación un fenómeno muy abstracto, hasta la fecha figuran más de 1800 trabajos publicados en PubMed, una de las bases de datos más respetadas dentro de la comunidad científica. Estos estudios incluyen evidencias sobre los efectos de la meditación en la conciencia y en la atención, entre otras habilidades.

Por ejemplo, un trabajo publicado en el Proceedings of the National Academy of Science –realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin en Estados Unidos– se centró en el estudio comparativo de la actividad cerebral de personas que habían realizado meditación en prolongados períodos de tiempo frente a personas que no habían meditado. El análisis de los encefalogramas mostró que la actividad cerebral en ambos grupos era diferente.

Otro trabajo publicado por el grupo de R. Davidson en PLOS Biology revela que la práctica de la meditación afecta la capacidad de atención en estado de vigilia. Tras realizar una serie de ejercicios, los autores del trabajo observaron que los meditadores tienen una mayor capacidad para discriminar entre dos objetos que son expuestos en un muy breve lapso del tiempo. De acuerdo con los investigadores, los meditadores tenían esa habilidad dado que la energía del cerebro estaba concentrada en la atención focal y no tanto en pensamientos discursivos o en emociones.

Asimismo la revista PLOS One publicó en 2008 los resultados de un trabajo realizado en el campo de la biología molecular. En el estudio –que tuvo lugar en el Hospital General de Massachussets por científicos del Instituto Benson-Henry de Medicina Mente-Cuerpo– participaron personas que habían practicado meditación a lo largo de un lapso de entre 4 y 20 años, y otras que habían tenido poco o nulo acceso a esa práctica. En ellos se evaluó la respuesta de relajación, que es la opuesta a la respuesta de estrés, por medio de análisis de genómica funcional en muestras de sangre. Lo novedoso del estudio fue el concepto de estudiar a la respuesta de relajación por sí misma, ya que siempre se la contemplaba como un fenómeno que se origina luego de un episodio de estrés. Los investigadores descubrieron que los meditadores poseían un perfil de expresión genética característico en la sangre que permitía diferenciarlos de lo no-meditadores o de las personas que habían participado de un curso de meditación breve (8 semanas). Tanto en éste como en los otros estudios se concluyó que el tiempo dedicado a la meditación correlacionaba de manera positiva con los efectos que se estudiaban. En otras palabras, los efectos de la meditación son acumulativos, esto es, que es necesario realizar una práctica constante para ver sus resultados.

Por otra parte, fue importante detectar que los efectos derivados de la meditación se manifiestan también en el estado de vigilia, o sea cuando no se está meditando, por lo que se concluyó que la meditación posee efectos directos sobre las actividades diarias.

Por otra parte, desde el 2002 la revista Nature incluye en sus revisiones a la meditación como una actividad a través de la cual se influye al sistema nervioso.

Una de las iniciativas que ha fomentado el avance del estudio científico de la meditación proviene del Instituto Mente y Vida, con sede en Estados Unidos. Este instituto promueve la colaboración entre científicos y destacadas figuras del budismo que tienen como objetivo ampliar la comprensión del conocimiento a fin de generar un aporte no solo para el avance de las ciencias sino del desarrollo humano en todas las dimensiones de la vida.

En el prólogo del libro “Emociones destructivas” de Daniel Goleman (Editorial Vergara), el Dalai Lama escribe: “El budismo y la ciencia no son visiones contrapuestas del mundo, sino enfoques diferentes que apuntan hacia el mismo fin, la búsqueda de la verdad.
La esencia de la práctica budista consiste en la investigación de la realidad, mientras que la ciencia, por su parte, dispone de sus propios métodos para llevar a cabo esa investigación. Tal vez, los propósitos de la ciencia difieran de los del budismo, pero ambos ensanchan nuestro conocimiento y amplían nuestra comprensión”
Y agrega: “Como demuestran los diversos encuentros organizados hasta el momento por el Instituto Mente y Vida, son muchos los ámbitos en los que el budismo puede contribuir al conocimiento científico”.

Meditación y ciencia

De acuerdo con Naranjo, a través de la meditación la ciencia podría despojarse del cientificismo: “Llamo cientificismo a una arrogancia que históricamente se desarrolló en la ciencia cuando libró su batalla contra la fe, en los orígenes del iluminismo, en los siglos de las luces, en el siglo de Voltaire, cuando se destronaron a los reyes, cuando se cuestionaron a las autoridades eclesiásticas como nunca antes. Es la única forma que tuvo la razón para triunfar, empleando argumentos envueltos de un autoritarismo equivalente de signo contrario. El dogmatismo religioso fue combatido con el dogmatismo de la razón.”

Sin embargo, el profesor Naranjo, señaló que en la actualidad hay algo anacrónico en ese dogmatismo científico.
“Los científicos suelen sentir que no se pierden mucho con descartar sobre aquello sobre lo cual la razón no puede pronunciarse, y los del mundo de la intuición sienten que los científicos se pierden mucho porque una persona que tiene despierto ese otro sentido de la intuición, abierto al camino de la experiencia se puede acercar a esa sabiduría que equivale a una vida plena”, afirmó.

Para el experto, a la ciencia le falta capacidad de síntesis y suele separar la razón de la intuición, cuando ambas capacidades podrían integrarse. “En la ciencia está esa tendencia de no “ver cosas demasiado difíciles, de no buscar la llave ahí donde está oscuro, sino más bien a la ‘luz de las lámparas’, a la luz del intelecto”, destacó. Y agregó que la meditación puede contribuir a esa capacidad de síntesis de las diversas dimensiones de las personas (intelecto, emociones e instinto, entre otros aspectos) tanto en el campo de la educación como en la práctica científica.

”“Hay en cada persona una falta de paz, y esa falta de quietud y de estar en paz consigo mismo y con la vida no es algo irrelevante a la paz del mundo. Entonces la quietud es una practica meditativa que tiene muchas formas, está en muchas tradiciones como el hinduismo, el budismo, el taoísmo y sufismo, entre otras, indicó Naranjo. Y agregó que la quietud –que es un aspecto de la meditación- cura automatismos del pensamiento y de la actitud.


“Estamos siempre en movimiento, estamos haciendo siempre esto, siempre haciendo aquello, y no nos damos cuenta de nuestra compulsión del hacer, de movernos, de la compulsión de querer llenar el vacío de nuestro ser con algo, con el próximo movimiento, con el próximo proyecto, con el próximo logro, con el próximo pensamiento. Pascal lo dijo hace siglos:’el problema del mundo es que la gente no sabe quedarse quieta en su cuarto’”, destacó el médico psiquiatra
.

Pero no solo interesa el quedarse quieto, el detener la mente, el silenciar el pensamiento, interesa también lo que parecería que es lo contrario, afirmó Naranjo. Y prosiguió: “Se puede decir que hay en la meditación una dimensión que va de la luz roja del ‘quieto’ a la luz verde de ‘la invitación a fluir (dejar fluir la mente)’. Se trata de una complementariedad que la conocen muy bien los meditadores, sobre todo en la tradición Zen, en la que se insta a una imagen que se usa mucho que uno debe dejar que la mente sea como el cielo que es móvil e imperturbable pero por el cual pasan las nubes, como una entrega a la corriente de la vida.”

“Es como una invitación a dejarse llevar por algo desconocido, invitar a que entre en funciones una parte de nuestra mente que puede entrar a sustituir el pequeño Yo cotidiano y en esos momentos en que entra en operación esa parte, decimos que son momentos de inspiración. Entonces eso es una dimensión de la meditación que tiene esa polaridad, del signo ‘Pare’ y el signo ‘Siga’, pero que son una complementariedad, porque mientras más logramos quietud, el poder estar sin hacer, más logramos no ser esclavos de la acción compulsiva habitual”, explicó Naranjo y agregó que desde su punto de vista las personas que están interesadas en el estudio de la meditación están descubriendo que donde hay más meditación es en el budismo.

Asimismo destacó que “el budismo es la religión de la meditación por excelencia, el articulo supremo es ‘mejora tu mente’, y la manera de mejorar tu mente es la meditación si se quiere llegar a otro plano de la existencia.”

Según Naranjo, el que se interesa en estudiar la meditación, se hace un poco creyente de que la meditación sirve. “El hecho de que haya correlatos neurofisiológicos ya es un indicio de que es real. Creo que la cercanía entre la comunidad científica y la comunidad de quienes practican meditación inspirará un poco de fe de ese ideal humano que es más solidario”, aseguró a la Agencia CyTA. Y subrayó que desde el punto de vista de la investigación, la meditación libera la intuición por lo cual “puede que haya una ayuda a la capacidad inductiva en la ciencia.”

Por último, abogó por una “ciencia menos arrogante en su denigración de lo que no se comprende o aún no ha sido comprendido” y destacó que para la ciencia sería útil mostrar “la capacidad de estar abierto a todas las ideas. Ser riguroso, y tener una apertura, al mismo tiempo.”

Para el Médico Psiquiatra Claudio Naranjo, que ha sido investigador de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) y es fundador del Instituto SAT de psicoterapia integradora, la meditación constituye una herramienta que puede hacer grandes aportes a la educación y a la ciencia.

Créditos: Sitio oficial del Doctor Claudio Naranjo www.claudionaranjo.net
VIA INTRAMED


martes, 25 de mayo de 2010

Abrete sésamo

ABDUCCIÓN

La abducción lleva al miembro inferior en dirección hacia fuera y lo aleja del plano de simetría del cuerpo.

La abducción de una cadera va acompañada de una abducción igual y automática de la otra.

Cuando llevamos el movimiento de abducción al máximo, el ángulo que forman los dos miembros inferiores es de 90º, de lo cual se deduce que la amplitud máxima de la abducción de una cadera es de 45º .

En los sujetos adiestrados se puede conseguir una abducción de l80º, pero en este caso está en abducción-flexión.

Utthita Hasta Padangusthasana

Es un asana en la que se combinan varios movimientos de la cadera a la vez:
  • abducción
  • rotación externa
  • flexión femoral

Nivel físico: el psoas y el pectíneo flexionan la cadera, al igual que el sartorio que lo separa de la línea media y la rota hacia afuera. El cuádriceps extiende la rodilla.

Nivel energético: desarrolla el equilibrio interno centralizando el trabajo sobre los aspectos del primer y segundo chakra , sentando nuestras bases en al tierra, en el trabajo y la disciplina para abrirnos hacia el equilibrio de lo vincular.

Nivel causal:Abre el espacio mental para conquistar un equilibrio espiritual desde la apertura a los afectos, a los vínculos , flexibilizando nuestro juicio y suavizando nuestra rigidez.

¡Abrete sésamo!

Gracias Male por dedicarnos esta bella postura.

Adriana Paoletta

lunes, 24 de mayo de 2010

Shavasana contigo

En la clase que coordino con mi grupo de adultos mayores, van surgiendo cuestiones existenciales que emocionan mi ser. En una relajación que hacemos al finalizar la clase de Yoga ,que es vigorosa y comprometida con el cuerpo y su energía vital, Fanny una de mis adoradas alumnas experimentó, una experiencia interior muy conmovedora.

Tendida en shavasana, (postura que literalmente significa cadáver ) aprendemos a soltar nuestros apegos con el mundo descubriendo que somos más que nuestro cuerpo, más que nuestra mente que siempre cambia. Allí tendidos en completa retracción sensorial (prathyahara), nuestro ser real emerge y nos nutre con las imágenes ( visualizaciones) que estamos preparados para entender. El mundo arquetípico y simbólico comienza a expresarse en profusión de imagenes sanadoras que servirán para integrar aquello que está disperso o desunido, mi cuerpo y mi mente en un organismo vivo, mis emociones y sentimientos con mi razón, mi mente con mi alma.

Allí Fanny pudo verse a sí misma en el momento de abandonar su cuerpo, en lo que llamamos muerte.Tranquila y sin tristeza, habiéndolo abandonado todo, se pudo percibir a sí misma cerrando sus ojos , suavemente, entregándose en los brazos de su ser. Y para mi asombro ,me narró que ninguno de sus hijos estaba allí. Su único deseo era que yo estuviese a su lado, acompaÑando ese proceso de desprendimiento.



Imágenes que son la viva expresión de que nuestro ser real está despertando meciéndonos en sus brazos para que no temamos y entendamos que solos nacemos y solos morimos, de la mano de nuestro Maestro Interior que a veces tiene la forma del maestro exterior que humildemente debe llevarte a apropiarte de tu Identidad Superior, fuente de toda Felicidad (Ananda).

Si no estás atento ,esta felicidad se perderá. Felicidad, no es la satisfacción narcisista de tener todo lo que agrada al yo, sino estar en cada rincón de la existencia tal como se presente, atento y receptivo, sin juicios que nublen la conciencia desnuda y pacífica .

Namasté!

Adriana Paoletta

domingo, 23 de mayo de 2010

Las joyas


Ayer después de un sábado en un grupo de estudio de "Body Mind Centering" con Silvia Mamana llegué a casa cansada y extrañando estar con mi familia. La casa estaba ordenada , todo hecho, las camas tendidas, los platos lavados. Parece mentira que estos tres hombres con los que convivo me reciban con el mejor de los abrazos, el orden del hogar.

Me da placer estar en mi casa junto a ellos alternando roles en el mundo. Siempre digo que una familia es un equipo en donde los quehaceres son intercambiables. Todos deben estar disponibles para ayudarse entre sí. Felicité y agradecí a mis hijos y a mi marido , que los educa en el servicio , por tan hermoso regalo. No saben el orgullo que sentía por tenerlos conmigo , por sentirlos tan autónomos y tan cerca a la vez , de las necesidades de cada integrante. Y entonces pensé y dije: ustedes son mi tesoro, mi riqueza,...¡ qué abundancia hay en este hogar!.

Gabriel, se me acercó y me dijo:
-Mamá hoy leí una frase en una revista que contaba la historia de una patricia romana, llamada Cornelia. Cornelia parecía ajena a ese mundo de lujo y poderío. Un día alguien le preguntó por qué era tan sencilla y nunca se la veía luciendo oro y piedras preciosas. Y ella llamando a su lado a sus hijos le dijo: -¡Éstas son mis joyas !.¡Mis hijos!

La verdadera educación empieza y termina en tu hogar. Somos los habitantes de una gran familia , que es la humanidad. Sepamos que nuestras riquezas son nuestras virtudes: el bien, la compasión, la solidaridad, el servicio, la empatía, la alegría, el trabajo, la paz y la sabiduría ,que hace posible poder plasmarlas en la realidad.

Apreciemos y desarrollemos esta riqueza humana que brota del corazón !

Adriana Paoletta

La historia de Cornelia

viernes, 21 de mayo de 2010

«Practicar yoga en el aula ayuda a los niños a concentrarse»


Tere Puig nos hizo llegar estos cuentos para niños diciéndonos
Hace un par de años escribí unos cuentos para que fueran una herramienta en la enseñanza de la meditación y desarrollo personal para los niños: el silencio, la empatía, la conexión con el entorno y el cosmos. Aquí está la información .Los invito a leer Los cuentos de Lucas


Kulwant Singh que al igual que Tere es participante del grupo Por la incorporación del Yoga y la Meditación en las escuelas , (al cual les invito a unirse) me ha hecho llegar desde Barcelona esta nota que les comparto
Espero que disfruten de ambas lecturas.
Adriana


En la India hace mucho que lo descubrieron: respiración, relajación y estiramientos son grandes aliados de nuestro bienestar más inmediato. En Occidente, pequeñas dosis de yoga inyectan vitalidad a mucha gente. En el colegio público Sant Josep, de Sant Vicenç dels Horts, se le da aún mucho más sentido a esta disciplina. Su práctica forma parte del currículo escolar como herramienta para mejorar el rendimiento de los alumnos. Hoy, Blanca Franco, la profesora que lo imparte, expondrá la experiencia.

–¿Qué edades tienen los alumnos de yoga en su escuela?
–Hemos empezado con los de cuarto y sexto, que tienen 9 y 10 años y 11 y 12 respectivamente, una hora a la semana. Los de quinto curso son nuestro grupo de control. Ellos no reciben clases de yoga y nos sirven de punto de comparación.
–¿Cómo realizan el seguimiento de los resultados?
–Mediante cuestionarios en los que se evalúan cuestiones como la autoestima.
–En los dos primeros trimestres, ¿qué han podido ver ya?
–Los resultados indican que la atención de los estudiantes se afina, aunque es difícil y no sería justo atribuirlo solo a la práctica del yoga. En nuestro centro, el equipo docente se implica mucho.
–¿Qué camino utiliza el yoga para lograr esa mejora en los alumnos?
–En concreto, el yoga Iyengar permite conectar consigo, con el dinamismo, intensidad y precisión de cada postura que conservan su nombre original de hace miles de años y que los alumnos memorizan.


–¿Los profesores también aprenden yoga?
–Sí, de hecho la directora del centro apostó por el yoga pensando en el bienestar del equipo docente. Empezamos hace un año. Y con los alumnos, en septiembre.
–¿Y los padres se han implicado?
–También. Hay un grupo de ellos que recibe clases.
–¿De dónde surge tanta dispersión mental y, por tanto, la necesidad de prácticas como el yoga?
–Nos llegan muchos inputs externos que nos distraen de la verdadera esencia humana, las emociones, nuestro estado interior. Y el yoga ayuda a detener esa dispersión.
–¿Los niños lo perciben?
–Sí, aprenden a concentrarse, a tranquilizarse y saben que pueden conectar y actuar sobre su estado de ánimo. Además, se sienten más flexibles, fuertes y ágiles.


Fotos: Yoga y armonización para niÑos. Lic Adriana Paoletta y Lic. Fabiana Pedreira

VIA CARME ESCALES
BARCELONA


Fotos: Yoga y armonizaci

jueves, 20 de mayo de 2010

Taller de meditacion sencilla

Taller meditacion sencilla from PAZ INTERIOR on Vimeo.


Les presento esta conferencia gratuita sobre meditaciónes sencillas que ha realizado mi querida Paty Flores. Los invito a ingresar en su sitio para disfrutar de su trabajo hecho desde México con tanto esmero y amor. Si clickean en el link podrán informarse de los próximos talleres
http://www.meditacionesguiadas.com


Te deseo lo mejor Paty!!!!!!!!!!!!

miércoles, 19 de mayo de 2010

La meditación y el deporte



Phil Jackson, actual técnico de Los Ángeles Lakers, no es sólo el entrenador de la NBA que más títulos ha ganado. Es también el más peculiar en sus métodos: la lectura y la meditación forman parte de su rutina. Por ejemplo, obliga a sus jugadores a estar en silencio en alguno de los tiempos muertos que solicita en los partidos para –así lo cuenta en su libro Canastas sagradas- que los jugadores puedan visualizar su lugar seguro: un recuerdo, un momento, un pensamiento que les haga sentirse en paz consigo mismos. Su teoría es que, una vez recobrada la calma, jugarán mejor. Puede que la reflexión en medio de un partido de baloncesto de la NBA parezca esotérica e improbable, pero diez anillos de campeón –seis con los Bulls, cuatro con los Lakers- sostienen la hipótesis del coach.
Michael Jordan el mejor jugador de la historia de ese deporte se refería a la meditación de esta forma


La meditación

Al principio Jordan estaba escéptico acerca de la meditación y abrió un ojo durante la primera sesión de meditación en los Bulls para ver si los compañeros de equipo estaban tomando en serio el ejercicio,.La mayoría lo estaba haciendo.
Jackson comprendió que Jordan podía alcanzar un estado de Atención Plena por si solo.
Decía Jackson, “Michael tiene una calidad mental que pocos estudiantes Zen han logrado. Su capacidad de permanecer relajado e intensamente concentrado en el medio de caos es insuperable. Le encanta estar en el centro de la tormenta. En tanto todo el mundo da vueltas desquiciado, fuera de control, el se mueve sin esforzarse a través del campo, envuelto por una enorme quietud.
Jordan aceptó el deseo de vivir el momento de la filosofía zen como parte de su vida
“Eso es lo que mas me llegó del budismo zen, y creo que todos adquirimos parte de esto en ciertos aspectos. Aunque Phil esta hasta allá muy lejos dominando su mente nosotros estamos un poco mas cerca de la tierra, pero aprendiendo a relacionar todo lo que nos enseñaba sobre ”Vivir el Momento”


Vivir el momento

Después de su sexto juego de campeonato en la NBA, donde anotó 45 puntos, Michael comentó que la meditación le había ayudado a sobresalir:
“Hay un momento en que entras en la zona y eso es lo importante para mi. Y cuanto entras en la zona, sabes sin dudas que estas ahí .Las cosas comienzan a ocurrir como si respondieran a un guión , empiezas a ver la cancha desde arriba . empiezas a leer lo que la defensa intenta hacer. Y0 lo vivi, vi lo que era estar en la zona.



Sobre los partidos que se definen en el ultimo segundo

“Nadie sabe queha de suceder. Tu, yo, nadie que estuviera viendo el juego eso es la parte mas increíble. Me encantan esos momentos. Excelentes jugadores se esfuerzan para lograrlo pues depende de ti la felicidad o la tristeza del equipo y de la gente.”

Sobre las finales

“En ves de sentirme nervioso , solo queria sonreir y dejarme fluir. Simplemente canalizo mis pensamientos y mis frustraciones en forma muy diferente.Me siento bien con la realidad del momento, confiado.Como que me obligo a decirme: “Oye,
voy a disfrutar este momento ,tal vez no vuelva a suceder. Seguro que no va a suceder tal como se presenta"

martes, 18 de mayo de 2010

Para tu hijo : un ejercicio para el dolor de espalda



Muchas veces como padres necesitamos recursos para aliviar los malestares de nuestros chicos.

Les compartimos este eficaz ejercicio de Yoga en dupla, para aliviar el dolor de espalda. Las indolasanas asistidas son especiales para elongar la cara posterior, tan contraida por las malas posturas, las enormes mochilas que cargan en sus hombros y los efectos del desarrollo sobre una estructura cambiante y aún poco fortalecida como la columna.

Gracias a Gaby por ser un hijo maravilloso y por demostrar sus talentos con tanto esmero y dedicación.

Te amo querido hijo

domingo, 16 de mayo de 2010

Sencillez

Me acerco cada vez más al mundo sencillo que soné de niña, en donde no era necesario ser rico para ser feliz, ser bella para ser amada, ser inteligente para triunfar, ser poderosa para ser escuchada. Realmente era así. Lo sencillo calma y sosiega, nos desnuda de falsas apariencias y vanas búsquedas.

Es como haber quitado los velos anudados de un vestido pomposo, y capa tras capa el último velo era la sutil envoltura ,fresca e inocente, suave y evanescente de mi propia liberación.

Es difícil caminar sin ataduras en la mente, ser tan nuevos como el primer día en que abrimos los ojos por primera vez y descubrimos al mundo impermanente y doloroso.

A veces duele ser libres. Pero más duele ser esclavo de tus deseos que se vuelven telarañas invisibles donde tu acción queda adherida al comportamiento de los otros, a los estímulos cambiantes que desafían tu yo, enloqueciéndolo con mil caminos que no se tocan entre sí.


Despojarte habiendo tenido, saboreado, tocado, amado, es girar el sentido de la rueda y detener por unos instantes el tiempo veloz. De todos los modos posibles inténtalo, se fiel a esta verdad sencilla. Se lo que crees, se amor, se vida , se compasión, se el intento de serlo y arriésgate...

Vale la pena esta dulce sencillez




Abrazos radiantes para ustedes
Adriana

sábado, 15 de mayo de 2010

Transformándonos a partir de la meditación


Aunque es muy tarde cuando cae el sol o muy temprano cuando asoma la mañana, ellos están aquí, sentados en silencio.
Dicen los budistas Zen que para que la meditación sea genuina debe haber en ti: FE, DUDA y DETERMINACIÓN.


No hay nada especial en nosotros, salvo la alegría , la entrega y disciplina con la que nos acercamos a este proceso de conocimiento interior .

Para un maestro,contemplar este silencio es de una hondura difícil de transmitir. También una gran responsabilidad para ser guía en la difícil tarea terapéutica para la que me he entrenado a lo largo de estos veinte años. Sin embargo el asombro es siempre la puerta de entrada para aquello que desconocía...


Todos estos seres narran con entusiasmo la poderosa transformación que están realizando en sus vidas: desde volver a dormir, dejar de angustiarse, disfrutar del instante, llenarse de una energía sin límites, de una calma que todo lo observa, de una distancia justa frente a lo que debo alejarme, estar sensible y permeable a lo realmente bueno para mí.


Lo mejor de la meditación sucede durante la semana. La meditación sigue trabajando , comentan mis alumnos. Algunos se atreven a pintar sus experiencias, a compartirlas con sus seres más queridos,otros se asombran por la concentración en su trabajo intelectual, otros toman decisiones que nunca antes habían podido llevar a cabo, otros abren el corazón al sentir compasivo, ayudando a quienes más lo necesitan y que están tan cerca nuestro.


Sin proponértelo una nueva mirada va emergiendo del centro de tu ser , para ayudarte a descubrir la respuesta que denodadamente buscabas, la sensibilidad para crear, la calma después de una tormenta, el Bien como única salida hacia la Paz entre las personas.

Realmente debo agradecer a todos mis alumnos, hermanos espirituales, por darme la oportunidad de meditar juntos. Mi respeto y gratitud hacia el SER Real que habita en cada uno de ellos.

Adriana Paoletta

viernes, 14 de mayo de 2010

Cómo creamos nuestra realidad a través de nuestras creencias.



Las creencias han marcado el rumbo de la historia. Han desatado guerras, alimentado odios y marcado diferencias irreconciliables. Son capaces de movilizar a millones de personas por una causa común, y bajo su influencia se cometen las mayores hazañas y las peores destrucciones. La mayoría aparecen en nuestra vida como parte de nuestra herencia familiar y social, y echan profundas raíces en nuestra mente. No en vano, condicionan manera de comprender el mundo: son el filtro mental a través del cual interpretamos la realidad.

Disfrazadas de verdades absolutas, en demasiadas ocasiones limitan nuestro aprendizaje, nuestro potencial y nuestra creatividad. Se generan a partir de ideas que confirmamos, de un modo u otro, a través nuestra experiencia personal. No admiten ser cuestionadas, de ahí que su mayor enemigo sea la siempre preguntona curiosidad. Y marcan nuestras decisiones, actitudes y acciones en nuestro día a día. No en vano, "somos lo que pensamos que somos".

Todas aquellas afirmaciones personales –por nimias que sean- que consideramos verdaderas, desde "soy muy patosa" hasta "si mi pareja se pone celosa es porque me quiere", pasando por "no me gustan los cambios" determinan la concepción que tenemos de nosotros mismos y de nuestras relaciones. Definen cómo sentimos, qué está bien o mal, qué resulta tolerable e intolerable y qué es lo verdaderamente importante. De ahí que, en última instancia, nuestras creencias determinen cómo experimentamos nuestra vida. Sin embargo, no son estáticas ni inamovibles. Está en nuestras manos verificar si son válidas y, sobretodo, útiles para gestionar nuestra vida de forma eficiente, feliz y sostenible.


"Detrás de cualquier experiencia de malestar se esconde una creencia falsa y limitadora", Byron Katie

Cuenta una historia que hace muchos años, un hombre muy sabio llegó a una gran ciudad para difundir sus enseñanzas. Viajaba acompañado por sus fieles seguidores, y al atravesar las enormes puertas de la muralla, se le acercó un discípulo que vivía en aquella localidad. "Maestro, debes tener cuidado. En esta ciudad te van a perseguir, insultar y demonizar", le advirtió, con cara de preocupación. "Los habitantes de este lugar son arrogantes, y no tienen ningún interés en aprender nada nuevo. Sus corazones están llenos de desconfianza y egoísmo". El sabio asintió, sonriente, y le respondió con tranquilidad: "Tienes razón".

Al cabo de unas horas, apareció otro discípulo del sabio que también vivía en aquella ciudad. Se acercó a él, radiante de alegría, y le dijo: "Maestro, en esta comunidad te van a acoger con los brazos abiertos. Los habitantes de este lugar son humildes y anhelan escuchar tus palabras. Sus corazones están limpios y dispuestos a nutrirse con tu sabiduría". El sabio asintió de nuevo, sonriente, y de nuevo afirmó: "Tienes razón".

Sorprendido por sus respuestas, uno de los discípulos se plantó delante del maestro y le preguntó: "¿Cómo puede ser que les hayas dado la razón a los dos si te están diciendo exactamente lo contrario?" Y el sabio maestro, impasible, le contestó: "No vemos el mundo como es, sino como somos nosotros. Cada uno de ellos ve a los habitantes de esta ciudad según sus creencias. ¿Por qué tendría yo que contradecirles? Uno ve lo negativo y el otro ve lo positivo. ¿Dirías tú que alguno de los dos ve algo errado? No me han dicho nada que sea falso. Solamente han dicho algo incompleto".

"Si crees que puedes, estás en lo cierto. Si por el contrario crees que no puedes, también estás en lo cierto" Anthony de Mello

Tal como evidencia el sabio maestro del cuento, una creencia no es más que un pensamiento al que estamos particularmente apegados, y que limita (o potencia) nuestra perspectiva. Y es que ante un mismo hecho podemos dar miles de interpretaciones distintas. Depende de nosotros decidir dónde queremos focalizar nuestra atención. Así, en nuestra mente albergamos creencias limitadoras -que nos inhabilitan para afrontar determinadas situaciones- y creencias potenciadoras, que nos insuflan confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades, lo que nos conduce a afrontar situaciones complejas con éxito.

Identificar nuestras creencias limitadoras y transformarlas en potenciadoras requiere un profundo ejercicio de auto-observación. Para lograrlo, lo primero es detectar la perturbación, como puede ser el enfado, el miedo o la tristeza. El siguiente paso es responsabilizarnos de la emoción que hemos creado al interpretar lo que nos ha sucedido de forma negativa. Para hacer consciente la creencia limitadora hemos de preguntarnos por qué creemos que hemos reaccionado de esa manera.

A partir de ahí, el ejercicio consiste en cuestionar y verificar si eso que creemos es verdad. Por poner un ejemplo, probablemente todos conozcamos a una de esas personas tan exigentes, perfeccionistas y susceptibles que se enfadan con facilidad cuando los demás no están de acuerdo con sus puntos de vista. En estos casos suelen sentirse criticados y juzgados, creando malestar en su interior. Al analizar detenidamente el por qué de esta reacción, suele aparecer la creencia de que "tienen que ser perfectos y tener siempre la razón para que los demás les acepten y les quieran". Y esta creencia es la responsable de que interpreten ciertos comentarios y opiniones como "críticas" y "juicios".

Siguiendo con este ejemplo, ¿qué es lo que este tipo de personas verdaderamente necesitan? La indagación les suele llevar a comprender que su autoexigencia, perfeccionismo y susceptibilidad son una consecuencia de no aceptarse y quererse a sí mismas tal como son. Y este es precisamente el aprendizaje que obtienen al cuestionar su sistema de creencias, viendo sus "problemas" y "conflictos" como oportunidades de cambio, crecimiento y evolución.

Así, lo que creemos que es la realidad es una interpretación que hacemos de la realidad. De ahí que identificar y cuestionar nuestras creencias nos permita crear escenarios distintos, enfrentándonos a nuestros obstáculos diarios de un modo diferente al habitual. Por lo general, solemos reaccionar de forma mecánica e inconsciente ante un estímulo determinado y curiosamente, siempre esperamos un resultado diferente.
El hecho de responsabilizarnos de nuestras interpretaciones rompe este círculo vicioso y nos lleva a un nuevo nivel de consciencia. Es entonces cuando comprendemos que creamos nuestra realidad a través de nuestras creencias.


VIA LA VANGUARDIA

miércoles, 12 de mayo de 2010

Prueban que en la zona izquierda del cerebro se localiza la felicidad .La meditación controla esa emoción

Hace muchos años, cuando todavía era un estudiante recién graduado en Psicología, realicé un experimento para evaluar hasta qué punto la meditación podía funcionar como un antídoto contra el estrés.

Mis profesores eran escépticos, mis mediciones fueron débiles y mis pacientes eran, en su mayoría, colegas de segundo año. No sorprende que mis resultados fueran poco convincentes.

Pero hoy me siento justificado.

A través de los años han habido resultados de trabajos que han estudiado la meditación, algunos sugiriendo sus poderes para aliviar los efectos adversos del estrés. Pero sólo el mes último se concretó lo que considero un estudio definitivo que confirma mi hipótesis, alguna vez poco firme, al revelar el mecanismo cerebral que puede explicar la habilidad para tranquilizarse.

Los datos emergieron como uno de los muchos resultados experimentales de una poco común colaboración investigativa: la del Dalai Lama, líder religioso y político tibetano en el exilio, y la de algunos de los más prestigiosos psicólogos y neurólogos de los Estados Unidos. Los científicos se encontraron con el Dalai Lama durante cinco días en Dharamsala, India, en marzo de 2000, para conversar sobre la forma en que la gente podría controlar mejor sus emociones destructivas.

Uno de mis héroes personales en este acercamiento entre la ciencia y la antigua sabiduría es el doctor Richard Davidson, director del Laboratorio para las Neurociencias de los Afectos, de la Universidad de Wisconsin. Davidson logró en una reciente investigación identificar un índice para establecer el centro cerebral de los estados de ánimo.

Las imágenes de resonancia magnética revelan que cuando la gente está ansiosa, enojada, deprimida, las partes del cerebro convergen hacia la amígdala y la corteza prefrontal derecha, región cerebral importante para la hiperdefensa típica de las personas con estrés. Por el contrario, cuando la gente tiene ánimo positivo, entusiasmo y energía, esos sitios están tranquilos y aumenta la actividad de la corteza prefrontal izquierda.

El doctor Davidson ha descubierto lo que, según cree, es una manera rápida de cuantificar el nivel del estado anímico típico de una persona: leer los niveles de actividad en estas áreas prefrontales, derecha o izquierda.

Esto predice los estados de ánimo diarios con sorprendente exactitud. Cuanto más se incline hacia la derecha, la persona tenderá a estar más infeliz o afectada, mientras que cuanta más actividad se desarrolle en la parte izquierda, más feliz y entusiasta estará.

Al estudiar los datos de cientos de personas, el doctor Davidson estableció una curva de distribución en la que la mayoría de las personas que se encuentran en la mitad manifestaron buen y mal humor alternadamente.

Aquellas personas, relativamente pocas, que se hallan bien hacia la derecha son más propensas a tener depresión clínica o desórdenes de ansiedad en el transcurso de su vida. Para los pocos afortunados que se sitúan más a la izquierda, los estados conflictivos son raros y la recuperación es rápida.

Esto explica otro tipo de datos que sugieren un punto determinado biológicamente para nuestro nivel emocional.

Un descubrimiento, por ejemplo, muestra que, tanto en la gente con suerte como en los desafortunados que sufrieron un accidente y quedaron parapléjicos, durante alrededor de un año y medio después de dichos acontecimientos el humor diario es más o menos el mismo que antes, lo que indica que el punto emocional cambia poco o nada.

Davidson informó sobre el descubrimiento durante el encuentro con el Dalai Lama y los científicos en la India. Pero el hallazgo, aunque interesante, levantó más preguntas que respuestas. ¿Era sólo casualidad o un rasgo habitual entre los monjes? ¿Había algo respecto del entrenamiento de un lama que podría llevar a un estado de felicidad perpetua? Y si es así, ¿podría este prodigio ser compartido por todos?

Una respuesta tentativa a esta última pregunta proviene de un estudio que Davidson realizó en colaboración con el doctor Jon Kabat-Zinn, fundador de Mindfulness-stress Reduction Clinic, en la Universidad de Massachusetts.

Este clínico enseña meditación a pacientes con enfermedades crónicas para ayudarlos a manejar mejor sus síntomas. En un artículo, los doctores Davidson y Kabat-Zinn informan sobre los efectos del entrenamiento en esta clase de meditación, método extraído de sus orígenes budistas y ahora enseñado a los pacientes en hospitales y clínicas de muchos países.
Zonas positivas y negativas

Kabat-Zinn enseñó el método a trabajadores sometidos a grandes presiones, durante tres horas por semana durante dos meses. Otro grupo de voluntarios recibió el entrenamiento más tarde; los participantes fueron controlados por el doctor Davidson y sus colegas .

Antes del entrenamiento, los trabajadores en general registraban una mayor utilización del lado prefrontal derecho del cerebro en sus emocionesy se quejaban de sentirse estresados.

Después, sus emociones se inclinaron hacia el lado izquierdo, la zona positiva. Simultáneamente, sus estados de ánimo mejoraron e informaron sentirse con más energía y menos ansiosos. En resumen, los resultados sugieren que el punto de las emociones puede modificarse, con un adecuado entrenamiento.

Con este tipo de meditación se aprende a monitorear el estado de ánimo. La hipótesis del doctor Davidson es que se puede fortalecer una gran cantidad de neuronas del lado izquierdo de la corteza prefrontal, e inhibir los mensajes de la amígdala, que envía emociones perturbadoras.

El entrenamiento mindfulness se centra en aprender a monitorear las sensaciones y pensamientos, tanto con la meditación como con ejercicios de yoga. Con la aprobación del Dalai Lama, un grupo de lamas altamente entrenados permitió ser estudiado. Todos ellos pasaron por lo menos tres años meditando en retiros solitarios.

Estos y otros descubrimientos llevaron algunos investigadores a diseñar un programa llamado "Cultivo del equilibrio emocional", que combina métodos extraídos del budismo con el mindfulness y la sinergia de la psicología moderna, como también la lectura de las microexpresiones y las relaciones humanas.

El impulso científico de estos intentos iniciales ha entusiasmado a otros investigadores. Con el auspicio de The Mindfulness and Life Institut of Technology, el 13 y el 14 de septiembre el Dalai Lama se encontrará con un grupo muy grande de investigadores para discutir sobre la posibilidad de realizar más investigaciones.

En cuanto a mí, me lo estoy tomando muy en serio. En mi época de estudiante a veces meditaba, pero ahora, decididamente, lo haré siempre. El mes que viene mi mujer y yo nos dirigiremos a un lugar cálido durante dos o tres semanas para realizar un retiro y meditación. Nunca alcanzaré al sublime lama, pero disfrutaré al intentarlo.

Por Daniel Goleman
The New York Times

Traducción: María Elena Rey

Para monitorear las emociones

El mindfulness se centra en aprender a monitorear las continuas sensaciones y pensamientos más de cerca, tanto en la meditación como con ejercicios de yoga.

El doctor Paul Ekman, de la Universidad de San Francisco, obtuvo datos sorprendentes de su trabajo con los lamas. El estudió la expresión facial de las emociones y desarrolló un método de medición capaz de registrar la aptitud de una persona para interpretar las emociones a través de mínimos cambios en los músculos faciales. Por suerte, casi nadie puede leer esos gestos, pero cuando Ekman trajo a su laboratorio a dos monjes tibetanos, uno obtuvo resultados precisos para tres de cada seis emociones que integraban la prueba. El otro obtuvo resultados exactos para cuatro de ellas. Y un profesor de meditación budista americano reconoció las seis, algo que se considera muy raro. Normalmente, una persona no entrenada puede reconocer una de seis.

Estos descubrimientos, junto con los pedidos del Dalai Lama, llevaron al Ekman a diseñar un programa que combina métodos extraídos del budismo, como la meditación, con el entrenamiento sinérgico de la psicología moderna, como leer las microexpresiones, para ayudar a las personas a manejar mejor sus emociones y relaciones.

El mes último se inició un programa piloto con maestras de escuelas elementales del área de San Francisco.

VIA DIARIO LA NACION

Foto: Gracias Maria por esta hermosa foto de meditación en Tierra Santa.

El lado budista de la psiquiatría


Las psicoterapias basadas en el budismo empiezan a aplicarse en la Argentina.

Los fundamentos del método.Para qué malestares sirven. Y quiénes las critican.
Su mamá, Sara, tiene un cáncer ginecológico avanzado, pero Jorge Rovner (47) no se permite el enojo ni se rinde al abatimiento. Prefiere la compasión. “Hay que tomar el mundo tal cual es”, dice. “El sufrimiento muchas veces está ligado a una forma errónea de ver el Universo”. En un café del Microcentro porteño, Rovner cuenta que se hizo budista antes de recibirse de médico y psiquiatra, influenciado, entre otros, por Jorge Luis Borges. “Para mí el budismo no es una pieza de museo: es un camino de salvación. No para mí, pero para millones de hombres”, había señalado el escritor en una conferencia de 1977. Pero Rovner, ex director de ensayos clínicos para América Latina de una multinacional farmacéutica, ex presidente de la Asociación Argentina de Marketing Médico y profesor titular de Psiquiatría de la UBA, siempre había pensado que su faceta espiritual no se tenía que mezclar con el ejercicio de su profesión. Que iban por caminos distintos. Que la medicación y las psicoterapias convencionales eran las únicas herramientas efectivas para aliviar el malestar psíquico.

Ya no piensa igual. Poco a poco, “casi de un modo natural e imperceptible”, Rovner empezó a incorporar conceptos de su filosofía de vida en el consultorio; por ejemplo, el rol de la codicia en la génesis del sufrimiento. Luego advirtió que había puntos posibles de contacto entre el espíritu del budismo y muchos de los sistemas terapéuticos hoy aprobados, como la terapia cognitivo-comportamental y la Gestalt. Y que esos principios no entraban en contradicción, sino que podían complementar el tratamiento con psicofármacos. Fue una epifanía. “La medicación es utilísima —afirma—, pero no hay fármaco que permita desarrollar en el paciente conceptos como la compasión con uno y con los demás, o vivir y actuar en el tiempo presente sin quedarse amarrado en el pasado”. Rovner bautizó su síntesis como “psiquiatría zen”, y acaba de fundar la Asociación Argentina de Psiquiatría Basada en el Budismo. Frente a la desconfianza de los terapeutas más ortodoxos, confía en que la corriente va a crecer mucho. “Yo siento que la sociedad está madura para esto”, dice.
No es la primera vez que la espiritualidad, en un sentido amplio, incursiona en el terreno de la ciencia y la medicina. En uno de los estudios más difundidos, de 2001, Richard Davidson, un neurocientífico estadounidense de la Universidad de Wisconsin, analizó imágenes cerebrales de lamas en meditación y descubrió una activación de áreas y circuitos neuronales que, se cree, se relacionan con la felicidad. Durante la última década, los trabajos publicados en revistas médicas serias que estudian la relación entre espiritualidad y salud crecieron más de 300 por ciento, de 145 en el año 2000 a 481 en 2009 (aunque, como aclara el filósofo agnóstico Daniel Dennett en su libro “Romper el hechizo”, los posibles beneficios terapéuticos son independientes del hecho de que las creencias sean ciertas o no).

Por otro lado, hay estudios que muestran que la participación en rituales, oraciones, mantras, peregrinajes, visitas a templos o santuarios y ejercicios de meditación o yoga mejoran el estado de ánimo, la presión arterial, la oxigenación de los tejidos, la tolerancia al dolor y la inmunidad, señala la médica Mirta De Giuli, miembro del capítulo de Espiritualidad de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA). “Pero la apertura desde la psiquiatría a este enfoque (espiritual) es muy reciente y tiene poca difusión”, lamenta.

Rovner sostiene que su enfoque terapéutico no requiere que los pacientes sean creyentes ni que abandonen sus convicciones religiosas. “Personas con mucho escepticismo encuentran en el budismo un sistema lógico, ético y práctico de ver el mundo”, asegura. Y enumera un decálogo de principios que, basados en su filosofía milenaria, sustentan la nueva psicoterapia:

1. El tratamiento es aquí y ahora. A diferencia del psicoanálisis, no es obligatorio que la genética y las experiencias del pasado condicionen el presente. “Uno puede nacer todos los días. Y no necesita permiso de nadie para hacerlo”, dice Rovner.

2. El sufrimiento es la experiencia humana por definición, “inherente a la vida”. Y se amplifica más cuando uno se niega a aceptar que forma parte de las reglas de juego del mundo en que vivimos.

3. Sólo una parte muy pequeña del Universo se revela a las personas, “aunque sea doloroso para el ego”.

4. Nuestras emociones, sobre todo las llamadas “negativas”, están tan destinadas a desaparecer como las alegrías extremas. Y como el propio “yo”. Según Rovner, aceptar la impermanencia suele traer alivio (Borges graficó alguna vez el concepto de impermanencia budista con la anécdota de un brahmán que expuso la doctrina a un soldado de Alejandro de Macedonia. El soldado lo dejó hablar y luego lo derribó de un puñetazo. Ante las protestas del brahmán, el converso le respondió: "Ni yo fui quien golpeó, ni eres tú el golpeado”).

5. Deben evitarse creencias sin fundamento empírico. No existe la justicia o la injusticia en el Universo, ni las cosas buenas o malas “ocurren por algo”. Buscar el sentido de la vida puede agravar el padecimiento.

6. Muchos acontecimientos no tienen un porqué, o es imposible acceder a la explicación. “Admitirlo, si bien es inicialmente duro, puede ser la base para solucionar nuestros problemas”, afirma.

7. Nacer, enfermar, envejecer y morir son etapas inherentes de la vida. Y hay que aprender a aceptarlas.

8. El pasado y el futuro son creaciones. Aunque pesen, no hay nada que la persona pueda hacer con ello. Rovner dice que cuando un paciente se refiere a un dolor del pasado, suele desafiarlo para que se lo “muestre”. Tras la sorpresa inicial, el paciente admite que no puede mostrar su pasado sino sólo recordarlo. “¿Cómo puede estar condicionado a padecer por algo de lo que sólo tiene impresiones dictadas por su mente?”, lo interroga entonces.
9. Nuestra mente, muy útil en muchas áreas, no necesariamente permite salir del sufrimiento. Interrumpir el pensamiento conciente, por ejemplo, mediante la meditación, puede ser un recurso eficaz.

10. Evitar toda forma de extremismo o conceptos como el pecado y la culpa, virtudes capitales del budismo, también puede ser útil para aliviar la aflicción.


Como la psiquiatría zen, las terapias espirituales o religiosas “pueden ser tan efectivas como las psicoterapias clásicas o la medicación”, señala a Newsweek Everett Worthtington, presidente de la división “Psicología de la Religión” de la Asociación Psicológica de EE. UU. Pero los seguidores de Buda podrían tener una ventaja competitiva en ese terreno respecto a otros creyentes. Brendan Kelly, del Colegio Universitario de Dublín, Irlanda, explica en la revista “Transcultural Psychiatry” que el budismo es una psicología, una filosofía y una ética que aspira a alcanzar el nirvana, o cese de todo sufrimiento. Por ende, agrega Kelly, la práctica budista puede ser considerada “intrínsecamente terapéutica”. Un flamante estudio estadounidense acaba de constatar que siete de cada diez budistas practicantes evalúan su salud como “muy buena o excelente”.
Ricardo Corral es otro de los impulsores en la Argentina de la psiquiatría basada en el budismo. Profesor de Psiquiatría en la UBA y el CEMIC, y jefe de Docencia e Investigación del Hospital Borda, Corral dice que las respuestas de la ciencia pueden ser insuficientes para aliviar el sufrimiento. Y que la filosofía budista, como otros enfoques espirituales, puede ser una oportunidad para acercarse al otro. “A menudo se identifica a un paciente con una enfermedad determinada, y perdemos de vista la unicidad de la persona y su intersección con el mundo y con el Universo”, precisa.


Cuando, dos meses atrás, tiger Woods hizo el mea culpa por sus aventuras amorosas, apeló a sus raíces budistas. “Parte de esta senda (para el cambio) es el budismo, que mi madre me enseñó a una temprana edad”, manifestó Woods. Y resaltó que el budismo nos enseña que la persecución de las “cosas fuera de nosotros” produce infelicidad y una vana búsqueda de seguridad. Conducta moral, disciplina mental, sabiduría intuitiva, control de los deseos. Parece una receta perfecta para la redención.

Y tal vez sea una receta posible para muchas otras aflicciones. Una de las claves, señala Rovner, es que el budismo rompe con el engaño del yo permanente. “Cuando admitimos que el yo fluye, resulta imposible sentirse atacado: desaparecen los celos, la envidia y el rencor”, afirma. También se esfuma la culpa por los pensamientos que vienen a la cabeza, destaca el abogado Hugo Subiza (32), quien había consultado a Rovner por ataques de pánico que empezaron en el 2000. “Cuando dejé de temer perder aquello que creía permanente, empecé a disfrutar más de las cosas que hago y mejoró la relación con mi pareja, amigos y compañeros de trabajo”, añade Subiza.

Sus impulsores sugieren que la psiquiatría zen o una psicoterapia con mirada budista podría ser particularmente útil en depresiones, trastornos de ansiedad y crisis vitales.
“A menudo alcanza con seis meses de tratamiento”, sostiene Rovner, quien admite que la terapia puede no ser adecuada en pacientes alucinados, agitados o con otras patologías severas. Los detractores o escépticos, del otro lado, recuerdan que todavía no existen investigaciones a gran escala que evalúen la seguridad y eficacia del método, ni el perfil de los pacientes que podrían sacar mejor provecho de la estrategia. Por otra parte, más allá de la filosofía singular del budismo, Worthtington considera que cualquier enfoque espiritual tiene más chance de funcionar cuando el médico tiene empatía, recupera la dimensión humana de la medicina y logra establecer una “alianza terapéutica” con sus pacientes.
Rovner parece pertenecer a esa categoría de terapeuta. Sonríe, escucha, agradece, elogia, aconseja. Y también se permite el humor en su discurso de trascendencia. En la página web donde explica su psicoterapia, Rovner avisa: “Debo advertir que usaré los conceptos más convencionales de ser y realidad, dado que si lo que escribo no existe y tampoco existimos usted y yo, creo que sería un poco arduo continuar”.
Por Matías Loewy
|| Fuente: ( Newsweek)

martes, 11 de mayo de 2010

Implantan la práctica del Yoga en colegios para reducir la violencia


Esta técnica milenaria les permitirá a los estudiantes aprovechar su tiempo libre de forma sana y divertida. La idea es que recobren el equilibrio y la 'calma interna'.


Namasté. Esta es la primera palabra que Lady trae a su mente para contenerse y no pelear con sus compañeros de sexto grado del colegio distrital Atenas, ubicado en la localidad de San Cristóbal.

Es un saludo que transmite paz y amor y esto es lo que se respira en un salón de clases del plantel, todos los miércoles y viernes, cuando Lady practica yoga con otros niños en completa armonía.

Para los más de 30 estudiantes que allí realizan la postura del guerrero, del árbol o del mosquito, es toda una novedad esta disciplina milenaria. Van por la quinta clase y ya comienzan a disfrutar sus beneficios: menos agresión y más concentración.

"Los ejercicios nos ayudan a despejar la mente y a no ser tan violentos. Yo he dejado de ser tan agresivo con mis compañeros", afirma Andrés Felipe, de 13 años.

Jason Andrés y Lady, de 12, dicen que sus conflictos disminuyeron, que son más flexibles, se concentran con mayor facilidad y hasta se sienten 'más pilos'. "Antes yo tenía muchos problemas con mis amigos, y ya no", dice Jason.

Baja agresión

A la institución educativa llegó esta disciplina oriental con el fin de reducir los niveles de violencia entre sus estudiantes y recobrar el equilibrio y la 'calma interna' para vivir en armonía.

Esta cátedra Zen hace parte del componente de manejo saludable y creativo del tiempo libre del programa 'Convivencia y Protección Escolar', de la Secretaría de Educación del Distrito, que contempla, entre otros, teatro, danza, arte, música, Tai Chi, exhibiciones culturales y artes marciales.

Cerca de 500 estudiantes de 10 colegios de las localidades de Chapinero, San Cristóbal, Usme, Tunjuelito, Ciudad Bolívar, Engativá y Rafael Uribe iniciaron talleres de Yoga, Tai Chi y artes marciales.

"Queremos que aprendan, dentro de su tiempo libre, cómo liberarse de la violencia, de la drogadicción. Hemos visto que se han reducido los niveles de agresividad", indica el instructor de yoga de estos jóvenes, Alonso Navarro.

Edgar Sierra, coordinador local para el Programa 'Convivencia y Protección Escolar', en Antonio Nariño y San Cristóbal, explica que las artes alejan a los chicos de las bandas, los 'parches' y la violencia que se vive en las esquinas de los colegios.

"La mayoría son niños que en las tardes están en compañía de la calle, la televisión o los malos vicios. Han recibido este programa con grandes expectativas, aunque quisiéramos que tuviera mayor cobertura", puntualiza Adonai Ospina, docente del plantel.

Seguridad en San Cristóbal

El Observatorio de Seguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá, en un reciente informe, afirma que en el 2009 el homicidio en la localidad de San Cristóbal aumentó en 30 casos. De los 100 homicidios ocurridos, el 60 por ciento de las víctimas tenía entre 20 y 29 años y y el 16 por ciento, entre 15 y 17 años.

Según algunos habitantes de la localidad, el microtráfico es un gran problema de la zona. Los jóvenes -dicen- están expuestos a la venta de droga; andan en grupo, se van a los parques y 'fuman de todo'.

Muchos de los expendedores de alucinógenos se ubican en las afueras de los colegios para vendérselos a los estudiantes y 'capturarlos'.

La alcaldía local afirma que los principales puntos de venta de droga en San Cristóbal -al menos unos 22- están ubicados en los barrios San Pedro, Las Brisas (aquí queda el colegio Atenas),
Guacamayas, Juan Rey y Ramajal.

PD: Los invito a formar parte del Grupo de Facebook Por la incorporación del Yoga y la Meditación en las escuelas

ANDREA LINARES G.
REDACTORA DE EL TIEMPO